Inicio Etiquetas Devocionales cash luna

Etiqueta: devocionales cash luna

Cash Luna – Tú eres mí hijo, pídeme

Pedir es un mandato divino. Dios es tu padre y quiere que le pidas para poder darte todo lo que tu corazón anhela. Juan 14: 13-15 dice: Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Si me amáis, guardad mis mandamientos.

Cash Luna – El comienzo de tres generaciones

Honra a tu familia. Padres, hijos y hermanos somos instrumentos de bendición en el hogar La familia es un núcleo de formación constante. Todo lo que aprendemos de nuestros padres, hermanos y familiares nos prepara para afrontar los retos de la vida. Las relaciones en el hogar determinan muchas situaciones que ayudan a formarnos como personas y debemos tener conciencia de su gran importancia. Piénsalo por un momento, todos pertenecemos a un círculo familiar, somos hijos y probablemente también somos hermanos. Si aún no eres padre , seguramente lo serás algún día.

Estudios Biblicos Cash Luna – Revisa tu dirección

Revisa tu dirección Debes afrontar cada momento de tu vida, declararlo como positivo para el futuro y finalmente retomar el camino correcto hacia las promesas del Señor. En la vida hay momentos que deseamos perpetuar y otros que quisiéramos olvidar. Cada momento debemos vivirlo y declararlo con fe, para luego tomar la dirección correcta. No evadas tus momentos. Cuando nace un bebé, hay que celebrarlo, de la misma forma que hay que llorar si alguien muere. Un divorcio, no es deseable, pero si es inevitable hay que superarlo. Es inútil negar la realidad, debes aprender a vivirla, aunque sea

Cash Luna – Hechos a imagen de Dios

Hechos a imagen de Dios Cash Luna Es necesario que aprendamos a vernos como Dios nos ve. Marcos 8:22 Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase.   A veces, queremos que Jesús haga las cosas como nosotros ...

¿Cristiano te sientes muy inseguro?

"NO TEMAS DELANTE DE ELLOS, PORQUE CONTIGO ESTOY." (Jeremías 1:8) Jeremías escribe: "Vino, pues, palabra del Señor a mí, diciendo: 'Antes que te formara en el vientre, te conocí, y antes que nacieras, te santifiqué , te di por profeta a las naciones...