Devocional Diario a la Igualdad

Un Devocional Diario a la Igualdad "¿Quién enferma y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar y yo no me indigno?" 2 Corintios 11:29 (RVR) La enfermedad nos iguala a todos. No distingue por sexo, clases sociales, bolsillo, edad, educación, jer...


Hechos 1 - Biblia Septuaginta al Español

La promesa del Espíritu Santo

1. La primera narración(a) , ciertamente he hecho acerca de todo, oh Teófilo, lo que empezó Jesús y a hacer y a enseñar,

2. hasta el día que, preceptuando a los apóstoles, por el Espíritu Santo (a los que eligió) fue asumido.

3. A los cuales también presentóse vivo, después de padecer él, en muchos documentos, por días cuarenta, apareciéndoles y hablando lo del reino de Dios.

4. Y, reunido con ellos, significóles de Jerusalén no retirarse, sino aguardar a la promesa del Padre, «que habéis oído de mí;

5. porque Juan ciertamente bautizó con agua; pero vosotros en Espíritu Santo seréis bautizados, no después de muchos estos(b) días».

La ascensión

6. Aquéllos congregados, pues, preguntáronle diciendo: «Señor, ¿si en este tiempo restituyes el reino a Israel?»

7. Dijo, pues, a ellos: «No de vosotros es conocer tiempos o momentos que el Padre ha puesto en su propia potestad;

8. empero recibiréis fuerza, viniendo el Santo Espíritu sobre vosotros; y seréis mis testigos, y en Jerusalén, y en toda la Judea, y Samaria y hasta lo último de la tierra».

9. Y, esto diciendo, ellos mirando, alzóse, y nube por debajo tomóle de los ojos de ellos.

10. Y, como atisbando estaban al cielo, habiéndose ido él; —y he aquí hombres dos detuviéronse a par de ellos en vestiduras esplendorosas;

11. los que también dijeron: «Hombres galileos ¿qué estáis parados mirando al cielo? Este Jesús, el asumido de vosotros al cielo, así vendrá del modo que le habéis visto irse al cielo».

Elección del sucesor de Judas

12. Entonces regresaron a Jerusalén del monte llamado de Olivar; que está cerca de Jerusalén, de sábado teniendo camino(c) .

13. Y cuando entraron(d) , subieron a los altos(e) ; donde estaban morando: y Pedro, y Juan, y Santiago, y Andrés; Felipe, y Tomás; Bartolomé y Mateo; Santiago, de Alfeo, y Simón, el Celador(f) y Judas, de Santiago.

14. Estos todos estaban perseverando unánimemente en la oración, con las mujeres; y María, la madre de Jesús, y con los hermanos de él.

15. Y en estos días, levantándose Pedro en medio de los hermanos dijo (y era la turba de los nombres(g) en lo mismo(h) como ciento veinte):

16. «Varones hermanos, debía cumplirse la Escritura, que predijo el Espíritu, el Santo (por boca de David), acerca de Judas;

17. porque contado era en nosotros, y tocó la suerte de este ministerio.

18. Este ciertamente, pues, adquirió un campo de pago de iniquidad, y yéndose de bruces(i) , crujió por medio y derramáronse todas sus entrañas;

19. y notorio hízose a todos los habitantes de Jerusalén; y así fue llamado aquel campo en la propia habla de ellos: Hakeldamách; esto es: «Campo de sangre».

20. Pues escrito está en libro de Salmos: 69,26 Hágase la alquería de él desierta, y no haya quien habite en ella, 109,8 y: La atalaya de él tome otro.

21. Necesario es, pues, que, de los con nosotros venidos(j) varones, en todo tiempo que entró y salió entre nosotros el Señor Jesús;

22. empezando del bautismo de Juan hasta el día que fue asumido de nosotros —testigo de su resurrección con nosotros se haga uno de éstos».

23. Y pusieron a dos: a José, el llamado Bersabás, que fue sobreapellidado Justo, y a Matías.

24. Y orando dijeron: «Tú, Señor, cordi —conocedor de todos, declara a quién has elegido de estos dos: uno,

25. para tomar el sitio de este ministerio y apostolado, del que se descaminó Judas para irse al lugar, al propio».

26. Y dieron suertes a ellos, y cayó la suerte sobre Matías, y electo contado fue con los once apóstoles.