Devocional Diario Cristiano – El Remolino del Maelström

A lo largo de las costas de Noruega, cerca de las islas Lofoten, se halla un brazo de mar muy peligroso a causa de las corrientes remolinantes: el Maelström. Cosa extraña, cuando hace buen tiempo, el lugar es más peligroso. ¡Cuántos barcos, engañados por el aspecto inofensivo del lugar y descuidando las advertencias indicadas en los libros de navegación, se han acercado imprudentemente al torbellino y han zozobrado!


Ezequiel 1 - Biblia Septuaginta al Español

La visión de la gloria divina

1. Y aconteció en el trigésimo año(a) , el cuarto mes, el quinto del mes, y yo estaba en medio de la cautividad, sobre el río el Cobar; y abriéronse los cielos, y vi visiones de Dios.

2. El quinto del mes, éste el año el quinto de la cautividad del rey Joaquín;

3. y fue hecha palabra del Señor a Ezequiel, hijo de Buzí, al sacerdote, en tierra de caldeos, sobre el río el Cobar. Y fue hecha sobre mí la mano del Señor;

4. y vi, y he aquí, ráfaga arrebatadora vino del septentrión y nube grande en ella, y esplendor en torno de ella y fuego relampagueante, y en medio de él, como visión de electro, en medio del fuego, y esplendor en él.

5. Y en el medio, como semejanza de cuatro vivientes, y ésta la visión de ellos: semejanza de hombre en ellos.

6. Y de cuatro faces el uno, y de cuatro alas el uno;

7. y las piernas de ellos, rectas, y aladas las plantas de ellos, y centellas, como relampagueante bronce; y ligeras sus alas;

8. y mano de hombre, por debajo de sus alas, en sus cuatro partes;

9. y las faces de ellos, los cuatro, no se volvían, al andar ellos; cada uno ante su faz andaban.

10. Y semejanza de sus faces: faz de hombre, y faz de león, a diestra, de los cuatro; y faz de becerro, a siniestra, de los cuatro; y faz de águila de los cuatro;

11. y las alas de ellos extendidas por sobre los cuatro; de cada uno dos, unidas entre sí; y dos cubrían por arriba los cuerpos de ellos(b) .

12. Y cada uno ante su faz andaba; por donde estaba la ráfaga andando, andaban, y no se volvían.

13. Y en medio de los vivientes, una visión, como carbones de fuego ardientes, como vista de lámparas discurriendo por en medio de los vivientes, y esplendor del fuego; y del fuego brotaba relámpago.

14. Y los vivientes corrían y volvían, cual figura de relámpago.

15. Y vi, y he aquí rueda una sobre la tierra junto a los vivientes los cuatro.

16. Y la figura de las ruedas como figura de mar, y semejanza una de las cuatro, y la labor de ellas era cual si fuese rueda en rueda;

17. sobre sus cuatro partes andaban; no se volvían en su andar,

18. ni sus curvaturas; y altura tenían(c) ; y lo vi, y las curvaturas de ellas, llenas de ojos(d) en torno de las cuatro.

19. Y al andar los vivientes, andaban las ruedas a par de ellos; y al levantarse los vivientes de la tierra, levantábanse las ruedas.

20. Donde estaba la nube, allí la ráfaga del ir: iban las ruedas y levantábanse con ellos(e) , por esto: porque ráfaga de vida, en las ruedas.

21. Yendo ellos, iban y parando ellos, paraban; y levantándose de la tierra, levantábanse con ellos; pues ráfaga de vida había en las ruedas.

22. Y semejanza sobre la cabeza de los mismos vivientes; así como firmamento, como visión de cristal extendido sobre las alas de ellos por arriba;

23. y debajo del firmamento, las alas de ellos extendidas, aleteando otra(f) a la otra (a cada uno dos cubriendo el cuerpo de ellos)(g) .

24. Y oía yo la voz de sus alas, al andar ellos, como voz de agua mucha (como voz del Potente; al ir de ellos, voz de palabra, como voz de ejército), y, al parar ellos, reposaban sus alas.

25. Y he aquí, voz de arriba del firmamento que había sobre la cabeza de ellos (al pararse ellos, detenían sus alas);

26. (y por sobre el firmamento, el sobre la cabeza de ellos) como visión de piedra zafiro, semejanza de trono en él, y sobre la semejanza del trono, semejanza como figura de hombre(h) .

27. Y vi como vista de electro (como visión de fuego por dentro de él en contorno, y), desde la visión del lomo, y hasta arriba; y desde la visión del lomo, y hasta abajo, vi visión de fuego, y el esplendor de él, en contorno.

28. Como visión de arco, cuando estuviere en la nube, en días de lluvia; así la puesta del esplendor en contorno. Ezequiel