Devocionales Cristianos – La fortaleza de la desobediencia

Armas para derribar fortalezas
Las armas del cristiano son la Palabra de Dios y la oración en el poder del Espíritu. La palabra poder en griego Dunamis significa “ser capaz”, dinamita también es un derivado de Dunamis.

Como la fortaleza se aferra a nosotros, no se pueden barrer con una escoba espiritual, no desaparecerá haciendo alboroto para hacerla huir, tampoco se pueden ignorar o negar que existen hasta que desaparezcan.
Las fortalezas sólo pueden quitarse de una sola forma, deben ser DESTRUÍDAS. No se puede echar abajo una fortaleza sólida con gritos y palos, necesitamos dinamita espiritual. La determinación, la buena intención, la psicología o la negación no ayudan casi nada, son alivios temporales.