Inicio Etiquetas Martha Bardales

Etiqueta: Martha Bardales

Devocionales Cristianos para Mujeres – Malos pasos

Oseas 6 (Reina-Valera 1995) "Venid y volvamos a Jehová, pues él nos destrozó, mas nos curará; nos hirió, mas nos vendará. Después de dos días nos hará revivir, al tercer día nos levantará, y viviremos delante de él. Esforcémonos por conocer a Jehová: cierta como el alba es su salida. Vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana viene a la tierra. ¿Qué haré contigo, Efraín? ¿Qué haré contigo, Judá? Vuestra piedad es como nube matinal, como el rocío de la madrugada, que se desvanece. Por eso los he quebrantado mediante los profetas; con las palabras de mi boca los maté, y tus juicios brotarán como la luz. Porque misericordia quiero y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos.

Devocionales: Año Nuevo Tus Verbos para Un Año Feliz

Confía en el Señor y haz el bien, Habita una tierra y cultiva la fidelidad;Sea el Señor tu delicia Y te dará lo que pide tu corazón.Encomienda al Señor tu camino, Confía en él, que él actuará: Hará salir tu justicia como la aurora,Tu derecho como el mediodía.Cohíbe la ira, reprime el coraje, No te exasperes hasta obrar mal;Pues los malvados serán excluidos, Pero los que esperan en el Señor poseerán una tierra.Mas vale la escasez de un honrado Que la opulencia de muchos malvados;

Estudios Biblícos – ¿Cómo evitar que el diablo te saque del camino?

Ser cristiano no es fácil. Si alguien te enseñó lo contrario, permíteme decirte que no te dijo toda la verdad. Aun cuando tú y yo nos propongamos caminar victoriosos, siempre tendremos a Satanás procurando hacernos caer. Si deseamos con todo el corazón, permanecer firmes y vencer, debemos recordar siempre, que para andar en los propósitos de Dios, debemos edificar sobre tres cimientos:

Devocionales Cristianos – La fortaleza de la vanidad

Había una vez, una niña hermosa y muy pobre, tanto, que no tenía zapatos. La viuda del zapatero se conmovió de su situación y le confeccionó unas zapatillas rojas con dos viejas tiras de paño colorado. Karen, que así se llamaba, recibió las zapatillas el día que enterraron a su madre. Y aunque no eran adecuadas para el luto, se las puso, pues no tenía otra cosa. Cuando estaban en el cementerio, una anciana adinerada vio a la niña y se apiadó de ella. Pidió al cura que le permitiera criarla. Karen creía que todo se lo debía a las zapatillas rojas, pero a la dama le parecían horribles y los tiró. La niña aprendió a leer, coser y recibió nuevos vestidos. Un día pasó por el pueblo la reina, acompañada por su hija. La joven princesita salió al balcón de palacio para saludar al pueblo. Se veía hermosa con su vestido blanco y sus zapatos rojos, y Karen estaba admirada de aquellos zapatos.

Devocional Diario – Sobran razones para amarte!

Si alguien ofreciera todas sus riquezas a cambio del amor, sólo conseguiría el desprecio". Cantares 8:6-7 ¡Que fuerte es el amor! ¡Como el sepulcro!, ¡como llama de fuego!, ¡Como las muchas aguas! Con esta estrofa el libro de Cantares alcanza su clímax literario y descubre su propósito: El amor matrimonial es la fuerza más grande, inflexible e invencible en la experiencia humana.