Inicio Etiquetas Ilustraciones cristianas para predicar

Etiqueta: ilustraciones cristianas para predicar

Reflexiones Cristianas Bíblicas – ¿Qué Daré? ¿Lo Mejor O Las Sobras?

El hijo de un cierto predicador tenía un perro a lo cual dio el nombre de Señal. Tenía por el perro una grande amistad y un día, durante la cena, despegó el mejor pedazo de su bistec y dio a la Señal. "Mi hijo", dijo su padre, "sería mejor si usted mismo comiese aquella carne y dejase para Señal apenas las pequeñas gorduras que retiró de su bistec".

Reflexiones Cristianas Bíblicas – Sistemas de Defensa

Hace unos cuantos años, el Servicio Secreto de los Estados Unidos observó que un alto funcionario del gobierno parecía ser el «menos protegido» de los miembros del gabinete. De manera que instalaron en la suite del funcionario en Washington cuatro puertas de seguridad hechas de vidrio a un costo de 58.000 dólares. Además de éstas, había un par de enormes puertas gruesas de madera que eran imposibles de derribar.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – El Conejito que se Quería Escapar

«Si te escapas -dijo la madre- yo correré tras de ti porque tú eres mi conejito.» Y luego sigue diciéndole que si él se convierte en pez y se mete en un arroyo, ella se convertirá en pescadora y lo pescará. Si él se convierte en niño, ella se convertirá en mamá humana y lo atrapará y lo abrazará. Haga lo que haga el conejito, su madre, obstinadamente persistente y siempre tras de él, no desistirá ni se irá.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – Las Manos de Dios

Una niña de seis años hizo un dibujo para su papá y se lo mostró con el rostro radiante. En la parte superior de la hoja estaba pintada una persona y en la parte inferior había otra; ambas estaban unidas por largas líneas.

Reflexiones Cristianas – ¡Que tenga un muy buen día!

Un día me encontraba en la fila de una tienda de provisiones detrás de un hombre que estaba pagando su compra. Cuando terminó, el empleado lo despidió diciendo alegremente: "¡Qué tenga muy buen día!" Para sorpresa del empleado (y mía también), el hombre explotó en ira: "Éste es uno de los peores días de mi vida -gritó-. ¿Cómo voy a tener muy buen día?" Y con eso salió de la tienda estallando en cólera.

Reflexiones Bíblicas – La Fe que mueve montañas

Una pequeña congregación en las faldas de las Montañas "Great Smokies" construyó un Nuevo santuario en un lote de terreno donado por un miembro de la iglesia. Diez días antes de que la nueva iglesia fuese inaugurada, el inspector municipal de la localidad le informó al pastor que la playa de estacionamientos no era lo suficientemente grande para el tamaño del edificio. Hasta que la iglesia doblase el tamaño de la playa de estacionamientos, no podrían utilizar el nuevo santuario