Inicio Etiquetas Mensajes Cristianos Biblicos

Etiqueta: Mensajes Cristianos Biblicos

Mensajes Cristianos – “ZONA DE MIEDO”

Mensajes Cristianos - “ZONA DE MIEDO” Esta es mi orden: Se valiente y ten animo; no tiembles ni tengas miedo; Jehova tu Dios esta contigo adonde quiera que tu vayas (Josué 1,9) En el tiempo en que vivimos,  parece difícil cumplir la or...

Temas Cristianos – Los Apáticos

Temas Cristianos - Los Apáticos No te portes con indiferencia. Deuteronomio 22:3 Fuimos creados por Dios con una gran pasión por vivir. Pero cuando una persona pierde ese deseo y se vuelve apático, ha perdido la pasión, ha dado el primer pa...

Mensajes Cristianos – PRINCIPIO y FINAL

Cuando comenzamos a mirar una película o telenovela, en varias ocasiones surgen contratiempos que nos impiden llegar al desenlace, por diversos motivos quedamos sin ver el final Hablando de principios y finales recordé una anécdota que trata de:

Mensajes Cristianos – Cuando el Hombre Escucha, Dios Habla

Esta corta frase es importante. Escuchar, ¿no es el menor signo de respeto por parte de la criatura hacia su Creador? Esto quiere decir prestar oído con atención. Por nuestra parte supone una implicación más intensa que el simple hecho de oír.

Mensajes Cristianos – ¡Regocíjense siempre!

En la carta a los Filipenses, el apóstol Pablo presenta un imperativo al pueblo de Dios: «Regocijaos siempre». Pablo había sido arrestado y enviado a Roma para esperar su juicio. Había pasado días y noches en una prisión oscura y fría, con hambre. Luego había sido encadenado a un soldado romano, circunstancia que garantizaba que Pablo no se escaparía. Sin embargo, en esa circunstancia, en la que no parecía quedar más esperanza que una pronta decapitación, el apóstol todavía se mostraba capaz de reflejar una sonrisa en su rostro y exclamar «¡Regocijaos en el Señor siempre!»

Dos veces liberado – el Devocional Cristiano

Una mañana de abril de 1822, dos navíos de guerra británicos encargados de luchar contra la trata de esclavos detuvieron un barco negrero. En la cala estaban amontonados 187 cautivos flacos y hambrientos.