JUAN 10:9

LBLA Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto.

DHH Yo soy la puerta: el que por mí entre, se salvará. Será como una oveja que entra y sale y encuentra pastos.

JBS YO SOY la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

NBLH Yo soy la puerta; si alguno entra por Mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto.

NBV Yo soy la puerta; el que entra por esta puerta, se salvará. Podrá entrar y salir, y hallará pastos.

NTV Yo soy la puerta; los que entren a través de mí serán salvos. Entrarán y saldrán libremente y encontrarán buenos pastos.

NVI Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos.

CST Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos.

PDT Yo soy la puerta. Si alguno pasa por mí, se salvará. Podrá entrar y salir y encontrará todo lo que necesita.

BLP Yo soy la puerta verdadera. Todo el que entre en el aprisco por esta puerta, estará a salvo; entrará y saldrá libremente y siempre encontrará su pasto.

BLPH Yo soy la puerta verdadera. Todo el que entre en el aprisco por esta puerta, estará a salvo; entrará y saldrá libremente y siempre encontrará su pasto.

RVA-2015 Yo soy la puerta. Si alguien entra por mí será salvo; entrará, saldrá y hallará pastos.

RVC Yo soy la puerta; el que por mí entra, será salvo; y entrará y saldrá, y hallará pastos.

RVR1960 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

RVR1977 Yo soy la puerta; el que entre por medio de mí, será salvo; entrará, y saldrá, y hallará pastos.

RVR1995 Yo soy la puerta: el que por mí entre será salvo; entrará y saldrá, y hallará pastos.

RVA Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

SRV-BRG Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

TLA Yo soy la puerta del reino de Dios: cualquiera que entre por esta puerta, se salvará; podrá salir y entrar, y siempre encontrará alimento.