Milagro de sanidad

Milagro de sanidad Hoy fue un gran dia de Milagros. Esta mañana en mi iglesia, celebramos el desayuno mensual "MUJERES CONSENTIDAS" Tenemos aproximadamente 2 años disfrutando de este evento el cual inicio con 40 mujeres y a la fecha hemos lograd...

CRISTIANOS – Dios me sano de Leucemia

TESTIMONIO - CURADO DE LA LEUCEMIA Dios les Bendiga a todos mis hermanos, les cuento mi testimonio de como el Señor me sano de cancer en la sangre (Leucemia) en http://castorpena.spaces.live.com/blog/ . Gloria Dios el señor es bueno y para siemp...

Hable Palabras Que Cambien Vidas! – Por Joel Osteen

Hable Palabras Que Cambien Vidas! por Joel Osteen En 1981, a mi mamá le diagnosticaron cáncer y le dieron sólo unas semanas de vida. Nunca se me olvidará el golpe que fueron esas noticias para nuestra familia. Nunca había visto a mi mamá enferma ...

Las Siete Palabras – Jesucristo En La Cruz

Citas Biblicas tomada de la version Reina-Valera 1960. Jesus, nuestro hermano mayor, nuestro mesias, dijo 7 palabras mientras estaba colgado en la cruz, aun en su agonia, aun cuando el dolor lo consumia, tomo tiempo para regalarnos estas siete palabras. Palabras que al estudiarlas cambiaron mi manera de ver la vida, mi manera de pensar, mi manera de vivir. 1. Padre, perdonalos, porque no saben lo que hacen.

Testimonios Cristianos – Hay Un Evangelista por allí ? (Nos pasa ...

La veía todas las mañanas barriendo el jardín de su casa. Era alegre y muy amable. Con apenas setenta años de edad, reflejaba ganas de vivir. Se llamaba Mary y jamás pase de un corto saludo: “Buenos días” o “Buenas tardes”. Alguna vez pensé hablarle sobre la obra redentora de Jesucristo, pero inmediatamente reflexioné (admito, de manera egoísta): “En otra ocasión será”. Y nunca llegó esa ocasión...porque Mary fue hospitalizada repentinamente.

Árticulos Nuevos

Los Cristianos y las Venganzas Personales

Los Cristianos y las Venganzas Personales   Pasaje clave: Mateo 5:38-42.   1. Introducción. Los religiosos justificaban la venganza personal respaldándose en el mandamiento que Dios mismo había dado (vs.38), sin embargo, Jesús se en...