¿Cristiano, Estás honrando a Dios?

¿Cristiano, Estás honrando a Diosí "SI, PUES, YO SOY PADRE, ¿DÓNDE ESTÁ MI HONRA?..." (Malaquías 1:6b) Cuando los israelitas preguntaron a Dios: "¿En qué hemos menospreciado tu Nombre?"(Malaquías 1:6b), Él les contestó por medio de Malaquías: ...


Ester 1 - Biblia Septuaginta al Español

La reina Vasti desafía a Asuero

1. El año segundo del reinado de Artajerjes(a) el gran rey, el primero de Nisán, tuvo un sueño Mardoqueo, hijo de Jairo, de Semeías, de Quisayo, de la tribu de Benjamín, hombre judío, que habitaba en Susa, la ciudad, hombre grande, sirviendo en la corte del rey. Mas era de la cautividad que cautivó Nabucodonosor rey de Babilonia, de Jerusalén, con Jeconías, el rey de la Judea. Y éste su sueño: Y he aquí voces y tumulto y truenos y temblor y conturbación sobre la tierra; y he aquí dos dragones grandes, prontos adelantáronse ambos a luchar. Y se hizo de ellos voz grande, y a la voz de ellos aprontóse toda la gente a la guerra, para guerrear contra la nación de los justos. Y he aquí día de tinieblas y calígine; tribulación y angustia, aflicción y conturbación grande sobre la tierra y conturbóse toda la gente justa, temerosos de los propios males; y se aprontaron a perecer; y clamaron a Dios. Y, al clamor de ellos, nació, al modo que, de una pequeña fuente se convierte en un río grande, con mucha agua; y luz y sol salió, y los humildes fueron exaltados, y devoraron a los gloriosos. Y, despertando Mardoqueo, el que había visto este sueño, y qué Dios había determinado hacer, teníalo en el corazón y a toda costa quería conocerlo, hasta la noche. Y reposó Mardoqueo en la corte, con Gabatá y Tarsa, los dos eunucos del rey, los que custodiaban la corte, y oyó sus consideraciones; y sus proyectos escudriñó; y supo que preparan sus manos para apoderarse de Artajerjes el rey. E informó al rey acerca de ellos; y examinó el rey a los dos eunucos, y, confesando, fueron ajusticiados. Y escribió el rey estas palabras para memorial; y Mardoqueo escribió acerca de estas palabras; y ordenó el rey a Mardoqueo servir en la corte y diole dádivas por esto. Y era Amán de Amadatí, Bugeo, de gran crédito ante la faz del rey, y buscaba cómo hacer mal a Mardoqueo y a su pueblo, por la denuncia de los dos eunucos del rey. Y aconteció después de estas palabras, que en los días de Artajerjes, este Artajerjes, dominó desde la India, a ciento veintisiete regiones.

2. En los mismos días, cuando se entronizó el rey Artajerjes en Susa, la ciudad,

3. en el tercer año, reinando él, hizo un festín a los amigos y demás gentes, y a los persas y medos gloriosos, y a los príncipes de los sátrapas.

4. Y, después de esto, él hizo muestras de las espléndidas riquezas de su reino, y de la gloria del regocijo de sus riquezas durante días ciento ochenta.

5. Pero, cuando se cumplieron los días de las bodas, hizo el rey un convite a las gentes halladas en la ciudad, por días seis, en el aula de la casa del rey,

6. adornada de bisos y cárbasos(b) , tendidos en cuerdas bísinas y purpurinas, en dados áureos y argénteos, en columnas marmóreas y lapídeas; con lechos áureos y argénteos sobre pavimento de esmeraldina piedra y pínino(c) ; y paria piedra; y estrados diáfanos, variadamente entretejidos de flores, y en contorno rosas esparcidas.

7. Tazas áureas y argénteas, y carbunclosa ánfora, antepuesta, de talentos treinta mil; vino mucho y dulce, que el mismo rey bebía.

8. Y este convite, no según antepuesta la ley se hizo; que así quiso el rey; y ordenó a los ecónomos hacer la voluntad de él y de los hombres.

9. Y Astín, la reina hizo un convite a las mujeres en el palacio del rey Artajerjes.

10. Y en el día, el séptimo, habiéndose alegrado el rey, dijo a Amán y Bazán, y Tarra y Barazí, y Zatoltá y Abatazá y Tarabá, los siete eunucos, los servidores del rey Artajerjes, que

11. introdujeran a la reina a él, para enreyecerla y ceñirle la diadema y mostrar a los príncipes, y a las gentes la hermosura de ella; pues hermosa era.

12. Y no le escuchó la reina, para venir con los eunucos; y entristecióse el rey y se encolerizó;

13. Y, dijo el rey a sus amigos: «Según esto ha hablado Astín; haced, pues, acerca de esto una ley y juicio».

14. Y acercáronse a él Arquesayo, y Sarsatayo y Malisear, los príncipes de persas y medos, los cerca del rey, los primeros que se sientan cerca de él,

15. y le anunciaron según las leyes como se debe hacer a Astín, la reina, porque no hizo lo por el rey fue ordenado por medio de los eunucos.

16. Y dijo Mucayo al rey y los príncipes: «No al rey sólo ha agraviado Astín, la reina, sino también a todos los príncipes y capitanes del rey.

17. Puesto que se les han referido(d) las palabras de la reina, y cómo contradijo al rey. Así, pues, como contradijo al rey Artajerjes;

18. así hoy las soberanas, las demás, de los príncipes de persas y medos, oyendo al rey dicho por ella, se atreverán igualmente a menospreciar a sus maridos.

19. Si, por tanto, parece al rey, fíjese un decreto real y escríbase según las leyes de los medos y persas, y para que de otra manera no se haga; ni entre ya la reina a él y el reino de ella dé el rey a mujer mejor que ella.

20. Y óigase la ley del rey, la que hiciere en su reino; y así todas las mujeres tributarán honra a sus maridos, de mendigo a rico».

21. Y plugo la palabra al rey y a los príncipes; e hizo el rey según habló Mucayo.

22. Y envió por todo el reino, lugar por lugar, según el dicho de ellos, para que hubiese temor a ellos en sus casas.