Hebreos 1 - Dios habla hoy

Dios ha hablado por su Hijo

1. En tiempos antiguos Dios habló a nuestros antepasados muchas veces y de muchas maneras por medio de los profetas.

2. Ahora, en estos tiempos últimos, nos ha hablado por su Hijo, mediante el cual creó los mundos y al cual ha hecho heredero de todas las cosas.

3. Él es el resplandor glorioso de Dios, la imagen misma de lo que Dios es y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. [1] Después de limpiarnos de nuestros pecados, se ha sentado en el cielo, a la derecha del trono de Dios, [2]

4. y ha llegado a ser superior a los ángeles, pues ha recibido en herencia un título mucho más importante que el de ellos.

El Hijo, superior a los ángeles

5. Porque Dios nunca dijo a ningún ángel: "Tú eres mi Hijo; yo te he engendrado hoy."[3]

6. Pero en otro lugar, al presentar a su Hijo primogénito al mundo, dice: "Que todos los ángeles de Dios lo adoren."[4]

7. Respecto a los ángeles, Dios dice: "Hace que sus ángeles sean como vientos, y como llamas de fuego sus servidores."[5]

8. Pero respecto al Hijo, dice: "Tu reinado, oh Dios, es eterno, y es un reinado de justicia.

9. Has amado lo bueno y odiado lo malo; por eso te ha escogido Dios, tu Dios, [6] y te ha colmado de alegría más que a tus compañeros."[7]

10. También dice: "Tú, oh Señor, afirmaste la tierra desde el principio; tú mismo hiciste el cielo.

11. Todo ello dejará de existir, pero tú permaneces para siempre. Todo ello se gastará como la ropa;

12. ¡lo doblarás como se dobla un vestido, lo cambiarás como quien se cambia de ropa! Pero tú eres el mismo; tu vida no terminará."[8]

13. Dios nunca dijo a ninguno de los ángeles: "Siéntate a mi derecha, hasta que yo haga de tus enemigos el estrado de tus pies."[9]

14. Porque todos los ángeles son espíritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de quienes han de recibir en herencia la salvación.