No lo destruyas, entrégalo a Dios: Imagen (Proverbios 23:26)

Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos. Proverbios 23:26