Inicio Etiquetas Ilustraciones cristianas para predicar

Etiqueta: ilustraciones cristianas para predicar

Reflexiones Cristianas – Juanito y Las Velas

Juanito se quedo mirando las velas que parpadeaban la noche de navidad en la mesa del comedor donde la familia celebraba la cena de Navidad.Concentrado, casi ensimismado estaba cuando papá le dijo: Juanito, en que piensas?. Juanito , lentamente pero con un espíritu casi poético dijo: Papi....estoy mirando como si una estrella estuviera sonriéndome en el parpadear de la vela.

Devocionales Diarios – Un Predicador Sorprendente

Ambos conocen estos pisos. ¿Cuántas noches los ha limpiado Hank? Siempre cuidando de limpiar los rincones. Siempre cuidadoso de colocar su letrero amarillo de advertencia debido a los pisos mojados. Siempre se ríe al hacerlo. «Cuidado todos», se ríe para adentro, sabiendo que no hay nadie cerca. No a las tres de la mañana.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – ¿Qué Daré? ¿Lo Mejor O Las Sobras?

El hijo de un cierto predicador tenía un perro a lo cual dio el nombre de Señal. Tenía por el perro una grande amistad y un día, durante la cena, despegó el mejor pedazo de su bistec y dio a la Señal. "Mi hijo", dijo su padre, "sería mejor si usted mismo comiese aquella carne y dejase para Señal apenas las pequeñas gorduras que retiró de su bistec".

Reflexiones Cristianas Bíblicas – Sistemas de Defensa

Hace unos cuantos años, el Servicio Secreto de los Estados Unidos observó que un alto funcionario del gobierno parecía ser el «menos protegido» de los miembros del gabinete. De manera que instalaron en la suite del funcionario en Washington cuatro puertas de seguridad hechas de vidrio a un costo de 58.000 dólares. Además de éstas, había un par de enormes puertas gruesas de madera que eran imposibles de derribar.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – El Conejito que se Quería Escapar

«Si te escapas -dijo la madre- yo correré tras de ti porque tú eres mi conejito.» Y luego sigue diciéndole que si él se convierte en pez y se mete en un arroyo, ella se convertirá en pescadora y lo pescará. Si él se convierte en niño, ella se convertirá en mamá humana y lo atrapará y lo abrazará. Haga lo que haga el conejito, su madre, obstinadamente persistente y siempre tras de él, no desistirá ni se irá.
>