Inicio Etiquetas Reflexiones Biblicas

Etiqueta: Reflexiones Biblicas

Reflexiones Cristianas Bíblicas – ¿Qué Daré? ¿Lo Mejor O Las Sobras?

El hijo de un cierto predicador tenía un perro a lo cual dio el nombre de Señal. Tenía por el perro una grande amistad y un día, durante la cena, despegó el mejor pedazo de su bistec y dio a la Señal. "Mi hijo", dijo su padre, "sería mejor si usted mismo comiese aquella carne y dejase para Señal apenas las pequeñas gorduras que retiró de su bistec".

Reflexiones Cristianas – Esta Dios encendiendo sus lamparas?

"Una calurosa tarde de verano, se cubrió el cielo repentinamente de negras nubes y pronto el vívido resplandor de los relámpagos anunciaba una tempestad que se aproximaba. Retumbó el trueno en las alturas y el relámpago en zigzag resplandecía con siniestro brillo.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – El Conejito que se Quería Escapar

«Si te escapas -dijo la madre- yo correré tras de ti porque tú eres mi conejito.» Y luego sigue diciéndole que si él se convierte en pez y se mete en un arroyo, ella se convertirá en pescadora y lo pescará. Si él se convierte en niño, ella se convertirá en mamá humana y lo atrapará y lo abrazará. Haga lo que haga el conejito, su madre, obstinadamente persistente y siempre tras de él, no desistirá ni se irá.

Reflexiones Cristianas Diarias – Las 7 Maravillas

Reflexiones Cristianas - Las 7 MaravillasUn grupo de estudiantes de Geografía, estudiaban las siete maravillas del mundo. Al terminó de la clase, se le pidió hacer una lista de la que ellos consideraban deberían ser actualmente la 7 maravillas del Mundo.A pesar de algunos desacuerdos, la mayoría votó por lo siguiente: Las pirámides de Egipto, El Taj Mahal, El gran cañón, El canal de Panamá, El Empire State, La Basílica de San Pedro y La Muralla China.

Reflexiones Cristianas Bíblicas – Si se pierde no se encuentra

Cierto día salieron a pasear juntas por un lugar, donde se celebraba una hermosa fiesta, la Ciencia, la Fortuna, la Resignación y la Honradez.En el camino dijo la Ciencia: Amigas, como puede darse el caso de que nos perdamos unas de otras en la fiesta, es bueno convenir el lugar donde podamos encontrarnos de nuevo: a mí podéis encontrarme en la Biblioteca de aquel sabio médico, el doctor X que, como sabéis, es uno de mis viejos y mejores amigos
>