El Devocional Diario – El Perdón – Devocionales Cristianos

Benjamín, un creyente que vivía en Sudáfrica, no cesaba de decir: –No debemos odiar a nadie, porque Jesús nos ama a todos. Entonces recibía esta respuesta: –Tú que eres negro, ¿quieres que amemos también a los blancos? Una noche su auto fue detenido y él fue matado a golpes. Sus asesinos tomaron su Biblia y la empaparon con su sangre. Su hijo de doce años logró escapar de esa horrible masacre.

Devocional Cristiano – Puertas cerradas y puertas abiertas

Cierto día Lexa, una cristiana que trabajaba como asistenta social, volvió muy tarde a su casa. Como halló la puerta cerrada llamó, pero nadie la oyó. Entonces se marchó a casa de una amiga, pero fue imposible despertarla. Probó luego en otros lugares, pero sin éxito alguno.

El Devocional Cristiano – “Yo soy el camino, y la verdad, y la vi...

Esta declaración de Jesús no se presta a ningún equívoco. Es clara, corta y contundente. Pero también es profunda e ineludible. En efecto, Jesús no vino a mostrar un posible camino hacia Dios; él mismo es el camino para ir al Padre. Jesucristo no ofrece una posibilidad de salvación entre otras igualmente válidas, sino que se presenta como el único Salvador. ¿Es el Salvador del lector?

La sangre de Cristo: necesaria, suficiente

En la cruz del Calvario, los hombres dieron muerte al hombre perfecto, a Jesús, el Hijo de Dios. Si la sangre de Abel clamaba venganza, ¿qué terrible juicio reclamará la sangre de Jesús? Pues bien, desengáñese, porque Jesús oró: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

Devocionales Cortos – Quiero Estar Junto A Mi Padre

Oí hablar de un padre que necesitó se quedar lejos de casa más o menos siete meses. Cuando regresó, reunió su familia y fue dar un paseo en un Shopping Center. En un determinado momento, entregó una cuantía en dinero para su hija pequeña y le dijo: "Hija, tome éste dinero y vaya a comprar cualquier cosa que usted anhela". La niña. con lágrima en los ojos, agarró bien firme la mano de su padre. "¿Qué hubo, querida?" preguntó el padre con ternura. "Yo no quiero dinero, papá", dijo ella, "yo quiero quedar me junto con usted.

Árticulos Nuevos

Myles Munroe – Entendiendo Tu potencial Parte IV

Claves para la plenitud de tu potencial   La mayoría de las personas no somos afectas a leer los manuales de fabricantes y manufactureros, en cuyas paginas encontramos características, recomendaciones, condiciones para las garantías, etc. Existe ...