Reflexiones – El Chocolate Canta

Un día tuve una cita a almorzar con unas amigas. Mae, una pequeña ancianita de cabello azulado como de 80 años, se nos unió--todos juntas, un grupo agradable. Cuando nos trajeron los menús, todas ordenamos ensaladas, emparedados y sopas, excepto Mae quien dijo: "Helado, por favor. Dos bolas de chocolate".

Reflexiones Cristianas – Alegría , Antes Y Después

  Reflexiones Cristianas - Alegría -- Antes Y Después   "Yo me alegré con los que me decían: A la casa del Señor iremos" (Salmos 122:1).   Un índio,preparandose para el culto de la noche, cuidaba para que su...

Mensajes a la Conciencia – CINCO VECES RESUCITADA

Es un impresionante informe médico. A la una de la tarde: paro cardíaco. Los médicos aplican electrochoques. A las dos de la tarde: nuevo síncope. Reviven a la persona mediante tremendos golpes eléctricos. Quince minutos después, el monitor no da ninguna señal. Los médicos trabajan frenéticamente y vuelven a salvar a la persona. Tras un respiro de cinco horas: nuevo síncope, nuevo paro y nuevo milagroso retorno a la vida. Y a las ocho de la noche, cuarenta y cinco minutos después: otro paro, otros electrochoques y otra resucitación.

Reflexiones Cristianas Diarias – El Retrato de si mismo

Reflexiones Cristianas Diarias - El Retrato de si mismo Después de años de trabajar en Roma, en esculturas de tamaño natural, Miguel Ángel fue a Florencia donde un gran bloque de mármol de Carrara...

Reflexión Cristiana Bíblica – El Sueño de Ford

El sueño de Ford nació de su interés por todo lo que fuera mecánico. Desde su niñez tuvo la pasión por estudiar y reparar maquinarias. Aprendió por cuenta propia sobre máquinas de vapor, relojes y motores a combustión. Viajó por el campo haciendo reparaciones gratuitas, solo para poner sus manos en alguna maquinaria. Se hizo mecánico y relojero. Trabajó como ingeniero nocturno en la Detroit Edison Company. Ford se sentía intrigado por la idea del automóvil y le dedicó más y más atención a esto. En 1896, construyó su primer automóvil en el cobertizo trasero de su casa. Luego de esto, siguió pensando en cómo mejorar sus esfuerzos, y estudió el trabajo de otros constructores de coches, incluyendo a Ransom E. Olds, quien construyó el primer Oldsmobile en el 1900.
>