Devocional Diario – ¿Estoy Aquí Para que?

Devocional Diario - ¿Estoy Aquí Para que? "cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece" (Santiago 4:14). Una señora ya bien de edad nos rela...


Proverbios 1 - Biblia Septuaginta al Español

Motivo de los proverbios

1. Proverbios de Salomón, hijo de David que reinó en Israel;

2. para conocer sabiduría y disciplina(a) ;

3. para entender palabras de prudencia, y recibir agudezas de palabras, y entender justicia verdadera, y juicio enderezar;

4. para que dé a inocentes astucia, y a niño nuevo el sentir y el pensar.

5. Pues, oyendo esto el sabio, más sabio será; y el inteligente, gobierno logrará;

6. y entenderá parábola y obscura palabra y dichos de sabios y enigmas.

7. Principio de sabiduría, temor de Dios; y entendimiento bueno a todos los que la hacen; y piedad para con Dios, principio del sentir; pero sabiduría y disciplina los impíos menosprecian.

Amonestaciones de la Sabiduría

8. Oye, hijo, la enseñanza de tu padre; y no deseches las leyes de tu madre;

9. pues corona de gracias recibirás en tu cabeza, y collar áureo en torno de tu cerviz.

10. Hijo, no te seduzcan varones impíos ni quieras(b) ,

11. si te invitaren, diciendo: «Ven con nosotros; participa de sangre(c) , y ocultemos en tierra varón justo injustamente;

12. devorémosle como el infierno, viviente y quitemos su memoria de la tierra;

13. sus haberes preciosísimos cojamos y llenemos nuestras casas de despojos;

14. y tu suerte echa en nosotros y común manto poseamos todos; y bolsa una tengamos».

15. No andes en camino con ellos, y desvía tu pie de sus sendas;

16. que sus pies al mal corren, y veloces son para derramar sangre;

17. pues ¿no inicuamente(d) se tienden redes a los volátiles?

18. Pues ellos mismos, los del homicidio partícipes, atesoran para sí males, y la ruina de varones inicuos es mala.

19. Estas las vías son de todos los que consuman las cosas inicuas; pues por la impiedad el alma propia se arrebatan.

20. La sabiduría(e) en las plazas es celebrada; y en las vías libertad usa;

21. y en altísimos muros pregona; y en puertas de potentados asiste, y en puertas de ciudad, confiada dice:

22. «Cuanto tiempo inocentes adhieran a la justicia, no serán confundidos; pero los insensatos, de la violencia siendo codiciadores, impíos haciéndose, han odiado la discreción,

23. y reos se han hecho de oprobios. He aquí os proferiré de mi aliento el decir; y os enseñaré mi palabra.

24. Porque llamaba yo, y no obedecisteis, y extendía mis palabras, y no atendíais;

25. sino que nulos hacíais mis consejos; y a mis increpaciones desobedecisteis;

26. por lo tanto, yo también de vuestra perdición reiré: y me regocijaré, cuando os viniere ruina;

27. y al llegaros de repente tumulto, y la catástrofe, semejante a tormenta, se presente; y cuando os viniere tribulación y asedio; o cuando os viniere ruina.

28. Pues será, cuando me invocareis, yo tampoco os escucharé; me buscarán malos, y no me hallarán.

29. Que han odiado a la sabiduría y la palabra del Señor no acogieron;

30. ni querían a los consejos atender míos; y escarnecían mis increpaciones.

31. Por lo tanto, comerán de su camino los frutos, y de su impiedad se hartarán;

32. por cuanto agraviaron a párvulos, serán muertos; y la inquisición a los impíos perderá.

33. Mas el que me oyere, se empabellonará en esperanza, y reposará, descuidado de todo temor.