2 Samuel 1 - Biblia Septuaginta al Español

David oye de la muerte de Saúl

1. Y aconteció, después de morir Saúl que David volvió, hiriendo a Amalec, y se detuvo David en Siceleg días dos.

2. Y aconteció al día el tercero que he aquí un varón vino del campamento, desde el pueblo de Saúl, y sus vestiduras, desgarradas, y tierra sobre su cabeza; y aconteció, al entrar él a David que cayó sobre tierra y le adoró.

3. Y díjole David: «¿De dónde tu llegas?» Y díjole: «Del campamento de Israel yo he salvado.»

4. Y díjole David: «¿Cuál esta palabra? Anúnciame.» Y dijo que «huyó el pueblo de la guerra; y han caído muchos; y Saúl y Jonatás, su hijo, murieron.»

5. Y dijo David al niñito el que le anunciaba: «¿Cómo sabes que han muerto Saúl y Jonatás, su hijo?»

6. Y dijo el mozo el que le anunciaba: «Con rodeo rodé por el monte, el Gelboé, y he aquí que vi a Saúl clavado que estaba sobre su dardo; y he aquí los carros y los hiparcas(a) pegados estaban con él.

7. Y miró detrás de sí y me vio y me llamó, y dije: «Heme aquí.»

8. Y díjome: «¿Quién eres tú?» Y díjele: «Amalecita yo soy.»

9. Y díjome: «Ponte ya sobre mí y mátame; porque me han cogido tinieblas(b) terribles, mientras tengo mi alma, en mí.»

10. Y púseme sobre él y le maté; pues sabía yo que no vivirá, después de caer él; y tomé la diadema sobre su cabeza y el brazalete el sobre su brazo y los he traído a mi señor acá.»

11. Y asió David sus vestiduras y desgarrólas; y todos los varones los con él desgarraron las vestiduras de ellos.

12. Y plañieron y lloraron y ayunaron hasta la tarde sobre Saúl y sobre Jonatás, su hijo, y sobre el pueblo de Judá y sobre la casa de Israel; porque heridos fueron en espada.

13. Y, dijo David al varón, al que le anunciaba: «¿De dónde eres tú?» Y dijo: «Hijo de varón inquilino amalecita yo soy.»

14. Y díjole David: «¿Cómo no has temido extender tu mano para perder al ungido del Señor?»

15. Y llamó David a uno de sus soldados y dijo: «Acercándote afróntale.» Y percutióle y murió.

16. Y díjole David: «Tu sangre sea sobre tu cabeza porque tu boca respondió, contra ti diciendo que «Yo maté al ungido del Señor.»

David endecha a Saúl y a Jonatán

17. Y plañió David este plañido sobre Saúl y sobre Jonatás, su hijo;

18. y ordenó enseñarlo a los hijos de Judá. Es el canto del arco(c) y escrito está en el «Libro del recto»:

19. «Pásmate, Israel(d) , sobre los muertos, sobre tus alturas heridos: ¡cómo cayeron los poderosos!

20. No lo anunciéis en Get, y no lo pregonéis en las plazas de Ascalón; no sea que se regocijen las hijas de los filisteos, no sea que se alborocen las hijas de los incircuncisos.

21. Montes, los de Gelboé, no descienda sobre vosotros el rocío y la lluvia; ¡ni campos de primicias!(e) porque allí ultrajado fue el broquel de poderosos; el escudo de Saúl, cual si ungido no fuese con el óleo.

22. De sangre de heridos y de grosura de poderosos el arco de Jonatás no retrocedió vacío; y la espada de Saúl no se desvió vacía.

23. Saúl y Jonatás, los amados y floridos, no separados entre sí, esbeltos en su vida; y en su muerte separados no fueron entre sí; sobre águilas ligeros; y sobre leones envalentáronse.

24. Hijas de Israel, sobre Saúl llorad, el que os vestía de púrpura con ornato vestro, e que ponía ornato de oro sobre vestras vestiduras.

25. ¡Cómo cayeron poderosos en medio de la guerra! ¡Jonatás sobre tus alturas! —heridos!...

26. Duélome sobre ti hermano mío Jonatás, florecísteme sobremanera; maravillóme tu amor sobre amor de mujeres(f)

27. ¡Como cayeron poderosos y perecieron armas guerreras!»