Devocional Diario – Libre

Devocionales Cristianos - Libre "Pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para librarte, afirma el Señor." Jeremías 1:19 Jeremías no la tenia fácil. Era un hombre joven en una sociedad que ponderaba las canas y respe...


Zacarías 1 - Biblia Septuaginta al Español

Llamamiento a volver a Jehová

1. En el octavo mes del año segundo, bajo Darío, fue hecha palabra del Señor a Zacarías, el de Baraquías, hijo de Adó, el profeta, diciendo:

2. «Se ha airado el Señor contra vuestros padres con ira grande;

3. y les dirás: «Esto dice el Señor Omnipotente: «Convertíos a mí, dice el Señor de los ejércitos, y me convertiré a vos, dice el Señor de los ejércitos.

4. Y no os hagáis tal como vuestros padres, a quienes les reconvinieron los profetas antes, diciendo: «Esto dice el Señor Omnipotente: «Apartaos de vuestros caminos los malos y de vuestros designios los malos»; y no escucharon, y no atendieron a escucharme, dice el Señor.

5. Vuestros padres ¿dónde están? y los profetas ¿acaso por el siglo vivirán?

6. Empero mis palabras, y mis leyes recibid, cuantas yo mando, en mi espíritu, a mis siervos los profetas; los que cogieron(a) a vuestros padres. Y respondieron y dijeron: «Tal como ha(b) dispuesto el Señor Omnipotente hacernos según nuestros designios, así nos ha hecho.»

La visión de los caballos

7. El veinticuatro, el undécimo mes; éste es el mes sabat, en el segundo año, bajo Darío, fue hecha palabra del Señor a Zacarías, el de Baraquías, hijo de Adó, el profeta, diciendo:

8. «He visto anoche, y he aquí un varón montado en bridón rojo, y ése estaba en medio de los montes umbríos(c) ; y detrás de él, bridones rojos, y grises y manchados y blancos.

9. Y dije: «¿Qué son ésos, señor?» Y díjome el ángel que hablaba en mí(d) ; «Yo te mostraré qué es esto.»

10. Y respondió el varón, el parado en medio de los montes, y me dijo: «Estos son los que ha enviado el Señor a recorrer la tierra.»

11. Y respondieron al ángel del Señor, el parado entre los montes y dijeron: «Hemos recorrido toda la tierra, y he aquí toda la tierra(e) es habitada y reposa.»

12. Y respondió el ángel del Señor y dijo: «Señor Todopoderoso ¿hasta cuándo no te apiadarás, no, de Jerusalén y las ciudades de Judá las que has menospreciado, éste, el septuagésimo año?»

13. Y respondió Señor Todopoderoso al ángel que hablaba en mí palabras hermosas y razones consoladoras

14. Y díjome el ángel que hablaba en mí: «Vocea, diciendo: «Esto dice el Señor Todopoderoso: «He celado a Jerusalén y a Sión con celo grande;

15. y con ira grande yo me aíro contra las gentes, las sobreimpuestas; por cuanto yo me airé poco(f) ; ellos empero, se sobreimpusieron para mal».

16. Por esto, esto dice el Señor: «Me convertiré a Jerusalén en conmiseración; y mi casa se reedificará en ella, dice el Señor Todopoderoso, y medida se extenderá sobre Jerusalén todavía.»

17. Y díjome el ángel, el que hablaba en mí»: Vocea diciendo: «Esto dice el Señor Todopoderoso: «Aún serán inundadas las ciudades de bienes; y se apiadará el Señor aún de Sión, y elegirá a Jerusalén».

Visión de los cuernos y los carpinteros

18. Y alcé mis ojos y vi, y he aquí cuatro cuernos.

19. Y dije al ángel que hablaba en mí: «¿Qué son éstos, señor?» Y díjome: «Estos, los cuernos(g) los que han dispersado a Judá, y a Israel y a Jerusalén.»

20. Y mostróme el Señor cuatro herreros;

21. y dije: «¿Qué éstos vienen a hacer?» Y dijo: «Estos cuernos los que han dispersado a Judá, y a Israel y Jerusalén han quebrantado; y nadie de ellos ha levantado cabeza; y han salido éstos a aguzarlos(h) , en sus manos, los cuatro cuernos: las gentes que alzaron cuerno sobre la tierra del Señor, para dispersarla.»