Reflexiones Cristianas – Rodeado pero no vencido

Sabremos si nuestra actitud está en el carril apropiado cuando seamos como el modesto hombre de negocios cuya tienda de ropa estaba amenazada con desaparecer. La tienda de una cadena nacional se había instalado allí y había adquirido todas las propiedades de su manzana. Este hombre muy particular se rehusó a vender. «Muy bien, entonces construiremos a su alrededor y lo sacaremos del negocio», le dijeron los competidores.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – Una Única Casa

Un hombre estuvo separado en una isla deserta del Pacífico por varios años. Finalmente, cierto día, avistó un navío navegando próximo al local donde estaba e,freneticamente gesticuló para llamar la atención de alguien en la embarcación. Un pequeño barco vino hasta a la isla y un marinero se aproximó de él, saludándolo. Después de una pequeña conversa, el marinero preguntó al hombre: "¿que son aquéllas tres cabañas allí adelante?" "Bien, aquélla es mi casa". "¿Y aquélla otra, próximo a la casa?" prosiguió el marinero. "Yo construí aquella cabaña para ser mi iglesia".

Reflexiones Cristianas – Horno que no Cocina

Reflexiones Cristianas - Horno que no Cocina Voltaire cierta vez describió al hombre como un horno que se está calentando, siempre calentando, pero nunca cocina nada. Al comentar este punto de vista, Harold Blake Walter señala...

Reflexiones Cristianas – Felicidad A Nuestro Alcance

Felicidad A Nuestro Alcance "Porque sacia al alma menesterosa, Y llena de bien al alma hambrienta" (Salmos 107:9). "Acepte los límites del potencial de la personalidad con que Dios le dotó. . . . Dios no está interesado en el éxito medido por competición. Dios está preocupado en que el hombre desarrolle su potencial pleno en su vida." (Problemas Emocionáles y la Biblia -- Dr. George Muedeking)

Devocionales Diarios Cristianos – El Camino a Casa

Aun el gorrión halla casa, y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos, cerca de tus altares… Rey mío, y Dios mío. Bienaventurados los que habitan en tu casa; perpetuamente te alabarán.Salmo 84:3-4. Devocionales...

Nuevos Estudios