Inicio Etiquetas Pensamientos Cristianos

Etiqueta: Pensamientos Cristianos

Perspicacia y Sabiduría

Si SOSPECHAS, pregunta. Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen FUNDAMENTO. 2. Honra Tus Palabras Lo que sale de tu boca es lo que eres tú. Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; y si no te honras a ti mismo, no te amas. Honrar tus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.

LOS NIETOS, COSAS SENCILLAS QUE TOCAN EL ALMA

¿Qué son los nietos? Unos hijos más….. ¿ NOOOO… Son unos hijos duplicados. Hay en ellos una prolongación que es precisamente eso: Una duplicidad en la función creadora y en la extensión de la especie. En los nietos se alarga la vida hacia unos límites de amor que no se soñaron. Los hijos fueron el testimonio. Los nietos la confirmación. Por eso se quieren tanto. Por eso son el juguete espiritual de la edad mayor.

AFLICCIÓN VS DEPRESIÓN

Aflicción es la respuesta emocional y física a una pérdida importante, como la muerte de una persona amada, el final de una relación, residir en una nueva ciudad, un cambio en la salud o la muerte de una mascota. La aflicción es el proceso de aceptar la pérdida y conformarse. Requiere un tiempo prolongado y es un trabajo arduo. La aflicción es un camino privado diferente para cada persona.

No mirando el Pasado

Es importante entender que cuando una persona desea cambiar, habrá siempre un obstáculo, una tentación de ir de nuevo al pasado, y retornar a las cosas de las que fuimos rescatados. Sin embargo, el pasado debe ser para nosotros única y exclusivamen...

LA MUELA – Reflexiones de la vida diaria

LA MUELA San Mateo 16,24-26 Entonces Dijo Jesús a sus discípulos: -“El que quiera seguirme que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz y me siga.  Pues el que quiera asegurar su vida la perderá, pero el que SACRIFIQUE su vida por causa mía, la halla...

Devocional Diario: Un Tribunal Chino

Un creyente chino arrestado por su fe compareció ante un tribunal después de haber permanecido mucho tiempo en la cárcel: -¿Sigue creyendo en el cristianismo?, preguntó el juez con tono irónico: -No es en el cristianismo en lo que creo, respondió el hombre: -¿Ah, no? ¿Entonces en qué?