Inicio Etiquetas Liderazgo

Etiqueta: Liderazgo

Cual es mi enfoque? – Coaching Cristiano

“Un individuo enfocado a una meta es muy parecido a un rayo láser. Cuando haces de luz se concentran y se sincronizan producen energía de gran poder. Pueden realizar cirugía ocular o traspasar superficies tan sólidas como el diamante.” Denis Waitley

La Disciplina de Dios

El tema de la disciplina es uno que nos cuesta entender, especialmente porque estamos muy condicionados por la cultura en la cual vivimos. En muchos ámbitos educativos se ha descartado cualquier tipo de disciplina hacia los estudiantes, porque se considera que el daño emocional de una disciplina impuesta es irreparable. Influenciados por esta filosofía humanista, muchos padres cristianos han claudicado frente a la responsabilidad de disciplinar a sus hijos para criarlos en el temor de Dios. Por otro lado, en nuestra cultura latina no es inusual encontrarnos con padres que son exageradamente violentos en la disciplina de sus hijos, usando el momento de la disciplina para descargar frustraciones e ira acumulada. ¡No hace falta señalar que en estas circunstancias la disciplina deja de tener utilidad

LA GLORIA ES PARA DIOS

Al margen de lo útil que podamos ser en la obra, o de cuánto Dios bendiga nuestros ministerios…el reconocimiento es del Señor, no nuestro; la gloria es suya, no para nosotros; y la alabanza que le corresponde a Dios sólo le corresponde a Él. No importa lo mucho que nos puedan respetar o lo prósperos que seamos, ni cuánta influencia tengamos…

Dios quiere que tu tengas éxito – Liderazgo Cristiano

“Si no sabes hacia dónde vas, nunca sabrás cuando llegarás”. Éxito es una palabra que causa controversia en algunas personas, muchos lo anhelan y sin embargo se resisten a lograrlo porque piensan que no han nacido para ganar. Se han vuelto conformistas y derrotistas con frases: “Nunca lo voy a lograr”, “Soy incapaz”, “Nadie me entiende”, “Quien se va a fijar en mi”, “No tengo dinero”, entre otras.

Tres Cosas Que Pueden Paralizar Tu Vida. (Primera Parte)

Desde mi juventud quise practicar un Deporte de movimiento como el Football o Base Ball , no pude por sufrir de los meniscos en mis rodillas. El único deporte que pude prácticar fue la natación, ya que no había que hacer giros violentos. Por eso, cada vez que mis amigos me invitaban a practicar uno de esos deportes de acción rapida simplemente contestaba con un solemne: “No Puedo”.