Cash Luna – Responsablemente Agradecido

Cash Luna – Responsablemente Agradecido
 

El día es un regalo de Dios, ¿Qué hace usted con ese día? Hoy usamos esa frase al revés, usamos la frase "Si Dios quiere" para decir lo incierto de lo que nosotros vamos a hacer

Eclesiastés 5:19 Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.

Eclesiastés 6:1-2  Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

Hay hombres a los que Dios les da riquezas, honor y vida y "además" el don para disfrutar de ellas, pero también hay hombres a los que Dios les da riquezas, honor y vida  "pero" no les da la facultad de disfrutar de ello, eso es vanidad.  Cuando leí esto por primera vez me llamó mucho la atención porque la gente sigue pensando que el don de Dios proviene de una riqueza o bien material y según esta escrituras no es así porque a las dos personas Dios les dio bienes, riqueza y honra pero sólo uno de ellos lo disfruta, el otro se queja de ello, eso me dice a mí es que la verdadera riqueza no está en lo que usted tiene en sus manos sino de lo que usted tiene en su corazón, por lo tanto, la prosperidad incluye la facultad de disfrutar lo que usted ya tiene; hombre próspero será aquel que por dentro vive feliz y satisfecho con lo que tiene, un hombre pobre será aquel que aún teniéndolo todo no ha encontrado la felicidad por dentro de disfrutar lo que tiene.

Hay personas que pueden tener un carro nuevo lindo van manejando y van molestos quejándose pero en la esquina hay alguien que ve pasar el carro y anhela tener uno así, a veces usted disfruta más viendo los carros en las revistas que aquellos que ya los manejan y los tienen parqueados en el garage.

Dios quiere darte el don de poder gozar lo que tienes en las manos, si todavía estas esperando algo más para ser feliz quiero decirte que nunca lo serás, no hay cosa alguna que Dios te pueda añadir que te vaya a hacer feliz, si eres de los que dices "el día que cambies esto voy a ser feliz" nunca lo serás, la felicidad es algo que uno trae por dentro, si eres una persona soltera y dices el día que me case seré feliz, nunca lo serás, el pastor decía "nunca ate cases para ser feliz, ni para hacer feliz a alguien más",

Podría decirse que Dios dio a un hombre  esposa e hijos pero no le dio la facultad de disfrutar de su familia sino que otros lo disfrutan, no puede ser que los amigos del colegio y universidad disfruten más a sus hijos que usted, si usted llega a su casa dé gracias por lo que tiene; no puede ser que alguien más disfrute de la iglesia que usted tiene más que usted mismo, usted debe entrar aquí y dar gracias por esta iglesia no puede ser que alguien en otro país vea la iglesia y desee estar aquí más que usted;  no puede haber alguien más apasionado por la Cruzada – Noches de Gloria  el 8 y 9 de marzo en el Mateo Flores que usted, debemos aprender a disfrutar lo que Dios ha puesto en nuestras manos porque cuando usted es fiel con aquello que Dios ya puso en sus manos, aunque sea poco, entonces Dios podrá ponerlo a usted sobre más cosas.

La felicidad es la capacidad de disfrutar lo que Dios me dio, sea mucho o sea poco. Si usted  maneja su carro talvez no sea de modelo reciente, déle gracias a Dios, dígale  "soy feliz con este o con otro voy a disfrutar lo que tengo".

La amargura es originada por todas las quejas de lo que yo debo merecer y no tengo, la amargura tiene su origen en la ingratitud, viva agradecido y la amargura no será parte de su vida.  Estaba meditando a cerca de esto y me puse a pensar en cómo son los niños  reaccionando frente a los regalos, ellos siempre le salen a uno por otro lado, usted se esfuerza en comprarle el regalo lindo que sale en la televisión, usted invierte en eso y cuando ellos abren el regalo y terminan jugando con la envoltura el regalo.  Los niños desde pequeños desean tener cosas y por eso una de las primeras palabras que aprenden es "MIO", cuando a un niño le dan muchos regalos pierden el valor de cada regalo, son tantos que se olvidan de dar gracias por lo que le dieron,  ponga diez regalos frente a un niño  y le va a preguntar por el número 11, tiene todos los regalos enfrente y va voltear a ver al otro niño y va pedir el juguete que tiene el otro, el que no tienen es el que quieren, si usted les diera un regalo en toda su vida lo valorarían pero como se les da varios pierden el valor de cada uno.

Lo mismo le sucede a Dios con nosotros, Dios nos ha dado tantos regalos que hemos perdido el valor de cada uno, sólo los abrimos, los dejamos tirados,  jugamos con la envoltura y después decimos que queremos lo que está en la televisión o que queremos lo que tiene el vecino.   Por eso nace el adulterio, Dios le da a usted la mujer que le atrajo y le gustó, se la entrega en el altar y ahora quiere la que no es suya.  Dios nos ha bendecido tanto que hemos perdido el valor de esos regalos, se han vuelto tan comunes que no nos damos cuenta que son regalos, cada día de vida es un regalo, pero es tan común que usted ya sabe que va a despertar cada mañana y no lo agradece,  amanece quejándose.   La Biblia dice que Dios te ha regalado la lluvia del cielo ahora la lluvia es  tan común que a la gente se molesta cuando llueve, pero si dejara de llover por tres años en este país estaría clamándole a Dios por lluvia, hemos dejado de tener gratitud a Dios por el regalo que nos ha dado.  

No hay una sola persona en este auditórium que haya recibido más cosas malas en la vida que buenas, a todos nos han sucedido más cosas buenas que malas, nos han pasado tantas cosas buenas  que se nos olvidan, por eso David decía "Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios" es mucho más fácil olvidar un beneficio de Dios que un mal que nos ha pasado en la vida, hay gente que lleva 15 años quejándose del mal que le pasó, pero no agradeció hoy los regalos que hoy tiene, el mal deja una marca tan fuerte  en el corazón de la gente que se vuelven ciegos para ver lo bueno, están tan enfocados en los problemas que no ven las bendiciones que tienen en la vida.  No te vuelvas tan duro para dejar de agradecer lo que Dios te ha dado.

Este día voy a darte una razón, únicamente una que debería ser suficiente para que vivas feliz el resto de tu vida: "Jesús murió en la cruz para perdonar tus pecados".  Con esto deberías vivir agradecido y alegre todos los días de tu vida

Jesús murió en la cruz para perdonar tus pecados, piensa en ello, tu destino no es el infierno, es el cielo; tienes un Padre en el cielo, si alguna vez  tienes la duda si Dios te ama o no, si la duda entra en tu corazón no necesitas un profeta que te diga que Dios te ama, necesitas ver la cruz de Jesús y estar convencido que Dios te ha dado todas las pruebas que necesitas para saber de su amor.  Nunca más deberías decir que te rechazan porque Dios el ser más importante no te rechazó, te aceptó en la cruz, nunca más deberías de quejarte de que ven solo lo malo en ti, porque Dios, que podría condenarte, no vio lo malo sino lo perdonó, él te aceptó, nunca más deberías decir "estoy solo" porque al hacerlo le estás expresando tu rechazo a aquel que prometió estar contigo todos los días de tu vida.  Jesús le dijo a sus discípulos: "Alégrense por que su nombre está escrito en el Libro de la Vida" el hecho de que estés perdonado ya lo tomaste como algo común en tu vida y has dejado de darle gracias a Dios por el hecho de haber venido a morir por ti, por eso David decía:  "No olvides ninguno de sus beneficios, él es el que perdona tus iniquidades, quien rescata del hoyo tu vida, quien te corona de favores y misericordia de modo que te rejuvenezcas como el águila", háblale a tu alma lo mismo, el alma es traicionera, olvida lo bueno y recuerda lo malo, usted debe recordarse todo el tiempo lo bueno que Dios le ha dado.

Santiago 4:13-17 ¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos;   cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.     En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.  Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala;  y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.

El Apóstol Santiago dice que aquellos que afirman que van a hacer negocios y que van a ganar dinero están en jactancia, la jactancia no consiste en decir "Vamos a hacer negocios y ganar dinero" la jactancia no consiste en planificar, no consiste en la productividad de ganar dinero, la jactancia consistía en dar por hecho que iban a vivir el día de mañana y les dice que su vida es una neblina, que deberían decir "Si dios me da el día de mañana entonces voy a hacer".   Ellos ya daban por hecho que Dios tenía la obligación de darles la vida por lo tanto habían dejado de apreciarla y los corrige, de allí se tomo una frase que en el mundo cristiano se ha malinterpretado y es "Si Dios quiere" o "Si es la voluntad de Dios".  Dios da el día, pero el que debe trabajar en ese día somos nosotros, usted debe trabajar, la Palabra dice "Este es el día que Dios ha hecho YO me alegraré y gozaré en él" Dios da el día y YO pongo la alegría. 

El día es un regalo de Dios, ¿Qué hace usted con ese día?  Hoy usamos esa frase al revés, usamos la frase "Si Dios quiere" para decir lo incierto de lo que nosotros vamos a hacer.  Por ejemplo: ¿Te vas a graduar de la U? y puedes responder "Si Dios quiere" Dios quiere que te gradúes, el punto es si tú vas a estudiar. Pareciera como que hemos dejado al misticismo de Dios hacer las cosas y creemos que todo lo debe hacer Dios y él ha dejado la responsabilidad en nuestras manos, Dios te da el día, la lluvia del cielo, pero es el hombre el que labra la tierra, siembra la semilla, abona, cosecha y guarda el fruto en el granero.  Dios abre el cielo para bendecirte pero quien debe recoger la cosecha financiera de cada semilla puesta en el altar eres tú.  Hay gente que dice que ora a Dios para que lo saque de la depresión cuando la alegría del corazón debe ser de ellos mismos, eres tú el que debe perdonar, es tu responsabilidad.

Termina diciendo Santiago 4:17 Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.   Si tu sabes reconocer que yo te regalo cada día tu respuesta debería ser "hacer lo bueno", si cada día de vida que tienes viene de Dios entonces deberías hacer lo mejor que puedas, hay dos pecados de los uno debe librarse según esta escritura, el primero, no agradecer cada día que Dios te da y el segundo, ya agradeciéndolo no hacer lo mejor que tu puedes hacer.  Si Dios te ha dado una familia sé el mejor padre o la mejor madre que puedas, sé el mejor esposo o esposa, no te quedes con nada dentro de ti; si eres hijo, sé el mejor porque si sabes hacer lo bueno y no lo haces es pecado.  Si Dios te ha dado la capacidad de sacar 90 puntos en tus estudios pero por perezoso sacas 70 puntos (aunque ganes) es pecado.  Si Dios te ha dado la capacidad de ser un gran ejecutivo pero por rebeldía no lo eres (aunque  saques la tarea)  es pecado;  si Dios te ha dado el talento para ser un gran deportista o artista pero por negligente no te preparas (aunque seas el más talentoso) esa negligencia te es contada como pecado.  Sé el mejor líder, el mejor empresario, sé el mejor ciudadano de este país, si hay algo que sabes hacer bien y no lo has hecho arrepiéntete, reconoce que lo que tienes viene de Dios y decide hacer el bien.

Nosotros tenemos brazos, tenemos bien desarrollado nuestro cuerpo y no deberíamos necesitar ver a alguien sin brazos para agradecer los que tenemos, usted no necesita perder algo para valorarlo, lo puede valorar desde que lo tiene, pero hay personas que toman lo que tienen y han hecho lo mejor con ello, usted puede hacer el bien con lo que tiene.   Mire el talento y la capacidad que Dios le ha dado, si Dios te ha dado hermosura de rostro y cuerpo no es para que seduzcas al sexo opuesto es para que uses el favor y gracia y llevarlos para algo bueno, si Dios te ha bendecido en las finanzas no es para que te enorgullezcas en tu corazón es para que bendigas a otros, usa lo que tienes para el bien no para el mal.

Toma un tiempo y mira lo bueno que Dios sí te ha dado y que no has agradecido, dale gracias y comprométete con el Señor a ser el mejor y a hacer lo mejor con lo que te ha dado.



 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte