Inicio Etiquetas Don de Profecia

Etiqueta: Don de Profecia

Cursos Bíblicos Cristianos gratis – El Don de Profecía

(20) “El don de Profecía” “El don de Profecía” 1 Corintios 12:10 “A otro, el hacer milagros; a otro, PROFECIA; a otro,discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro,interpretación de lenguas.” LO QUE ES Y LO QUE NO ES. La profecía es la más importante de las manifestaciones de inspiración, yla razón es que las otras dos, Diversos géneros de lenguas eInterpretación de lenguas, equivalen a la profecía.1 Corintios 14:5 “Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis enlenguas, pero más que profetizaseis; PORQUE MAYOR ES EL QUEPROFETIZA QUE EL QUE HABLA EN LENGUAS, A NO SER QUE LASINTERPRETE PARA QUE LA IGLESIA RECIBA EDIFICACIÓN.” La Profecía es un fluir sobrenatural en un lenguaje CONOCIDO. LosDiversos géneros de lenguas es un fluir sobrenatural en un lenguajeDESCONOCIDO. La Interpretación de lenguas es una interpretaciónsobrenatural de lo que ha sido dicho en otras lenguas.La palabra hebrea para profetizar significa FLUIR, llevando la idea debrotar como una fuente, y la palabra griega para profecía significaHABLAR POR OTRO.Significa hablar por Dios o ser su portavoz, su vocero. NO SIGNIFICA QUE DIOS ESTA HABLANDO.Significa HABLAR por Dios, en otras palabras una correcta profecíadepende de nuestra sensibilidad al Espíritu Santo y de nuestro nivel de fe.Algo muy importante en estos días que debería volver a ser enseñado a laIglesia del Señor en todo el mundo es que el simple don de profecía nodebería confundirse con el oficio profético. (Del ministerio del Profeta)

El Evangelio hasta lo último de la tierra – el Devocional Diario

Muy al norte del país de Israel, el Señor Jesús puso de manifiesto su poder y su gracia divina, que no conocen fronteras (Marcos 7:24). Una mujer extranjera acudió a él y se postró a sus pies con un inmenso dolor: su hija estaba poseída por un demonio. ¿Se ocuparía Jesús de alguien que no pertenecía a su pueblo? Sin dejar de indicar cuál era la posición privilegiada de los judíos, el Señor muestra que la gracia no tiene límites raciales o geográficos. Nada la detiene cuando la fe de alguien la deja obrar.