El Matrimonio Cristiano – La Practica del Amor en los Matrimonios Cristianos

I. Las bases para poder amar al otro A. Según Santiago 2:8, ¿cuál es la ley real? ¿Está bien amarse uno a sí mismo? (Ver Mateo 22:35-40) ¿Por qué no es posible amar al otro si no nos amamos a nosotros mismos? ¿Cuál es la base de poder amarnos a nosotros mismos? 1 Juan 4:10,19

Liderazgo Cristiano – LIMITANDO A LOS LADRONES DEL TIEMPO

Hoy me crucé con una ilustración práctica de liderazgo que quiero compartir con usted. Cuando me levanté por la mañana, me sentía lleno de ambición porque no tenía ningún trabajo urgente que hacer, entonces podía invertir la mayor parte de mi tiempo haciendo cosas que me permitirían adelantarme. Pero desde que comenzó el día me llegaron una tras otras distintas cosas de diferentes áreas del ministerio. A medida que el día avanzaba me di cuenta que cada distracción era como un enemigo tratando de apartarme de las cosas más importantes que tenía que hacer durante el día. Creo que como líderes, una de las disciplinas más importantes que debemos tener es la disciplina de poder decir “no” a las distracciones que enfrentamos día a día, e identificar nuestras prioridades.

Matrimonio Cristiano – El Manejo Cristiano de Nuestros Conflictos en los Matrimonios Cristianos

Los desacuerdos son una parte necesaria en la vida y no se pueden evitar. Pueden producir resultados tanto positivos como negativos. A veces su manejo es más importante que el asunto mismo. Así, en relaciones íntimas necesitamos aprender cómo evitar desacuerdos negativos y encaminar diferencias leg ítimas para fines positivos.
ofensa-biblia-versiculos

Tratando Con La Ofensa Biblicamente: Liderazgo Cristiano

Introducción: El otro día comenzamos un estudio hablando de la parábola que Jesús consideró era la parábola más importante, la historia del sembrador en Marcos, capítulo 5. La historia habla de un sembrador, un tipo de semilla y cuatro diferentes tipos de terreno. Cuando estudiamos éste pasaje de las Escrituras, debemos tomar en cuenta que está hablando de la manera en que recibimos la Palabra de Dios cuando es enseñada. En el pasaje, el problema no es necesariamente el sembrador o la semilla, sino con el terreno. Si estamos preparados para recibir la Palabra de Dios, vamos a recibir más cuando sea enseñada. Hoy me gustaría examinar mejor el segundo tipo de semilla, la semilla sembrada en terreno pedregoso, y cómo la Biblia nos enseña a reaccionar ante la ofensa.

Versículos Bíblicos

>