Consejos Cristianos – LLEGUÉ A CONSIDERAR EL ESPIRITISMO

«Una gran amiga murió en días pasados…. Fue un golpe duro para todos sus amigos, pues era joven y se veía muy sana.

»Después de su muerte, [yo] pensaba constantemente en su alma…. Sentía curiosidad por saber dónde estaba, y reconozco que quería verla en sueños y conversar con ella…. Llegué a [considerar] el espiritismo, que si esa actividad podía ser cierta. Me siento triste porque, a través de mi pensar, ofendí a Dios al no aceptar su partida….»