Lamentaciones 5 - Biblia de nuestro Pueblo

Oración del pueblo afligido

1. Recuerda, Señor, lo que nos ha pasado; mira y fíjate en nuestras afrentas.

2. Nuestra herencia ha pasado a los bárbaros; nuestras casas, a extranjeros;

3. hemos quedado huérfanos de padre y nuestras madres han quedado viudas.

4. Tenemos que comprar el agua que bebemos y pagar la leña que nos llevamos.

5. Nos empujan con un yugo al cuello, nos fatigan sin darnos descanso.

6. Hemos pactado con Egipto y Asiria para saciarnos de pan.

7. Nuestros padres pecaron, y ya no viven, y nosotros cargamos con sus culpas.

8. Unos esclavos nos han sometido y nadie nos libra de su poder.

9. Arriesgamos la vida por el pan, porque la espada amenaza en descampado.

10. Nuestra piel quema como un horno, torturada por el hambre.

11. Violaron a las mujeres en Sión y a las doncellas en los pueblos de Judá;

12. con sus manos colgaron a los príncipes, sin respetar a los ancianos;

13. forzaron a los jóvenes a mover el molino, y los muchachos sucumbían bajo cargas de leña.

14. Los ancianos ya no se sientan a la puerta, los jóvenes ya no cantan;

15. ha cesado el gozo del corazón, las danzas se han vuelto duelo;

16. se nos ha caído la corona de la cabeza: ¡ay de nosotros, que hemos pecado!

17. Por eso está enfermo nuestro corazón y se nos nublan los ojos,

18. porque el monte Sión está desolado y los zorros se pasean por él.

19. Pero tú, Señor, eres rey por siempre, tu trono dura de edad en edad.

20. ¿Por qué te olvidas siempre de nosotros y nos tienes abandonados por tanto tiempo?

21. Señor, haznos volver hacia ti y volveremos, renueva los tiempos pasados,

22. ¿o es que ya nos has rechazado, que tu enojo no tiene medida?