Existen 4 tipos de personas en nuestras vidas: Los que suman, los que restan, los que dividen y los que multiplican. Los que no te suman, siempre te quitaran. La responsabilidad de ver tu valor le pertenece a los demás. El llegar a ti debe ser un regalo, que debe ser conquistado.

“No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos, no sea que aprendas sus maneras, y tomes lazo para tu alma.” Pr 22:24-25