Amós 1 - Palabra de Dios para Todos

Juicios contra las naciones vecinas

1. Amós era un criador de ovejas de la ciudad de Tecoa. En la época en que Uzías era rey de Judá y que Jeroboán hijo de Joás era rey de Israel, dos años antes del terremoto, Amós tuvo unas visiones acerca de Israel. Estas son las palabras de Amós:

2. «El Señor ruge como un león desde Sión* y su voz de trueno se escucha desde Jerusalén. Los pastos verdes se secan y mueren. Incluso la cima del Carmelo* se marchitará».

3. Así dice el Señor: «No les perdonaré a los de Damasco* tantos crímenes que han cometido, hasta usaron sus trillos de hierroa para destruir a la gente de Galaad*.

4. Por eso pondré fuego al palacio de Jazaelb, y las llamas destruirán todas las fortalezas de Ben Adadc.

5. Abriré a la fuerza las puertas de Damasco y destruiré al que gobierna el valle de Avénd y al que tiene el cetro en Bet Edéne. Los de Aram serán desterrados a Quirf». Es lo que dice el Señor.

6. Así dice el Señor: «No les perdonaré a los de Gaza tantos crímenes que han cometido. Ellos se llevaron prisioneros a todos los habitantes de una nación y los vendieron como esclavos en Edom*.

7. Por eso pondré fuego a los muros de Gaza, y las llamas quemarán todas sus fortalezas.

8. Destruiré al que gobierna en Asdod y al que tiene el cetro en Ascalón. Castigaré a todos los de Ecrón,g hasta que muera el último de los filisteos». Es lo que dice el Señor Dios.

9. Así dice el Señor: «No les perdonaré a los de Tiro* tantos crímenes que han cometido. Ellos se llevaron como esclava a toda una nación y la vendieron en Edom. No respetaron el pacto de hermanos que habían hecho con esa nación.

10. Por eso pondré fuego a los muros de Tiro y las llamas quemarán todas sus fortalezas».

11. Así dice el Señor: «No les perdonaré a los de Edom* tantos crímenes que han cometido. Ellos persiguieron con espadas a sus hermanos de Israel y no tuvieron compasión. Estaban furiosos como animales salvajes y descargaron toda su ira contra los de Israel.

12. Por eso pondré fuego a la ciudad de Temán*, y las llamas destrozarán las fortalezas de Bosrah».

13. Así dice el Señor: «No les perdonaré a los amonitasi tantos crímenes que han cometido. Ellos les cortaron el vientre a las mujeres embarazadas en Galaad* para apoderarse del territorio y agrandar su país.

14. Por eso pondré fuego a los muros de Rabáj, y las llamas destrozarán todas las fortalezas en medio de gritos de guerra el día de la batalla, el día de la violenta tempestad.

15. Luego el rey será capturado junto con sus oficiales y serán expulsados de su tierra». Es lo que dice el Señor.

>