John Osteen – Que hacer cuando nada parece dar resultado – Parte 4

Si Dios no ha susurrado a tu corazón ninguna promesa determinada, a través de Su Palabra, y que tú has acogido si no tienes ninguna promesa definida, real y que El ha hecho viva en tu situación concreta, entonces tienes una conexión floja. Sumérgete en la Palabra de Dios, medita en las Escrituras hasta que Dios le hable a tu corazón. “Esfuérzate porque Dios te apruebe como a un obrero irreprensible que predica la verdad sin desviaciones” (2 Timoteo 2,15).