Curso para Ujieres – Detalles prácticos para formar un cuerpo de ujieres

El ujier que sinceramente sonríe le está diciendo al visitante o miembro de la iglesia: “me siento muy feliz. ¿Lo está usted?” De la misma forma, un saludo de mano amistoso y una palabra de bienvenida alegra el corazón de la persona. Así como el campesino prepara la tierra para sembrar, el ujier prepara el ambiente propicio que motiva una experiencia genuina de adoración. El ujier es un obrero de Dios, un colaborador del pastor y de la congregación.

Nuevos Estudios

Sanando Las Heridas – Reflexiones Cristianas

¿Cuántas personas leen la misma página varias veces? Cómo sanar las heridas de la pérdida de un amor. Cada persona que pasa por nuestra vida aporta algo para nuestro desarrollo, crecimiento y madurez por ello es necesario identificar que es lo que el trato con las personas que convives diariamente han dejado en tu vida. Seria absurdo tratar de omitir páginas de la historia de nuestra vida ya que aunque éstas sean experiencias desagradables tienen un gran contenido de enseñanza que perderíamos solo por evitar experimentar una sensación de dolor, nuestra perspectiva cambia cuando buscamos enseñanzas auque no aprobemos del todo el método de cómo lo aprendimos.