Buscando, Diligentemente, La Felicidad – Devocional

Alguien atormentaba a Benjamin Franklin, acusando la Constitución americana de ser una farsa. “¿Donde está todo el éxito qué ella nos garantiza?” dijo en ton de burla.
Franklin, sonreiendo, contestó: “Mi amigo, la Constitución nos garantiza solamente el derecho de buscar la felicidad”.
El salmo 34, en el versículo 14, nos dice para no solamente buscar la paz, si no seguirla con diligencia.