Inicio Etiquetas Reflexiones Cristianas para jovenes

Etiqueta: Reflexiones Cristianas para jovenes

REFLEXION CRISTIANA – ANOREXIA UNIVERSAL

REFLEXIONES CRISTIANAS - ANOREXIA UNIVERSAL por el Hermano Pablo No es tan famoso como el diario de Ana Frank, pero es igual de dramático. El penúltimo apunte lleva fecha de mayo 1989, y dice: «Me siento como un zombi. No puedo hablar claro. Mi c...

Reflexiones Cristianas – Horno que no Cocina

Reflexiones Cristianas - Horno que no Cocina Voltaire cierta vez describió al hombre como un horno que se está calentando, siempre calentando, pero nunca cocina nada. Al comentar este punto de vista, Harold Blake Walter señala que muchas pers...

Reflexiones Cristianas Diarias – QUITA LA PIEDRA

Reflexiones Cristianas Diarias - QUITA LA PIEDRA "No te he dicho que si creyeres verás la gloria de Dios" Juan 11.40 En ocasiones existen obstáculos para que veamos milagros en nuestras vidas, para la gloria de Dios. Solemos enfocarnos solo...

Reflexiones Cristianas Bíblicas – ¿Habría sido Pura Suerte?

Reflexiones Cristianas Bíblicas - ¿Habría sido Pura Suerte? "El Señor te guardará de todo mal; El guardará tu alma. El Señor guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre" (Salmos 121:7, 8). Era común, todos los miércoles por la...

Reflexiones Cristianas Diarias – El Retrato de si mismo

Reflexiones Cristianas Diarias - El Retrato de si mismo Después de años de trabajar en Roma, en esculturas de tamaño natural, Miguel Ángel fue a Florencia donde un gran bloque de mármol de Carrara de un blanco espléndido, había sido obtenido pa...

UN CORAZON VIGILANTE

Primero que nada, vigila tu corazón, porque en él está la fuente de la vida. (Proverbios 4,23) En nuestra vida, pasamos tiempo cuidando aspectos externos, invirtiendo tiempo en cuidar nuestro cuerpo físico, también nos preocupan los bienes materiales, cuidamos el auto, cuidamos la casa, cuidamos la cuenta en el banco y así pasamos el tiempo cuidando todo lo que está fuera de nosotros, actuamos de tal manera y creemos que la fuente de la felicidad, la fuente de la vida está en lo externo. Esto nos hace cometer un gravísimo error, descuidamos nuestro interior, descuidamos nuestro corazón lo cual nos provocan un sinnúmero de enfermedades espirituales.