Curso para Ujieres – Detalles prácticos para formar un cuerpo de ...

El ujier que sinceramente sonríe le está diciendo al visitante o miembro de la iglesia: “me siento muy feliz. ¿Lo está usted?” De la misma forma, un saludo de mano amistoso y una palabra de bienvenida alegra el corazón de la persona. Así como el campesino prepara la tierra para sembrar, el ujier prepara el ambiente propicio que motiva una experiencia genuina de adoración. El ujier es un obrero de Dios, un colaborador del pastor y de la congregación.

Árticulos Nuevos

Mantente Centrado En Las Cosas De Dios

Mantente Centrado En Las Cosas De Dios "...LOS QUE HEMOS LLEGADO A LA MADUREZ EN LA FE ESTEMOS DE ACUERDO EN ESTAS COSAS..." (Filipenses 3:15) Eres efectivo cuando eres selectivo, pero es muy humano despistarse. Somos como giroscopios, dando vuelta...