Mensaje a la Conciencia – HIDALGOS DE SANGRE Y DE PRIVILEGIO

Mensaje a la Conciencia – HIDALGOS DE SANGRE Y DE PRIVILEGIO

Por Carlos Rey


(Día Internacional del Libro y del Autor y Aniversario de la Muerte de Miguel de Cervantes)

Madrid, 21 de mayo de 1590. Así constan la ciudad y la fecha en cierto documento preparado por un soldado español en representación de sí mismo. Comienza atestiguando que ha servido a Su Majestad muchos años en jornadas de tierra y mar, de manera particular en la Batalla Naval de Lepanto donde perdió una mano de un arcabuzazo. Camino a la corte española, él y un hermano suyo cayeron presos y fueron llevados a Argel.



Sus dos hermanas solteras, a fin de rescatarlos, gastaron todo su patrimonio, incluso sus dotes, por lo cual quedaron pobres. Después de libertado, sirvió a la corona española en el Reino de Portugal, y posteriormente prestó servicio en la Armada española. En todo ese tiempo —declara el solicitante—, no se le ha concedido ninguna merced. Por eso pide y suplica humildemente que Su Majestad le haga merced de un cargo en las Indias, de los tres o cuatro que están vacantes. El primero es la Contaduría del Nuevo Reino de Granada; el segundo, la Gobernación de la Provincia de Soconusco en Guatemala; el tercero, Contador de las Galeras de Cartagena; y el cuarto, Corregidor de la Ciudad de la Paz. Y antes de suscribirse, asevera que es hombre hábil y benemérito, apto para desempeñar cualquiera de esos codiciados cargos, y que su deseo es continuar siempre en el servicio de Su Majestad. Firma, «En Madrid, a 21 de mayo de 1590, Miguel de Cervantes Saavedra.»

Aquel memorial, tal vez por carecer de la palanca necesaria en la corte, pasó de un escritorio a otro hasta recibir la firma de nueve burócratas del reino. El último de éstos, el Dr. Núñez Morquecho, al fin escribió en el margen las siguientes palabras: «Busque por acá en qué se le haga merced.» Así fue como se le negó la solicitud.

La pregunta hipotética que surge en la mente de todo conocedor de literatura española es: ¿Hubiera Cervantes escrito el Quijote de habérsele concedido uno de esos puestos en el Nuevo Mundo? Lo más probable es que no, no porque allá por las Indias no hubiera podido escribir magistralmente, como tantos otros lo han hecho, sino porque seguramente otros temas lo hubieran apasionado más que el del ingenioso hidalgo de la Mancha. 1

Ahora bien, la pregunta que debiera importarnos aún más es: Si el Padre celestial se hubiera negado a firmar el memorial de nuestra salvación escrito por su Hijo, ¿podría haberse escrito el Nuevo Testamento de las Sagradas Escriturasí En otras palabras, si Cristo no hubiera venido al mundo, ¿habría salvación para nosotrosí A Dios gracias que el tema que más lo apasionó fue el de nuestra salvación. Por esa redención pagó el precio más alto posible cuando envió a su ingenioso Hijo al Viejo Mundo a encarnarse y a derramar su sangre por nosotros. 2 ¡Y lo hizo para que pudiéramos llegar a ser hijos suyos, 3 nobles hidalgos de sangre y de privilegio divino!

1 Eduardo Lemaitre, Historias detrás de la historia de Colombia (Santa Fe de Bogotá: Planeta Colombiana Editorial, 1994), pp. 49-51.
2 Jn 1:14; 3:16; Col 1:13-20
3 Jn 1:12

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte