La Parabola del Sembrador y Las Espinas

La Parabola del Sembrador y Las Espinas "La parte que cayó entre espinos son los que oyen, pero, con el correr del tiempo, los ahogan las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida, y no maduran." Lucas 8:14 (NVI) La parábola del se...


Abdías 1 - Biblia Septuaginta al Español

La humillación de Edom

1. Visión de Abdías. Esto dice el Señor Dios a la Idumea: «Oída, he oído del Señor, y un mensaje a las gentes he enviado: «Levantaos, y levantémonos sobre ella en guerra.

2. He aquí poquísimo te he dado(a) en las gentes; deshonrado tú eres sobremodo;

3. soberbia de tu corazón te levantó habitando en las hendeduras de las peñas; exaltando su morada, diciendo en su corazón: «¿Quién me despeñará sobre la tierra?»

4. Si te alzares, cual águila; y si en medio de los astros pusieres tu nido, de allí te despeñaré, dice el Señor.

5. Si ladrones hubieran entrado a ti o bandoleros de noche, ¿adónde fueras arrojada? ¿No robaran lo bastante a ellos? Y si vendimiadores entraran a ti ¿no hubieran dejado racima?

6. ¡Cómo ha sido escudriñado Esaú y cogido lo oculto de él!

7. Hasta los confines te despidieron(b) ; todos los varones de tu testamento levantáronse contra ti; pudieron contra ti varones pacíficos tuyos; pusieron asechanzas debajo de ti; no tienen entendimiento.

8. En aquel día, dice el Señor, perderé los sabios de la Idumea, y el entendimiento del monte de Esaú;

9. y se amedrentarán tus combatientes, los de Temán; para que sea quitado el hombre del monte de Esaú;

10. por el degüello, y la impiedad de tu hermano Jacob, te cubrirá vergüenza, y serás quitado hasta el siglo.

11. Desde el día que resististe en contra, en días de los que cautivaban, filisteos la fuerza de él, y extranjeros entraron en las puertas de él, y sobre Jerusalén echaron suertes, también eras, como uno de ellos.

12. Y no despreciarás(c) el día de tu hermano, en día de extranjeros, y no te alegrarás por los hijos de Judá, en día de la perdición de ellos; y no te jactarás en día de tribulación;

13. y no entrarás en las puertas de los pueblos en día de trabajos de ellos; ni despreciarás tampoco tú su congregación, en día de su perdición;

14. ni te pondrás sobre sus salidas, para exterminar a los que salvaren de ellos; ni encerrarás a los fugitivos de él, en día de tribulación;

La exaltación de Israel

15. por esto: porque cerca esta el día del Señor sobre todas las gentes. Del modo que has hecho, así te irá: tu retribución se retribuirá a tu cabeza;

16. Puesto que del modo que bebiste(d) sobre el monte, el santo mío, beberán, y bajarán y serán como si no fuesen.

17. Y en el monte de Sión, habrá salvación y será santo; y poseerán la casa de Jacob a los que habían poseído.

18. Y será la casa de Jacob fuego, y la casa de José llama; y la casa de Esaú en paja; y se inflamarán contra ellos, y los devorarán; y no habrá triguero para la casa de Esaú, por cuanto el Señor ha hablado.

19. Y poseerán los del mediodía el monte de Esaú; y los del llano a los filisteos; y poseerán el monte de Efraín y la llanura de Samaria, y a Benjamín y la Galaadítide.

20. Y de la transmigración(e) , éste es el comienzo para los hijos de Israel, tierra de los cananeos, hasta Sarepta; y la transmigración de Jerusalén, hasta Efrata; poseerán las ciudades del mediodía.

21. Y subirán los salvos, de monte de Sión, a castigar el monte de Esaú; y será del Señor el reino.