AMAR ES PARECERSE A DIOS

“La violencia no puede ser en efecto un instrumento del amor, así como tampoco la indiferencia. El amor, no debe tener miedo. No son las grandes teorías las que salvan el mundo, sino más bien, el coraje hacia los vecinos, la humildad de seguir la voz del corazón, que es la voz de Dios”.


Rut 1 - Biblia Septuaginta al Español

1. Y aconteció, al juzgar Los Jueces, acontecer hambre en la tierra, y fue un varón de Belén de Judá a peregrinar en campo de Moab, él y su mujer y sus dos hijos.

2. Y nombre del varón: Elimelec; y nombre de su mujer: Noemí; y nombre de sus dos hijos: Mahalón y Quelión, efrateos de Belén de Judá; y vinieron al campo de Moab, y estuvieron allí.

3. Y murió Elimelec, el marido de Noemí, y quedó ella y sus dos hijos.

4. Y tomáronse mujeres moabitas; nombre de una: Orfa, y nombre de la segunda: Rut; y habitaron allí como diez años.

5. Y murieron también ambos: Mahalón y Quelión; y quedó la mujer de su marido y de sus dos hijos.

6. Y levantóse ella misma y sus dos nueras y volvieron de campo de Moab; porque oyeron en el campo de Moab, que había visitado el Señor a su pueblo, dándoles panes.

7. Y salió del lugar donde estaba allí, y sus dos nueras con ella; e iban por el camino para volver a la tierra de Judá,

8. y dijo Noemí a sus dos nueras: «Id ahora, volved cada una a casa de su madre; haga el Señor con vosotras misericordia; según que habéis hecho con los muertos y conmigo,

9. el Señor os dé que halléis reposo cada una en casa de su marido.» Y besólas mucho, y alzaron su voz y lloraron.

10. Y dijéronle: «Contigo volvemos a tu pueblo.»

11. Y dijo Noemí: «Volvéos ya hijas mías, y ¿a qué vais conmigo? Por ventura ¿todavía tengo hijos en mi vientre, y os serán dados como maridos?

12. Volvéos ya, hijas mías, pues que he envejecido; para no ser de varón. Porque dije: «Porque hay en mí un fundamento, de ser yo de varón, y parir hijos(a) ,

13. ¿acaso los aguardaréis hasta que crezcan? ¿o por ellos os detendréis a no ser de varón? No, hijas mías, no; que amargada estoy muy mucho sobre vosotras; que ha salido en mí la mano del Señor.»

14. Y alzaron su voz, y siguieron llorando; y mucho besó Orfa a su suegra; y volvió a su pueblo; pero Rut acompañóla.

15. Y dijo Noemí a Rut: «He aquí se ha vuelto tu connuera a su pueblo y a sus dioses, vuélvete ahora también tú en pos de tu connuera.»

16. Mas dijo Rut: «No me ocurra abandonarte o apartarme de en pos de ti; que, tú a don de fueres iré y donde te albergares, me albergaré: tu pueblo, mi pueblo, y tu Dios, mi Dios.

17. Y donde murieres, moriré, y allí seré sepultada: esto hágame el Señor y esto sígame haciendo: que la muerte(b) se parará en medio de mí y de ti.»

18. Y», viendo Noemí que estaba firme ella en ir con ella, cesó de seguir hablando.

19. Y fueron ambas hasta llegar a Belén; y aconteció, viniendo ellas a Belén que resonó toda la ciudad sobre ella, y dijeron: «¿Si ésta es Noemí?»

20. Y ella las dijo: «No me llaméis ya Noemí(c) ; llamádme Amarga(d) , pues se ha amargado en mí el Omnipotente sobremanera.

21. Yo llena partí, y vacía me ha vuelto el Señor; y ¿a qué me llamáis Noemí, si el Señor me ha humillado y el Omnipotente afligídome?»

22. Y volvió Noemí y Rut, la moabita, la nuera suya, volviendo de campo de Moab; y éstas llegaron a Belén al comienzo de la siega de cebada.