Sofonías 3 - Nacar-Colunga

El pecado de Jerusalén, y su redención

1. ¡Ay de la rebelde, de la contaminada, de la ciudad opresora !

2. No quiso escuchar, no se dejó enseñar, no quiso acercarse a su Dios.

3. Sus príncipes son en medio de ella rugientes leones; sus jueces, lobos nocturnos, que no dejan nada que roer para la mañana."

4. Sus profetas son fanfarrones y pérfidos, sus sacerdotes profanan las cosas santas y violan la Ley.

5. Yahvé es justo en medio de ella, no hace El iniquidad; todas las mañanas establece su juicio a la luz, no falta nunca y no hay en El iniquidad."

6. Yo he exterminado a las naciones, he asolado sus torres y devastado sus caminos, sin que haya quien pase por ellos, y sus ciudades fueron saqueadas y no queda en ellas morador.

7. Me dije: De cierto me temerás y aceptarás la corrección, y no se borrarán de sus ojos todos los castigos que le envié; pero se han apresurado a pervertir sus obras,"

8. Por eso, dice Yahvé, esperadme para el día en que me levantaré como testigo. Porque es mi propósito reunir a las gentes y juntar a los reinos para derramar sobre ellos mi ira, porque la tierra toda será consumida por el ardor de mi cólera.

9. Entonces devolveré yo a los pueblos labios limpios para invocar todos el nombre de Yahvé y servirle con un solo hombro.

10. Desde más allá de los ríos de Etiopía, mis adoradores, mis dispersos, me traerán mis ofrendas.

11. En aquel día no te avergonzarás por las acciones con que prevaricaste contra mí, porque quitaré de en medio de ti a tus fanfarrones jactanciosos, y no volverás a engreírte por mi monte santo.

12. Dejaré en medio de ti como resto un pueblo humilde y modesto, que esperará en el nombre de Yahvé.

13. El resto de Israel no hará iniquidad, no dirá mentira ni tendrá en su boca lengua mendaz, y se apacentarán y reposarán sin que haya nadie que los espante.

14. ¡Exulta, hija de Sión! ¡Da voces jubilosas, Israel! ¡Regocíjate con todo el corazón, hija de Jerusalén!

15. Que Yahvé ha revocado los decretos dados contra ti y ha rechazado a tu enemigo. El rey de Israel, Yahvé, está en medio de ti.No verás ya más el infortunio.

16. Aquel día se dirá a Jerusalén: No temas, Sión. No desmayen tus manos,

17. que está en medio de ti Yahvé como poderoso Salvador;se goza en ti con alegría, te renovará en su amor, exultará sobre ti con júbilo"

18. como en los días de fiesta. Yo haré perecer a los que te han abatido, se han convertido en afrentosa carga.

19. He aquí que en aquel tiempo arruinaré a todos tus opresores, y salvaré a la renga, y recogeré a la descarriada,y las haré objeto de alabanzas, y su confusión la haré gloria de la tierra toda.

20. En aquel tiempo os traeré,y entonces os congregaré y os haré objeto de gloria y alabanza entre todos los pueblos de la tierra, cuando yo haga volver ante vuestros ojos a vuestros cautivos, dice Yahvé.