Archivo de Etiquetas: UN HOMBRE COJO DE NACIMIENTO

Lecciones en la Puerta del Templo

Lecciones en la Puerta del Templo “…UN HOMBRE, COJO DE NACIMIENTO… ERA LLEVADO… A LA PUERTA DEL TEMPLO… PARA QUE PIDIERA LIMOSNA… (Hechos 3:2) Se puede aprender mucho de un hombre cojo en la puerta del Templo: (1) Un defecto en un área te puede afectar en otras ? como un hábito que no puedes dejar, un espíritu lascivo, un mal carácter o una actitud autocompasiva. Aparte de faltarle fuerza en los tobillos, este hombre era normal, pero una debilidad le impedía vivir como es debido. Todos luchamos contra algo: “No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana…” ...

Leer más »