Recuerdo que alguien dijo lo siguiente: Grandes hombres tienen grandes hábitos. Estos hábitos son lo que los hace diferentes de los demás. Una clave importante: El secreto de tu victoria está oculto en “algo” que haces todos los días. La diferencia entre un vencedor y un fracasado está en lo que cada de ellos hace diariamente. ¿Lo entiendes? ¡Entonces ahora practícalo!

Te dejo una porción de la escritura y deseo que hoy te quedes con el ejemplo y el hábito de Daniel, mira lo que dice el capítulo 6 del versículo 10. Si captas la profundidad del texto te aseguro que tu vida cambiara.

Daniel 6:10 “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.”