POR NO HABER VENDIDO LA LECHE

POR NO HABER VENDIDO LA LECHE por Carlos Rey (25 de noviembre: Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) «El marido le había pegado. Por la única habitación del bohío, caliente como horn...

Por Ocultar la Evidencia

  POR OCULTAR LA EVIDENCIA por Carlos Rey Visitación Irizarri, joven vasca, llegó al aeropuerto de Barcelona, procedente de París. Iba acompañada de un amigo, un joven chileno. Cuando comenzaron a revisarle el equipaje, no ...

REFLEXIONES – EL GUSANO ATRAPADO

REFLEXION - EL GUSANO ATRAPADO Un indígena oriundo de Centroamérica había hallado la paz en Dios. Había cambiado radicalmente, de una vida de depravación, borracheras e infidelidad, a una vida de verdadera satisfacción y paz. Siempre hablaba de su s...

Devocionales por el Hermano Pablo – EL GUSANO ATRAPADO

Devocionales por el Hermano Pablo - EL GUSANO ATRAPADO por el Hermano Pablo Un indígena oriundo de Centroamérica había hallado la paz en Dios. Había cambiado radicalmente, de una vida de depravación, borracheras e infidelidad, a una vida de ver...

¿EL CASTIGO DE DIOS?

¿EL CASTIGO DE DIOS? por Carlos Rey (Día Internacional de la Lucha contra el SIDA: 1a. Parte) El ejército araucano, consciente del abandono español de la bella ciudad chilena de Concepción, la saqueó a tal grado que...

Árticulos Nuevos

¿Quién podrá pagar una deuda tan grande?

Caín cometió un gravísimo pecado que merecía la pena de muerte. Dios, en su infinita misericordia, le dio otra oportunidad. Pero Caín, en vez de arrepentirse, se quejó contra su castigo, como si fuese más severo de lo que merecía. Dijo que su castigo era excesivo, y no aceptó su responsabilidad. Es terrible la dureza del corazón humano. Ni una palabra de dolor o remordimiento salió de sus labios, ni un solo reconocimiento de culpa o de vergüenza. Nada, sino la triste resignación de un criminal que espera la justa paga de sus crímenes.