Home / Cash Luna / Cash Luna – Estudios Biblicos I

Cash Luna – Estudios Biblicos I

Relación de Estudios Bíblicos del Pastor Cash Luna :

Cash Luna – Ser Agradecido(primera parte)

La Biblia nos dice que alma debe bendecir a Dios, esto lo encontramos en el Salmo 103:1-5 donde dice: “Bendice alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su Santo nombre. Bendice, alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus inequidades, Él que sana todas tus dolencias; Él que rescata del hoyo tu vida, Él que te corona de favores y misericordias; Él que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila”.

Estos versículos nos dicen que el alma debe bendecir a Dios, por eso debe estar bien ministrada y no puede haber rencores, resentimientos y recelos en ella, no puede tener avaricia y cosas de ese tipo, porque debe bendecir a Dios.

El salmista se está hablando a sí mismo. Aprende también a hablarte. Cuando te mires al espejo di a tu alma: “Bendice alma mía al Señor, no olvides ninguno de sus beneficios.” (Salmo 103: 1-2)

Cuando estabas leyendo este salmo vino a mi mente la oportunidad que tuve de entrar a la galería de la reina, en el palacio de Buckingham, en Inglaterra y ver algunas de las joyas que tienen. Es impresionante. Me acerqué al tercer o cuarto diamante más grande del mundo y fue tal el destello que arrojó que se me cerraron los ojos. En ese momento vino a mi mente que en la Biblia dice que el Señor te corona de favores y misericordias (Salmo 103:4). Imaginé como es que gente venía donde la reina y le ponían las diferentes coronas para las diferentes actividades. Y me imaginé a Dios delante de todos, poniendo coronas sobre cada uno, adornada con el favor, la gracia y la misericordia del Señor. No hay ni una piedra preciosa con la que se pueda comparar el favor y la misericordia de Dios.

Favores y misericordia son los materiales de la corona de Dios y tú debes lucir esa corona. Cuando esos reyes y reinas salen, lucen la corona. Cuando tú sales a la calle deberías de salir sabiendo que luces la corona del favor de Dios. Debes creer en el favor y en la gracia que Dios te ha dado. Cuando entras en una oficina a hacer negocios, tienes que entender que llevas una corona de gracia y de favor de Dios, y que el favor de Dios te acompaña donde quiera que vayas, porque es la corona que Él te puso. Tú decides si te la pones para salir a la calle o la dejas engavetada.

Hay algunas personas que nunca están conformes ni contentas con lo que Dios les ha dado. Y no estoy hablando de no desear más, estoy hablando de no estar agradecido con lo que se tiene. Si tu tienes 10, lloras porque no tienes 11, pero agradeces muy poco que ya tienes 10; si tu tienes 20 estás enojado porque no tienes 21; Y cuando ya tienes 21 te enojas porque no tienes 23 en lugar de estar agradecido por todo lo que Dios te ha dado ó te está dando.

Algunas veces predico cosas del pasado que siguen tocando mi vida y mi corazón, y es porque tenemos que seguirlas recordando para saber de donde Dios nos sacó y nos levantó. Recuerdo cuando manejábamos una bicicleta entre tres, nos peleábamos por los pedales y los ingratos siempre me dejaban a mí en el timón, me usaban de “bumper”. Yo no olvido eso. Algunas veces tomo mi carro y voy a recorrer los lugares donde he vivido, llevo a mis hijos a conocerlos, nos estacionamos frente a la casa donde estuvieron cuando nacieron, les recuerdo el dormitorio que teníamos. Hay cosas que nosotros hicimos que no debemos ni mencionar porque nos avergonzamos de ellas, de los pecados que cometíamos antes; pero también debemos aprender a recordar de donde Dios nos sacó y de los pecados que nos perdonó. Debemos recordárselo a nuestra alma continuamente para que le provoque bendecir y agradecer a Dios.

Si estás por comenzar una nueva etapa, ¿Por qué no comenzar por recordar las cosas que antes ocurrieron, y de donde Dios nos levantó y de dónde nos sacó? Cuando lo recuerdas y ves tu vida, tu alma empieza a alabar al Señor y a bendecirlo continuamente.

No deberías de llorar cuando vengan las pruebas, ni protestar cuando te pasa lo malo. No preguntes ante lo malo: “Señor, pero, ¿por qué a mí?” Cuando pasa lo bueno en tu vida es cuando deberías decir: “Señor, ¿por qué a mí?”. Como pecadores merecemos sólo lo malo, por lo tanto, lo bueno es muestra de su misericordia.

Perdona la expresión que te voy a dar, pero solo un ingrato puede pasar por desapercibido el momento de la alabanza y la adoración; tiene un orgullo espantoso por dentro y no tiene gratitud para con Dios. Alguien que sabe que está coronado de favores y misericordia, valora el perdón de sus pecados, alza sus manos para adorar a Dios y a diario le sale palabra de agradecimiento.

¿Has oído el dicho que dice: “Le debo un favor tal persona”? Eso está mal, porque entonces dejó de ser favor. Cuando Dios nos da su favor, no le debes nada, porque ¿Con qué le pago haberme rescatado? ¿Con qué pago algo que vale la sangre del hijo de Dios? Con nada, eso es un favor. Y por eso debemos estar agradecidos

Si tu supieras lo que dar gracias puede hacer en el corazón de Dios, porque el Señor te da y te bendice, Él no esta esperando que le devuelvas algo, sólo observa tu corazón y espera que digas gracias.

Tú tienes muchas cosas por las cuales dar gracias a Dios todos los días. Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana y ese es un motivo para ser agradecido constantemente.

Cash Luna – Ser Agradecido (segunda parte)

La Palabra del Señor, en el salmo 100: 4-5 dice: Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre con su misericordia, y su verdad por las generaciones.

Muchas personas creen que es alabando como la presencia de Dios viene; algunos dicen la acción de gracias abre las puertas y no, las puertas ya están abiertas y es por eso que damos gracias. Nosotros alabamos porque tenemos la presencia de Dios, no para provocar que la presencia venga Quien abrió las puertas es Jesucristo en la cruz del calvario, y cuando murió, se rasgó el velo, quedó abierta la puerta y permanece abierta todo el tiempo. Alabamos y adoramos a Dios y lo que nos abrió la puerta no son los cantos, es la sangre del Hijo de Dios que fue derramada y fue rociada en su lugar santísimo, y por su sangre todos tenemos entrada.

Lo que se llega a alcanzar por gracia, nunca va a ser lo que uno pueda alcanzar por todas las obras que pueda realizar. La prosperidad que tú alcances algún día por la gracia de Dios, nunca va a ser como la prosperidad que alcances por tus fuerzas carnales. La gracia de Dios funcionando es la que abre las puertas que no abre ni la profesión ni ninguna otra cosa.

Hay dos ingredientes que mantienen funcionando el favor de Dios en la vida de alguien: Lo primero es la fe, porque si tienes fe, la gracia funciona. La segunda cosa que hace que la gracia funcione es el agradecimiento.

¿Cómo va a crecer la gracia donde no hay agradecimiento? Dios nos da la gracia porque le creímos, si queremos que la gracia crezca, agradezcamos. Cuando somos seres agradecidos, la gracia empieza a abundar en nuestras vidas, se va aumentando y va creciendo cada día más, y llega el momento que ya ni se pide, solo se dice “gracias, gracias, gracias”. Tú tienes que dar gracias todos los días, porque nuevas son sus misericordias cada mañana (Lamentaciones 3:22).

El Señor solo esta esperando que tengas un corazón agradecido para hacer funcionar esa gracia que por fe ya obtuviste. Si Dios te corona de favores, que tu corazón y tu boca no se cansen de dar las gracias, porque si es un favor; lo que corresponde no es pagarlo, es agradecerlo.

Dios no esta esperando que le devuelvas algo, solo esta observando tu corazón y esperando que digas gracias. Por eso mi alma bendice y alaba al Señor, y mis pies se dan prisa a correr y estar a tiempo para darle gracias y bendecir su nombre, y es por eso que no necesito que el dirigente de la alabanza diga “levanten sus manos”, porque mi gratitud es tan grande que se impulsan para agradecerle. El agradecimiento es lo que alimenta la gracia de Dios y permite que crezca esa gracia en la vida de alguien.

Cash Luna -No temas ser bendecido (Primera parte)

La palabra del Señor, en Lucas 1: 26-29 dice: Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.

María se preguntó que salutación sería ésta porque los hombres de aquella época no saludaban a los mujeres así. Los hombres de aquella cultura no les daban a las mujeres el lugar que Dios les da. Entonces, cuando María oye aquella salutación dice: “¿De dónde me saluda así? No estoy acostumbrada ha recibir saludos de este tipo. No estoy acostumbrada ha que me hablen de esta manera”. La gracia del Señor la sorprendió.

De la misma manera puede suceder contigo, la gracia de Dios te puede abrir puertas, Cuando caminas en la gracia del Señor van haber noticias que te sorprenderán, pueden llamarte a puesto que antes no tenías, y eso es por la gracia que has encontrado delante los de Dios.

Debemos ser como niños si queremos entrar al Reino de Dios y ver Sus señales y prodigios. Debes creer con todo tu corazón al Señor y no tratar de entenderlo, porque si oyes Su Palabra para razonar y entender no estás creyendo. Por ejemplo, cuando Moisés no pudo razonar que se iba abrir el mar rojo, él creyó. En el momento que estaba parado frente al mar exclamó diciendo: “¡Señor!” Y Dios le dijo: “No es tiempo de clamar. Extiende la vara, para eso te la di.” Creer es parte de nuestra vida en el Señor. Cuando no menosprecias la Palabra de Dios y la oyes con fe, es que las cosas ocurren.

La Escritura en Lucas 1:30 dice: Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. El Señor dice en su Palabra que Él da gracia al humilde. Si tú puedes reconocer que tienes algo de humildad, seguramente también tienes algo de gracia.

A veces la gente no sale de sus problemas porque Dios no tenga su brazo extendido para sacarlos, sino porque no hayan gracia delante de Dios por orgullosos.

Puede que en ocasiones tengas la solución a tu problema frente a ti y no la tomes porque el orgullo te dice que no. Pero cuando se es humilde se haya gracia delante de Dios, y cuando se encuentra gracia delante del Señor vienen salutaciones extrañas a nuestra vida; se nos anuncian milagros que habrán de ocurrir. Si creemos con todo el corazón esos milagros ocurren. No temas a la buena Palabra de Dios.
Mucha gente sólo vive oyendo dentro de su corazón las reprensiones de Dios. Siempre hablan acerca de cuando Dios los reprendió, cuando el Señor los corrigió. Pero Él también dice: “Bien hecho siervo fiel, sobre poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré” ¿Acaso no es esa Palabra del Señor también? ¿Por qué no abres tus oídos como buen hijo de Dios y oyes las palabras que Dios tiene para tu vida? ¿Porqué nos cuesta creer que somos fieles? ¿Por que todo el tiempo tenemos que ser los cristianos dignos de ser reprendidos?, Por qué no podemos decir: Soy un buen cristiano, camino bien con el Señor, tengo un buen testimonio, Dios a mi me bendice, donde yo pongo los pies Dios entra, ciertamente a mí el bien y la misericordia me siguen todos los días de mi vida y de favores me corona el Señor. Debemos creerle a Dios esas Palabras también, pero nos da miedo, o nos llenamos de una falsa apariencia humilde, y creemos que Dios nos va a bendecir más. La falsa humildad es peor que el orgullo declarado.

¿Por qué te da miedo creer? Por ejemplo, cuando te dicen que Dios te vas a dar un gran ministerio, respondes: “A lo mejor, quizás, no se, que me lo confirme”. ¿Porque no le puedes creer al Señor las grandes cosas que tiene para ti? Si tú no le crees se va a buscar al vecino. Dios tiene que encontrar gente a través de la cual demuestre quién es Él. No tengas miedo a las cosas buenas y grandes que el Señor quiere hacer con tu vida.

Maria tuvo miedo, ella se preguntó: “¿Yo, madre del Salvador del mundo?” Pero, a pesar del miedo que sentía aceptó y dijo: “Señor, hágase conmigo como tú quieras. Quítate el miedo y dile al Señor: Hoy me voy a quitar el miedo de ser bendecido por ti.

Hay personas que están construyendo su casa, y les digo: “¡Qué bueno! Esa es la primera. Y ellos me contestan: “La estoy haciendo asó porque esa es la única que voy a tener” Eso no debe ser así, has bien tu casa porque es la muestra de la segunda y de la tercera que el Señor te quiere dar para tus hijos. ¡Piérdele el miedo a las bendiciones de Dios.

A veces no tenemos miedo sólo de lo malo, sino también de lo bueno. Piérdele el miedo a lo bueno. ¿Por qué te asustan las bendiciones de Dios, acaso no has pasado suficiente tiempo asustado por las maldiciones? No hay razón para que te asuste lo que el Señor te quiere dar.

En el verso 31 de Lucas 1 dice: Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.

Tú vas a concebir una bendición dentro de tu espíritu y la verás crecer hasta que se de a luz, la vas a llevar por dentro, vas a soñar por ella, te ilusionarás por ella, vas a comer pensando en ella, vas a despertar pensando en ella, vas a reír a causa de ella, porque esa bendición se va a volver real dentro de tu ser hasta que salga a luz y puedas decir: Esto es lo que por años he llevado por dentro, pero ahora está afuera, la tengo enfrente, la puedo mostrar. Las bendiciones son así, se engendran.
Y en los versos 32 y 33, la Palabra de Dios dice: Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Cuando estaba leyendo esto el Espíritu de Dios habló a mi corando y dijo que les diga: “No sólo mi hijo ha sido destinado a ser grande, Él es el más grande, pero los hijos de ustedes están destinados a ser grandes para la honra y la gloria del Señor”. ¡Cree por tus hijos también! El Señor me mostró que nuestros hijos serán grandes y que los va a levantar de una manera poderosa. Debes vivir creyendo a Dios por eso.

El Señor ha buscado personas que aguanten lo grande. Si Dios te ha estado llamando a ser grande en tu empresa y en tu carrera, compórtate como tal, porque Él sabe que puedes ser grande y por eso ha puesto en ti una responsabilidad para bendecir a mucha gente.

La Biblia en Lucas 1:34-37 dice: Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí tu parienta Elizabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque nada hay imposible para Dios.

No me preguntes ¿Cómo hace las cosas Dios?, pero lo que si puede decir es que las hace con aquellos que moran continuamente bajo la presencia del Espíritu Santo; porque es el Espíritu Santo quien concibe en nosotros lo que es imposible para los hombres. Si tienes comunión con el Espíritu Santo, tienes comunión con aquel que habla lo que es imposible como posible y sencillo. Por ejemplo, cuando acompañas en un viaje a alguien que ya sabe como ir y venir a diferentes parte del mundo y ya conoce los aeropuertos, no te sientes perdido porque le sigues, porque de tanto hacerlo ya sabe. De la misma manera es con Dios, de tanto hacer lo imposible, lo hace parecer fácil.

Si estás creyendo en la posibilidad de recibir bendición, ya empezaste mal, porque al hablar de imposibles, estamos hablando de que no hay manera que eso ocurra. Pero, si crees con tu corazón, el Espíritu Santo puede venir sobre ti y hacer que lo que pides sea posible. Morando en la presencia del Espíritu Santo se hace posible lo imposible.

Cash Luna – No temas ser bendecido (segunda parte)

La Palabra del Señor nos en Lucas 1:26-37 dice: Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí tu parienta Elizabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque nada hay imposible para Dios.

Cuando María acepto que la bendición de Dios iba a ser para ella dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu Palabra. María no empezó diciendo: “Y yo por qué, de que cuenta.” Ella no se puso a averiguar todo eso, aceptó y después se puso a pensar como le explicaba a José y a sus padres.

La Palabra dice que seremos bendecidos en la tierra con persecución. Las grandes bendiciones, también traen grandes persecuciones. Por eso la gente que se deja formar para las grades bendiciones, aguanta las grandes persecuciones.

Cuando María acepto esa bendición para ella, el ángel también le habló de la bendición para su familia, anunciándole que su prima, Elizabeth, también estaba esperando. Cuando tú eres un a persona que agarra las promesas de Dios para tu vida empiezas a recibir la revelación de las bendiciones que Dios tiene para los tuyos. Cando tu aprendes a recibir la bendición de Dios, aprendes a recibirla en fe, a gozarte en Dios cuando te lo da, y también puedes transmitírselo a otras personas. Tú puedes recibir la revelación de la prosperidad para tus hijos a medida de que recibas la revelación de la prosperidad para ti. Cuando recibes la revelación de la prosperidad para tu vida, eres capaz de transmitir la revelación para la vida de otros, por lo tanto, aprende a recibir las bendiciones de Dios que es lo que te capacita para hablar de ellas a los demás.

Cuando tu aprendes a recibir una bendición para tu vida, puedes volverte un transmisor de esa bendición a los demás; por eso la Biblia dice: “Cree en el Señor y serás salvó tú y tu casa” Cuando tú recibes esa salvación empiezas a tener la certeza de que tu casa también será salva. Empiezas a decir: “Si yo recibí a Jesucristo, también mi familia lo va a recibir. Si Dios me sacó de esta quiebra, a ti también te va a sacar ” Empiezas a transmitir aquello de lo que te volviste receptor. Por lo tanto, por cada persona que se vuelva receptor de una bendición de Dios, se vuelve en transmisor de la misma a otras personas.

La Palabra de Dios en Hebreos dice que seamos imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las bendiciones. En otras palabras, no todos heredan las bendiciones al mismo tiempo, porque entonces no imitaríamos a los que heredan las promesas de primero, sino que todos las heredaríamos al mismo tiempo. Siempre hay gente que agarra las promesas de Dios antes que otros. Siempre hay alguien que recibe la bendición de primero, y luego vienen los que imitan a esos para agarrar las promesas también. Se de los primeros que salen a tomar las bendiciones y las promesas de Dios.

Las personas que toman las promesas de primero sufren críticas. Pero, después las personas los analizan y por último los imitan. Por ejemplo, en las fiestas del mundo siempre hay alguien que sale a bailar de primero, y después salen quienes lo imitan. Por una persona que salga o se atreva de primero, por una u otra razón los demás también lo hacen.

Cuando tú te atreves a tomar la bendición del Señor, al principio eres criticado. Cuando íbamos a construir el templo, hubo una señora que se acercó y me dijo: “Hay haces una galera”, y yo le respondí: “Acaso somos pollos”. Entonces se dio cuenta que se equivocó y me dijo: “No, lo que quiero decir es que la hagas barata” A lo que agregue que era una iglesia para nuestro Señor.

Cuando eres de los primeros que creen a Dios por la prosperidad que Él da, crees en los principios bíblicos de este asunto, siembras y cosechas; y crees que eres un hijo y no un jornalero, empiezas a llenarte de bendiciones, y a rededor tuyo aparecen las personas que por fe y paciencia imitan, y alrededor de ellos quienes critican. ¿De qué clase de personas vas a ser? ¿De quienes critican o de los que imitan? Ahora bien, ¿Vas a ser de los que imitan o de los que son imitados? Toma las promesas de Dios, si el Señor te la da agarrala.

No temas recibir las bendiciones de Dios, aún cuando las consideres imposibles. Camina en humildad y hallarás gracia delante de los ojos de Dios. Recibe tu bendición, sé imitador de aquellos que recibieron antes las promesas, sé de las personas que reciben de primero e inspiran a otros a que reciban las bendiciones y promesas del Señor.

Cash Luna – Claves para ver el poder de Dios (primera parte)

La Palabra de Dios en el Salmo 16:1-2 dice: Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado. Oh alma mía, dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor; no hay para mí bien fuera de ti.

Debemos tener una vida que este concentrada y que sepa muy bien que fuera de Dios para nosotros no hay bien. A la gente le es muy difícil saber que practicar para mantener el poder del Espíritu Santo en sus vidas. ¿Qué hay que hacer? Y a diferencia de muchos yo comparto algunos principios que durante mucho tiempo yo no escuche, sino que los empecé ha aprender cuando comencé a tener una vida más íntima con el Espíritu Santo y ha ver la unción seguirnos.

Hace poco mis hijos me acompañaron a un viaje, y estaban asombrados que en los aeropuertos, la gente que salía a mi encuentro se quedaba parada, me veía y empezaba a llorar, y eso es por el Espíritu Santo. Mis hijos se me quedaban viendo y no sabían que hacer en ese momento. El Espíritu Santo nos unge y nos acompaña, y hemos tratado que todo el mundo tenga esa unción, por eso es que en nuestras células y encuentros puedes ver esa unción; pero todo nació en el dormitorio cuando juntos con mi esposa buscábamos la presencia del Espíritu Santo. Ahí fue el epicentro donde comenzó todo.

Para mí no hay mayor bendición que el Espíritu Santo. Él puede bendecirme todo lo que quiera, pero sabe que mi mirada y corazón es Él, no las cosas que me da. El hecho que uno desee otras cosas no quiere decir que sean el anhelo de uno. Bendito Dios por todo lo que nos da, pero no hay vida más prospera que la vida que vive anhelando y deseando al Dios de las bendiciones más que a las bendiciones de Dios. Por eso es que a veces estás tan concentrado en lo que necesitas de Dios que no logras conocer al Dios que te las puede dar. Para ti lo importante es tu sanidad, y yo no digo que no, para ti lo importante es que tus hijos vuelvan a tú casa, para ti lo importante son los grandes problemas que tienes, eso es lo importante. Y por supuesto que son importantes, ni modo que uno no va ser afectado por los problemas que tiene, pero eso no quiere decir que otros no los tengan. ¿Crees que yo vivo ausente de problemas? ¿Crees que vivo ausente de dolores? ¿Crees que yo no pase por donde tú has pasado? Quizá he pasado por algunas cosas distintas y diferentes, pero no es como a nosotros no nos falta nada es fácil buscar a Dios. Eso no es así, yo he buscado a Dios desde pequeño. Cuando era niño pasaba tocando la puerta de las casas de mis amigos, a las siete de la mañana, para llevarlos a misa. Yo iba a buscar al Señor en medio de la separación de mis padres, en medio de que no teníamos para pagar los mejores colegios, en medio de vivir de pensionista en la casa de mis tíos, en medio de todo eso buscaba a Dios.

Debes aprender que si tu mirada se pone en el Dios que das las cosas en lugar de que este en las cosas que da Dios, Él te va poder bendecir hasta rebalsar, porque sabe que no tiene ningún problema de tener que competir con la bendición que te da. Es lo mismo que si les das una bicicleta a tus hijos y luego ya no los miras. ¿Por qué? Porque pudo más la bendición que el padre que se las dio. Pero cuando buscas y haces lo que dice el Salmo 73, no es que no necesitemos nada, eso no quiero decir que quien dijo eso puede vivir desnudo en el frío y no se muere, no come y no educa bien a sus hijos y diga: ¡Gloria a Dios! Eso no es así. Pero, ¿Cuál es el problema? ¿Qué es más grandioso? ¿Que una persona necesitada en quiebra, enferma, buque a Dios, o que alguien que este sano, sea millonario y que no le falte nada busque al Señor? ¿Qué crees que es más grande? Que aquel a quien no le falte nada este buscando a Dios. Entonces, debes saber que si tu anhelo es Dios. Él podrá darte de todo porque sabe que no compite con Él. El Señor te puede dar de todo y todo sí y sólo sí no compite con Él. Si buscas al Señor de igual manera que cuando no tenías un buen carro que ahora que tienes uno de lujo, que cuando vivías de posada en posada, que ahora que tienes tres o cuatro casas, lo buscas igual que cuando no tenías empleo ahora que ya tienes tu propio empleo. Si eres un hombre que aun estando bendecido lo sigues buscando, eres un hombre que califica para ser bendecido por Dios todo el tiempo.

Tú le dices a Dios hasta donde puede bendecirte. Entonces no tiene la culpa la gente que le ha dicho a Dios que lo puede bendecir más, porque ninguna bendición lo aparta de Él. ¿Crees que algo malo te pueda apartar de Dios? ¿Si supieras cuántas cosas buenas te pueden apartar de Dios? ¿Que es lo que lo determina? El corazón de la persona que está siendo probada o bendecida. Tú determinas con tu corazón que pude darte y que no puede darte Dios, hasta donde puede y hasta donde no. Con tu corazón determinas hasta donde te puede dar Dios. Si tu determinaras hoy esa decisión en tu corazón de buscar a Dios por encima de todas las cosas que Dios te pueda dar.

Estoy escribiendo un libro que se llama: “Más allá que la unción”. Porque la gente busca unción, pero hay algo más allá de eso. Lo que tienes que buscar está más allá de la unción. Eso quiere decir que puedes tener unción y todavía no has llegado a donde tienes que llegar. Más allá de las riquezas, más allá de la salud, más allá del bienestar está el Dios que te lo da.

Cash Luna – Claves para ver el poder de Dios (segunda parte)

En Hechos 2:2 dice: Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados.

La Palabra dice que cuando llego el día en que el Espíritu se derramó, fue de repente y que llegó del cielo. El día llega, viene del cielo y es de repente.

Y en el verso 3 dice: y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.

Imagínate ese cuadro, de repente hay una llama ahí. El poder de Dios es lindo mientras que se quede escrito y no se nos manifieste, porque muchos quieren que el poder de Dios se manifieste a su estilo. Por ejemplo, las mujeres quieres que el Espíritu las toque pero que no las despeine ni que se les arruine el maquillaje. ¡Vaya que el Espíritu no pidió permiso para entrar aquel día en aquel lugar! Él solamente entró.

Imagina por un momento si el Espíritu toca la puerta del aposento del Apóstol Pedro, y él con su mente tan cerrada abre y de repente ve un torbellino que viene haciendo un gran ruido, con un montón de fuego y se va ha meter a la casa, ¿Qué crees que diría?. Jesús les dijo que esperaran a que viniera el Espíritu Santo, pero no les dijo como iba a llegar. Él sólo les dijo que iban a ser investidos de poder, pero no les dijo como llegaría el poder. Cuando llega, menos mal no le preguntó a nadie, solo prendió fuego en la cabeza de todos, no hubo quién dijera que no le gustaba y que mejor iba a otro culto.

Nosotros hemos tenido reuniones donde el Espíritu Santo cae con tanto fuego, que aunque te cueste creerlo, he visto a la gente con la piel toda roja y quemada, los vasos sanguíneos se estallan de la temperatura a la que llega la piel bajo el verdadero fuego del Espíritu Santo. Eso es así porque el poder de Dios no es un concepto, es una realidad. El poder de Dios se puede percibir y tocar si así lo deseas.

A partir del verso 4 dice: Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Moraban entonces en Jerusalén, judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud.

Existen cuatro tipos de personas que aparecen en un avivamiento. Primero son los que son llenos del poder del Espíritu. La Palabra dice que hubo un gran estruendo y después, llegaron todos, curiosos a ver lo que pasó. ¿Qué hace que se junten las multitudes? El Espíritu Santo.

¿Sabía la multitud que era el Espíritu Santo o sólo oyeron el estruendo? Sólo oyeron el estruendo y estaban confusos. Los segundos son los confusos.

Ahora bien, a mí se me enseño que lo que es de Dios no confunde, pero aquí me encuentro con algo que si era de Dios y confundió. No es que lo de Dios no confunda, lo que confunde es lo que uno no entiende. Ellos se confundieron porque no entendían lo que estaba pasando y así nos pasa, derrepente el Espíritu Santo va a tocar a alguien, y no va ha llegar a todos para que alguno diga: ¿Y eso qué es, me confunde? Pero que se confundan no quiere decir que eso no sea de Dios. Entonces, aparecen las personas que dicen: Si es de Dios que me pase a mí, como si ellos fueran la muestra que Dios debe escoger en el mundo para demostrar que algo es de Él. Dios no tiene necesidad de convencerte que es de Él, el Espíritu simplemente se derrama y allá tú y tu fe.

Hay mucha gente a la que le da pena invitar a otros cuando el Espíritu se derrama por lo que han de decir, pero que no te importe que van a decir de Dios, Él se pude defender sólo. Piensa en qué estará diciendo el Espíritu Santo de ti, que te avergüenzas de Él.

En una ocasión, cuando mi esposa fue llena del poder del Espíritu Santo, yo pensé que se le había bajado la presión, pero no fue así. Y cuando vi que todos se estaban riendo, estaba confuso. Y me fui a orar y le pregunté al Señor si esos no eran demonios. Él me respondió: Desde cuando los demonios dan lo que no tienen. Los demonios no pueden dar gozo si ellos viven amargados, oprimidos, tristes, afligidos. Ellos no saben lo que es reír, lo que es gozarse. Los demonios no saben lo que es una sonrisa, ellos viven bajo presión. Y en ese momento empecé a ver cuantas palabras hay en la Biblia sobre el gozo sobrenatural del Espíritu Santo, y es impresionante.

Otra vez estaba sendo con un grupo de 50 personas que era lo que tenía la iglesia en aquel entontes, y mi hijo, Juan Diego, que en ese tiempo tenía cuatro años, me miraba y se balanceaba hacia atrás y se caía de la silla. Él se volvía a subir y se caía de nuevo porque estaba lleno del poder de Dios. Y yo me preguntaba ¿cómo era posible? En ese tiempo hubo gente que empezó a confrontarme y me decía: ¿Qué más va ha dejar que suceda en la iglesia? A lo que respondía: Lo que Dios quiera, es Él quien se derrama. Dios no es un hombre, ni se manifiesta como hombre.

En el verso 7 dice: Y estaban atónitos y maravillados diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, los oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elemitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?

El otro grupo de personas que están en un avivamiento son los que se maravillan de lo que Dios hace, pero nunca lo hace en ellos. En un tiempo yo pasé de confuso a maravillado. Estaba impresionando de ver lo que el poder de Dios hacía tocando a la gente. Mira multitudes tiradas en el piso bajo el poder y yo no tenía nada, ni siquiera cosquillas. En una ocasión un predicador dijo que iba a orar pro todos, y les imponía manos diciéndoles que fueran llenos. Yo estaba con los ojos cerrados y cuando los abrí vi que todos estaban tirados en el suelo y yo seguía parado.

Dentro de los confusos, yo pondría a los frustrados; porque muchas veces nos frustra ver lo que pasa a otros y que a nosotros no nos pase nada. Eso me frustra, pero nunca la frustración ha gobernados mi corazón. Ciegos miran delante de mí, personas que no podían caminar salen corriendo, una personas dio un grito y quedo sana. Sin embargo yo tuve que operarme con láser mis ojos. ¡No te enredes para vivir! Yo he visto muchos paralíticos levantarse y vivo con dolores de espalda. Ya oré, reprendí y ayuné, ya hice de todo y tengo que hacer ejercicios para la postura. Vivo con dolores que me dan ganas de llorar, pero no me frustro. Sigo orando por los enfermos, bendiciendo a la gente y creyendo en la unción del Espíritu Santo. Me interesa más la amistad con el Espíritu Santo, que lo que Él me da. Bendito Dios por lo que me da.

Una vez tuve la oportunidad de ir a unas reuniones de avivamiento por doce días. Eran dos reuniones diarias de cuatro horas al día, y yo no sentía ni escalofríos. Recuerdo que fui a traer a un joven al aeropuerto. Él iba sólo por cinco días. Cuando entramos para la puerta, en la primera butaca se quedó tirado. Pasó lleno los cinco días, no supo ni que predicaron. Él llegó y fue lleno del Espíritu Santo, así lo llevé de regreso al aeropuerto y a mí no me pasaba nada. Puede haber dicho que eso no era para todos, pero seguí insistiendo y Dios trato conmigo para poder llegar ahí.

En el versículo 13 dice: Mas otros, burlándose decían: Están llenos de mosto.

En un avivamiento hay de todo; los llenos, los confusos, los maravillados y los que se burlan. ¡Ojala todos sean llenos en uno! Porque sería el colmo que todos estemos confusos o sólo maravillados, pero lo peor sería que todos nos burlemos.

Debemos recordar siempre que Dios no es hombre, ni se manifiesta como hombre. Dios no puede negar su propia naturaleza cuando se manifiesta.

Cash Luna – Cambiando de dimensiones (primera parte)

Si tienes los mismos resultados es porque sigues haciendo lo mismo, si quieres resultados diferentes, has algo diferente.

En el pasado se enseñó a la gente que progresar era malo. Se enseñó que tener riqueza era pecado, se nos enseñó que los líderes que debían presidirnos debían ser pobres y no tener familia. ¡Que difícil venir de eso sin que sea lo que Dios quiere para nuestra vida! Pero, eso podemos cambiarlo renovando nuestra mente con pensamientos de calidad.

La Palabra del Señor en Génesis 39: 1-3 dice: Llevado, pues, a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá, Mas Jehová estaba con José, y fue varón prospero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano

Pide al Señor que haga prosperar todo lo que tus manos toquen, y que como estuvo con José este contigo. Prosperar es un buen testimonio de que estás con nosotros.

En el verso 4 dice: Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y el le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.

Dios levanta gente fiel, para que otros entreguen en su manos lo que tienen. El era un esclavo, no era de Egipto, era de otra nación. cuando estás con Dios y haces las cosas correctas el mundo te va a confiar a ti.

Dios le mostró a José para que había nacido. El tuvo un sueño, lo creyó y confesó, empezó a creerle a Dios y a actuar. Llegaría a gobernar y sus hermanos sintieron envidia. Entonces, hacen creer a su padre que fingieron que a José lo había matado algún animal y que estaba muerto, lo meten en un pozo vacío. José no protesto amargadamente por lo que le sucedía. Rubén, su hermano tuvo misericordia de el y en lugar de matarlo lo vendieron como esclavo. José no protestó a la hora que lo iban a comparar como esclavo, lo vio de una forma positiva. Imagino que cuando lo iban a vender no se quedo atrás, y cuando vio a un hombre elegante que era el general de los ejércitos de Egipto, salió corriendo y se paró hasta adelante para que lo vieran, el quería ser comprado al mejor postor. Si iba ser esclavo, sería el mejor. Después sufrió una tentación con la mujer de Potifar, y es acusado de violarla, entonces lo llevan a la cárcel. Estando ahí le dicen que interpreten unos sueños, él no se quejó porque no era lo que Dios le mostró.

Cuando José estuvo en el pozo, levantó sus manos y dio gloria a Dios. Cuando lo vendieron de esclavo pensó en ser el mejor. Él siempre vio todo lo que pasó como algo temporal porque no era lo que Dios le había mostrado. Lo que ahora vives es temporal, Dios te mostró que ibas a ser rico? No te quejes es temporal. Dios te mostró que tus hijos iban a ser sus siervos y ahora están en las drogas, no te quejes, es temporal.

¿Te ha mostrado Dios el propósito de tu vida? Entonces lo que estas viviendo es temporal, por bueno o malo que sea Dios tiene un propósito para tu vida. Si has deseado, has querido y trabajado duro en tu economía, el momento que estas pasando es temporal. Si el Señor te mostró una salud tremenda con años de vida sirviendo a Dios, lo que estas pasando es temporal. El que conoce su propósito sabe lo que es temporal. ¿Cómo distingues lo temporal de lo que no es? Por lo que Dios te ha mostrado.

Cash Luna – Cambiando de dimensiones (segunda parte)

Hay cosas que la Palabra de Dios te dice y cosas que tu le tienes que decir a la Palabra de Dios. Has visto los cuestionarios en los que debes llenar los espacios en blanco. La Biblia dice: Para llevar mucho, pero que es mucho. La Palabra te dice la palabra mucho, peor tu fe le pone la cantidad a mucho. Tú agarras la palabra y le pones lo que para ti es mucho, y solo para ti porque lo que para ti es mucho para mi puede ser poco. Por eso Dios nos ha dado a todos la fe, Dios le dio una medida de fe a todos, Si Dios ya te dio la fe, lo único que decides es que hacer con ella, lo único que te queda a ti es escoger para que la quieres usar. Si tienes fe para decir que de esta no pasas, esa es tu fe. Pero la misma fe puedes usar para decir que vas más adelante. La Biblia dice el justo pro su fe vivirá, todos vivimos por la fe, pero cada quien escoge como quiere vivir.

Hay que movernos por fe. Todos los que tienen fe para algo espiritual no deben ser negligentes para algo material. Los que verdaderamente buscamos un tesoro espiritual jamás podemos dejar de tener fe para lo material. Hay que madurar, si quieres llegar más lejos en la vida, debes tener fe para prosperar. José la tuvo, el dijo esto es temporal, no es permanente. ¿Dios te mostró algo mejor para tu vida? No te canses hasta tenerlo. ¡Sigue adelante!

En Jueces 6:12-14 dice: Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová esta contigo, varón esforzado y valiente. Y Gedeón respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros ¿por qué nos ha sobre venido todo esto? ¿Y donde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en manos de los madianitas. Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

Todo a lo que Gedeón estaba a punto de entrar, el Señor lo provocó. Dios sabe como provocarte, Él sabe donde pone el dedo. ¿De dónde sale la supuesta protesta de Gedeón? De conocer a Dios. ¿Qué quiere decir? Que Gedeón nunca asoció a la escasez con Dios. El dijo: Si Dios esta conmigo, porque me falta, y porque no tengo. Pero si no tienes no es para que le protestes a Dios, no tienes porque algo no has hecho, pero si te das cuenta se asocia a Dios con lo bueno.

No hay peor cosa que no saber que es lo que Dios no tiene para tu vida. El dijo que porque estaba todavía en esa situación. Esa protesta puedes verlo como una fe mal enfocada, si el tenía fe tenia que ser como José, por eso decía: Porque si Dios esta conmigo todo me sale mal. Si te va mal y dices que eso es lo que Dios quiere, empiezas a hacer malo a Dios, y cuando le atribuyes lo malo a Dios, Él se aleja. Cuando Dios te predica a través de mensajes como este, quiere que tengas una conversación con él.

Cash Luna – Cambiando de dimensiones (tercera parte)

Gedeón dijo un día: No mas de esto que esta pasando, y agarro fe, no rebelión, Y en el versículo 15 le respondió:..Ah, Señor mío, ¿Con que salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manases, y yo el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre. Y él respondió: Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti me des señal de que tú has hablado conmigo. Te ruego que no te vayas de aquí hasta que vuelva a ti y saque mi ofrenda y la ponga delante de ti. Y el respondió: Yo estaré hasta que vuelvas.

Y en el verso 22 dice: viendo entonces Gedeón que el ángel de Jehová dijo: Ah, señor Jehová que he visto al ángel de Jehová cara a cara. Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás. Y edifico ahí altar a Jehová, y lo llamo Jehová -Salom; el cual permanece hasta hoy en ofra de los abiezeritas. Aconteció que la misma noche le dijo Jehová: Toma un toro del hato de tu padre, el segundo toro de siete años, y derriba el altar de Baal que tu padre tiene, y corta también la imagen de Asera que está junto a él.

Primero le mostró el problema que había para prosperar. El pueblo estaba en idolatría y Dios es un Dios celoso.

José, Josué y Nehemías, todos esos hombre fueron usados al darse cuenta que lo que tenían no era lo que Dios quería. Dios tiene cosas mejores de las que estas viviendo, no te mueras sin disfrutarlas, pregúntale a Dios que quiere.

Nosotros menospreciamos el poder de una ofrenda, lo tomamos muy al suave cuando es más profundo de lo que nosotros creemos. Este hombre para pasar a otra dimensión, puso una ofrenda. Entonces, le dijo cual iba a ser la señal y le reveló la estrategia. Muchos están a punto de recibir la estrategia para su familia o su economía solo es que aprendan el valor que tiene esa ofrenda. Dios le dijo a su pueblo salgan del desierto a ofrecer. Si tu no crees que eres capaz de conseguir un empleo, vas a salir pidiendo en lugar de ofrecer.

Prepárate y empéñate por hacer algo mejor de lo que haces, porque en esta vida los que tienen éxito son los que tienen algo que ofrecer. ¿Qué tienes que ofrecerle a tu país? Por eso es que la gente se va a otros países, porque siempre van a ver que le ofrecen en el país. Cuando uno tiene algo que ofrecer, busca lo que uno quiere. ¿De qué clase de gente vas ha ser?, ¿Demandante u ofertante? ¿Consumidores o productores? Prepárate para tener algo que ofrecer.

En Jueces 7: 15-18 dice: Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró; y vuelto al campamento de Israel dijo: Levantaos, porque Jehová ha entregado el campamento de Madián en vuestras manos. Y repartiendo los 300 hombres en 3 escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos, y cántaros vacíos con teas ardiendo dentro de los cántaros. Y les dijo: miradme a mi, y haced como y9o hago; he aquí que cuando yo llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como yo hago. Yo tocaré la trompeta, y todos los que estarán conmigo; y vosotros tocaréis todas las trompetas alrededor de todo el campamento, y diréis: ¡Por Jehová y por Gedeón!

Era otro tipo de estrategia, la divina. Gedeón estaba hablando de ganarle a los madianitas sólo con 300 hombres, pero ese día les dice: Les voy a dar las armas para vencer a los madianitas, y que cada uno llevaran una trompeta. Y aquellos agarraron su trompeta y la presentaron. Regresan y les muestra la segunda arma, una jarra, y la tercer arma una antorcha. Imagínate al ejercito con esas armas. Ese es nuestro Dios, cuando tu presentas una ofrenda cosas raras pasan. Y la Biblia continua diciendo:

Si quieres cambiar de dimensiones tienes que estar consiente que estas en el reino de Dios, y aunque a veces no te cuadre lo que esta diciendo, es así como Dios las hace y Dios responde. Siembra en el reino de Dios que es el dueño del todo el oro y toda la plata. Si no desafías tu fe no vas a llegar lejos. Dios esta por bendecirte grandemente te va a cambiar de dimensión lo que estas viviendo es temporal.

Cash Luna – El cuerpo miembro de Cristo (primera parte)

La Palabra del Señor en Filipenses 3:17-19 dice: Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal.

En los últimos domingos he venido enseñando acerca del uso del cuerpo, su relación con la unción del Espíritu Santo y la bendición de Dios. He dicho que Jesús sacrificó su cuerpo en la Cruz del Calvario, que somos salvos por la ofrenda del cuerpo de Cristo, y que el Señor vive no en nuestra mente sino en nuestro cuerpo, porque nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo.

Cuando hablamos de las personas cuyo dios es el vientre debemos tener cuidado de voltear a ver a los gorditos, Por que hay delgados que comen como degenerados pero su metabolismo les ayuda.

Hablando de aquellos para los cuales su dios es el vientre, hay dos extremos: Los que comen todo sin importarles, y por otro lado los que se cuidan haciendo ejercicios, comiendo bien y tomando multivitaminas, pero no para el Señor sino para lucir su cuerpo y seducir con el.

En ocasiones les he dicho a muchos jóvenes que se nota cuando viene su luna de miel, porque sólo gimnasio y dietas son. Tener bien su cuerpo para entregarlo a su esposa o esposo esta bien, pero ¿Cuándo los motivo el Señor a hacerlo? ¡Nunca! Su motivo es la luna de miel, no Jesús. ¿Qué pasó con el Señorío de Cristo? ¿Puede más una luna de miel o el miedo a la muerte, qué el hecho que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo y es para el Señor? ¿Quién es tu Señor? Si quieres tener bien tu cuerpo para las relaciones sexuales, entonces, el sexo es tu señor.

El motivo por el cual debemos tener bien nuestro cuerpo es porque en él habita el Señor Jesús; ese es el motivo correcto y por eso debemos mantenerlo lo más saludable que podamos.

En Filipenses 3:12-14 dice: No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto, sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta, al premio supremo llamamiento de Dios en Cristo, Jesús.

¿Cuántos tienen llamado del Señor? El problema no es el llamado, pero obtener el premio; todos debemos trabajar de manera de obtener el premio. Puedo tener llamado y no obtener el premio. Si no te interesa el premio no te interesa terminar bien tu llamado. Si no me dan premio, no terminé bien mi llamado.
Nosotros, los llamados, tenemos el deber de mantener bien el cuerpo para cumplir el llamado y obtener el premio.

Cash Luna – El cuerpo miembro de Cristo (segunda parte)

¿Recuerdas cuando Jesús estaba a punto de ser sacrificado y estaba en Getsemaní orando? Jesús pidió a los discípulos que oraran con Él y cuando regresó estaban durmiendo. El espíritu está listo, más la carne es débil. ¿Qué no aguantó? La Carne. Entonces el problema para orar es el cuerpo no el espíritu. ¿Qué es lo que no aguanta? El cuerpo. Es por eso que en una vigilia tienes que tomar un café para despertarte, porque si no, tu cuerpo no responde. Jesús lo dijo: su carne es débil, su espíritu está dispuesto. Aunque no lo crea la oración depende de su cuerpo. Entre más energía tenga tu cuerpo más tiempo vas a poder orar, más vas a aguantar.

Cuándo los discípulos no pudieron hacer un milagro, y preguntaron ¿por qué? Jesús les dijo que ese genero (la incredulidad) no salía sino que con oración y ayuno. El ayuno tiene que ver con el cuerpo. El ayuno aumenta tu fe y disminuye la incredulidad. No importa cuanta Biblia sepas, el Señor nunca los reprendió por no saber la Biblia, si no que por ser incrédulos. Jesús les enseñó que su fe crecería por oración y ayuno. El incremento de la fe también tiene que ver con el trato al cuerpo. El ayuno es abstenerse de comer y beber. Crezco en fe de acuerdo a como trate mi cuerpo. El incremento de la fe viene por la oración y el ayuno.

1 Corintios 9:23-24 dice: Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme coparticipe de él. ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

El obtener mi corona depende de ciertas abstinencias. El que lucha de todo se abstiene para obtener la corona.

En 1 Corintios 9:26 dice: Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esa manera peleo, no como quien copea el aire, sino golpeo mi cuerpo, y lo pongo a servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo vengo a ser eliminado.

La abstinencia de algo es un golpe al cuerpo. El cuerpo hay que ponerlo en servidumbre. ¿A qué relacionó Pablo el éxito o el fracaso de su llamado como predicador? Con el trato del cuerpo, él dijo me abstengo no sea que yo sea eliminado aun siendo predicador.

A lo que creas que te ha llamado Dios, cuida tu cuerpo. En el mundo entero hay un círculo de gente que dice tener un llamado y practica muy malas cosas acerca de su cuerpo. Termina de predicar y va a ingerir todo tipo de alimento dañino.

El famoso dicho de que los cristianos no beben ni fuman pero como comen, está mal. Pablo dice si Jesús no resucitó entonces comamos y bebamos. Esto quiere decir que lo primero que pablo aprendió de cristo fue lo que comía y bebía.

En 1 Corintios 6:12-13 dice: Todas las cosas me son lícitas, mas no todas me convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Las viandas para el vientre y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación sino para el Señor y el Señor para el Cuerpo.

Todas las personas que destruyen su cuerpo terminan mal. Cuanta gente alcohólica conoce que ha terminado destruyendo su carácter, por que destruyeron su cuerpo. Aún muchas personas después de rehabilitación muestran las huellas de su adicción no en su cuerpo, pero en su carácter. Toda persona que trata mal su cuerpo termina mal como persona. Destruye tu cuerpo y automáticamente estas pidiendo que te destruyan la vida.

Cash Luna – El cuerpo miembro de Cristo (tercera parte)

No hay nada que Dios nos prohíba comer, excepto sangre. Después de eso todas las comidas no son prohibidas, por lo tanto tu eliges que comer. No quiere decir que ya no hay alimentos malos. Por ejemplo, Dios me ha dado apetito y estomago para digerir los alimentos, pero esto no quiere decir que debo de comer más de lo necesario. El cuerpo es para el Señor Jesús y el Señor Jesús para el cuerpo.

El cuerpo es el miembro de Cristo. Cuando tocas a tu cuerpo, tocas a Cristo, porque el cuerpo es lo que es el miembro de Cristo, no dice nuestra mente. Tenemos la mente de cristo, pero no dice que es la mente la que pertenece a Él. Por esto, podríamos decir, como tratas a tu cuerpo tratas a Cristo.

No esta en mas decirte que en como uno trata a su mujer así también trata su cuerpo por que son una sola carne. Lo que le haga a mi mujer me lo hago a mí. Cada vez que tratas mal a tu esposa algo malo te ha de pasar a ti, por que lo que a ella le hacemos no lo hacemos a nosotros.

En 1 Corintios 6:15 dice: ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo.

Más adelante en el verso 17 dice: Pero el que se uno al Señor, un espíritu es con Él.
Si Pablo escribe: ´´¿O ignoráis que vuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo?” ¿Le esta escribiendo a cristianos o a pecadores? Cristianos. Este problema no es nuevo. Voy a decir algo que no es una afirmación, pero si lo quiero dejar en tu mente: ¿si tu cuerpo es miembro de Cristo y le das tu cuerpo a una ramera que diría la ramera? ¿Acostaste a Cristo con una ramera? No lo quiero afirmar ni decir una herejía, pero la escritura así lo dice.

¿Cómo es posible que tomes el cuerpo de cristo y se lo des a una ramera o alguien que no es tu marido? ¿No ves que le estás dando el cuerpo de Cristo a otra persona? Porque dice la Biblia que tú eres el cuerpo de Cristo. No debemos hacerlo. Si alguna vez alguien lo ha hecho debe arrepentirse por que esta en un serio problema.

No es ninguna religiosidad pedir que no andes enseñando el ombligo, no usar minifaldas, o blusas cortas. La moda no es una cuestión de gustos, es cuestión de principios. Si el principio te dice que la puedes usar entonces úsala. No hagas de tus gustos tus principios por que tus gustos son demasiado débiles.

Yo ministro por todas partes y se ven unas cosas, que me pregunto: ¿Cómo puede ser posible? Entonces, encuentro el por qué Pablo escribió eso. Si mi cuerpo es templo de Dios y si mi cuerpo es miembro de Cristo, debo de respetarlo más. Eso no es religiosidad. Por otro lado, la Biblia es clara que tu cuerpo es miembro de Cristo, y que estamos unidos a Él por el espíritu, pero no puedes estar unido al Señor como un espíritu si no entiendes o practicas que tu cuerpo es de Él.

El Espíritu Santo vive en tu cuerpo. Cuando te vallas a vestir, pregúntale al Espíritu Santo si le parece. ¿Dónde esta el señorío de Cristo si ni le preguntamos si está de acuerdo con la ropa que nos vamos a poner? ¿Dónde esta que Jesús que es Señor? Si ni siquiera lo dejas ser Señor del cuerpo que es su casa. Si eres cristiano y dices que tu cuerpo es de Dios, demuéstralo en la práctica.

En la vida, un día algo te va a motivar a cuidar mejor tu cuerpo. ¿Puede ser un cáncer, presión alta, una luna de miel, un torneo, un deporte, o puede ser Jesús? ¿Vas a terminar cuidando mejor tu cuerpo por que tienes cáncer? ¿Vas a comer bien por que el ácido úrico se salió de sus limites? O ¿vas a hacer ejercicio para evitar un infarto? O ¿vas a mantener tu cuerpo bien para presentárselo al Señor como sacrificio santo, vivo, y agradable a Él?

Cash Luna – El cuerpo y el servicio (primera parte)

Hebreos 10:19-22 dice: Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesús, por un camino nuevo y vivo que Él inauguró para nosotros por medio del velo, es decir, su carne, y puesto que tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado en agua pura.

Delante de Dios se presenta la conciencia, el corazón, la fe y el cuerpo. ¿Cómo se presenta el cuerpo? Lavado con agua pura. Quiero hablares de cómo presentar nuestro cuerpo, no solo de lo que comemos, es si nos presentamos limpios. Nosotros no sabemos como presentarnos delante de Dios pero si queremos que nos dé diferentes cosas.

Cuando vas a una entrevista, y te dicen que debes presentarte a determinada hora y vestido de cierta forma, lo haces así, porque si llegas a otra hora, vestido de forma diferente, no te van a dar nada. Pero, delante de Dios nos presentamos como se nos da la gana argumentando que Dios ve el corazón, y sí lo ve a través de la forma que presentas tu cuerpo.

Presentarnos delante de Dios tiene sus reglas. Por ejemplo, si vienes delante de Él pero no crees que es a través de la sangre del hijo de Dios, no te dejan entrar. Debes creer que es a través de la carne, del velo que se rompió que nosotros entramos a la presencia del Señor. Debes tener la creencia que es a través de Jesús que Dios nos oye, pero también debes presentar tu cuerpo lavado en agua pura. Pero la gente se presenta como quiere sucio, y sin rasurar porque es domingo, y es el día de descansar, pero eso lo dice el mundo. El domingo es el día del Señor, de hecho todos los días son del Señor.

En Romanos 12:1-2 dice: Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo aceptable a Dios, que es vuestro culto racional. Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cual es la voluntad de Dios: lo que es bueno, agradable y perfecto.

La voluntad de Dios no solo debe entenderse sino probarse. Pide a Dios la experiencia de Su voluntad, buena, agradable y perfecta en tu vida. Pide saber qué es, vivirlo y que te pase a ti.

La gente que experimenta la voluntad de Dios es la gente que ha sido transformada, pero para ser transformado hay que renovar la mente. Cuando tus pensamientos cambian, cambia tu experiencia con Dios. Muchas de las cosas que hablo, no es que otros no las sepan, es que me atrevo a hacerlas. No por lo que la gente piensa o cree, vamos a convertir en pecado las cosas que no son pecados. Si renuevas tu mente antes que otro, pero él no quiere renovar su mente, dejas de hacer lo que piensas por lo que dirán. Pero si ellos no están renovados, ¿qué esperas para hacerlo? ¡Hazlo! Con uno que lo haga, los otros lo van a imitar y van a hacerlo también.

Experimentas la voluntad cuando eres renovado, pero tu mente será más renovada cuando aprendas a presentar tu cuerpo. Eso puedes verlo en el verso 1 donde dice: Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo aceptable a Dios, que es vuestro culto racional.

Ahora bien, aquí hay unas cosas que están distintas al originar, el original dice un sacrificio. Entonces, nuestro cuerpo es el que se sacrifica delante de Dios y debe ser vivo, santo y agradable. En el original griego, la palabra “agradable” significa aceptable. Cuando ores pregúntate: ¿Aceptará el Señor mi cuerpo como lo estoy tratando o estoy pecando y así lo estoy presentando cuando oro? ¿Cómo va incrementar Dios la unción en tu cuerpo, sí el cuerpo esta mal? El que sabe presentar su cuerpo delante del Señor tendrá una renovación de mente y experimentará lo que es seguir a Cristo.

Cash Luna – El cuerpo y el servicio (segunda parte)

En Filipenses 3: 17-19 dice: Hermanos, sed imitadores míos, y observad a los que andan según el ejemplo que tenéis en vosotros, porque muchos andan como os he dicho muchas veces, ya ahora os lo digo aun llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo, cuyo fin es perdición, cuyo dios es su apetito y cuya gloria está en su vergüenza, los cuales piensan sólo en las cosas terrenales.

Entonces, le esta hablando a cristianos ó a los que se hacen. Es decir, puedes saber mucha Biblia, cantar en el coro, diezmar y predicar, porque andas en el camino de Cristo, pero a la hora de practicar algo se pierden, porque su Dios es el estomago, y se enorgullecen de lo que debería darles vergüenza.

Hay dos maneras en caer en una conducta donde lo único que nos importa es la vida terrenal. La primera de ellas es cuando la gente vive para su cuerpo y no el cuerpo vive para el Señor. Por ejemplo, yo hago dieta, haga ejercicio y tomo vitaminas pero no para lucir mi cuerpo. Muchos hacen eso pero no leen la Biblia ni cinco minutos. Entonces, eso quiere decir que no tiene nada que ver con ser gordo o flaco, porque hay algunos que son delgados y comen mucho y no engordan porque su metabolismo los ayuda. A lo que quiero llegar es que el cuerpo es para el Señor. Ahora, hay otros que solo viven pensado en qué comer y a qué hora comer, comen para el paladar, no para cuidar su cuerpo. La Biblia dice que todo lo que hagamos lo hagamos para el Señor.

Pablo dijo: Si Cristo no resucitó, en vano es nuestra predicación y nuestra fe, comamos y bebamos. En otras palabras, entremos al placer de comer y beber, porque si no vamos a resucitar en vano es nuestra fe. Entonces, la fe se representaba en cómo comían, y lo que estaba diciendo era: Si Cristo no resucitó, que sólo nos importe lo de esta tierra. Pero como Cristo si resucitó y nuestra fe no es vana, vivamos conforme a nuestra fe.

En el verso 12 dice: No que ya lo haya alcanzado o que ya halla llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. Tú tienes un llamado y tu meta debe ser llegar a Él.

En el verso 15 dice: Así que todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo tenéis una actitud distinta, eso también os lo revelará Dios.

¿En qué contexto puso Pablo el trato del estomago o el vientre y el no vivir en esta vía? En el contexto del llamado. En otras palabras, Pablo les dice: Imítenme que queriendo alcanzar el supremo mandamiento de Dios, no he hecho de mi vientre de Dios. Es decir, el éxito de tu llamado, también esta en función directa de cómo usas tu cuerpo. Él esta diciendo: Yo prosigo a la meta teniendo cuidado de que mi vientre no se convierta en mi Dios. Eso quiere decir que uno no puede andar comiendo y bebiendo, porque la glotonería es tan obra de la carne como la fornicación, por lo tanto, los hijos de Dios debemos cuidar nuestro vientre. Debemos tener cuidado con algunas cosas del cuerpo.

Entre mejor tratas tu cuerpo y lo santifiques vas a tener algo mejor que presentar delante de Dios, y estos van ha tener una buena transformación de mente y vas a poder experimentar con gusto la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

Las tinieblas y la luz viajan en el cuerpo, los demonios también viajan en los cuerpos. ¿Será tu cuerpo candidato a demonios o lo vas ha volver candidato al Espíritu Santo? Desea que tu cuerpo sea continuamente buscado por el Espíritu Santo y que cuando Él necesite un cuerpo para ser usado en servir a alguien más, considere el tuyo y diga: Ya sé a quién puedo escoger, alguien que ha hecho de su cuerpo verdadera y genuinamente su casa.

Voltea a ver en tu mente a tu cuerpo y ve que haces o practicas con el, si eres una persona cargada de ansiedad, la ansiedad no justifica el maltrato del cuerpo y el exceso en la comida o en lo que quieras. Ve tu cuerpo y analiza en qué estás mal y cámbialo. Usa tu cuerpo para glorificar a Dios.

Cash Luna – Hombres a quienes Dios acompaña (primera parte)

Palabra del Señor en el libro de Josué 1:5 dice: Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Muchas veces crees que el Señor está con otros, pero no contigo. Muchos ministros tienen un problema y es que se tienen en poco, creen en su corazón que Moisés fue un gran hombre de Dios, pero no creen que el Señor puede hacer lo mismo con ellos. Moisés era tartamudo y estaba bien viejito, aún así, Dios lo uso para dar la ley, ¿Por qué no va usarnos a nosotros para dar Su Espíritu? Él mismo se encargó de hablarle a Josué y decirle que estaría con él, como estuvo con Moisés. Dios desea que tengamos un concepto muy grande de nosotros mismos.

En el versículo 9: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas.

Toda la Palabra que Moisés predicó se hizo carne en Jesús. La gloria de Dios lo acompañó siempre, y respecto a esto quiero decirles lo siguiente: La presencia de Dios no es la clave del éxito, porque si esa fuera la clave ¿por qué no entraron en la tierra prometida? El Señor no mantuvo a la gente en el desierto, ellos mantuvieron a Dios donde no le gusta vivir. La clave no es creer en Dios, porque si era fuera la clave ¿por qué no has salido adelante?

Dios le dijo a Moisés que estaría con él peor lo dudo. Y desde el momento en que se lo dijo a Josué, le quiso revelar una nueva verdad diciéndole: Mi presencia siempre irá contigo. En otras palabras, lo que le dijo es: Ustedes no han salido del desierto porque no han querido. Si salen, Yo voy con ustedes.

En el tiempo de Moisés la nube y la columna de fuego se movían, entonces se movían ellos, pero cuando paraban el pueblo se sentaba a esperar que se movieran nuevamente. Pero cuando el Señor habla con Josué las cosas cambian, Él le dice: Donde quiera que tú vayas, iré. Dios se sentaba y le decía a Josué: ¿Nos vamos a quedar aquí todo el día? Cuando él empezaba a caminar Dios lo seguía. Si estas viviendo en la época de Moisés, estas atrasado. No seas odre viejo. Dios va contigo donde quiera que vayas.

El Señor se movió todo el tiempo, después se movían Moisés y el pueblo. Pero cuando estaban a punto de entrar a la tierra prometida Dios dijo: Mi presencia siempre irá contigo. Ahora bien, si le dices a Dios que vas donde te lleve, ya sabes por qué no caminas. Él te está diciendo: Entiende, donde tú vayas iré. Ahora la nube y la columna de fuego se van detrás de ti. Dios va a donde le lleves.
Si tu caminas, Dios camina. Si corres, Dios corre; y si lo haces más rápido, Él también. ¿Qué esperas? ¿Una confirmación? No seas incrédulo. Si Dios ya te hablo sólo hazlo. No has llegado más lejos en tu ministerio porque no avanzas más. Llega más lejos y Dios va ir contigo.

Con todo respeto a las empresas, ¿Crees que puedes hacer una hamburguesa mejor a la de un restaurante famoso? Ese no es el problema, el problema es que no sabes venderla mejor. ¿Por qué las iglesias pequeñas no funcionan? ¿Cuál es el problema de no predicar mejor que otros? ¿Quién dice que los mejores predicadores tienen las mejores iglesias? Muchos de los mejores predicadores tiene iglesias pequeñas, y la pregunta es: ¿Qué pasa? Cuando alguien predica muchos dicen que podrán hacerlo mejor, pero de ser así, ¿Dónde está su éxito?

Nada de lo que acabo de mencionar tiene que ver con el éxito. Si eres un buen predicador concluyes que puedes poner una iglesia, lo mismo pasa con el que sabe hacer buenos pasteles, cree que puede poner una pastelería, y al hacerlo no les va bien, eso se debe a que no es lo mismo ser el técnico que ser el directivo. El modelo de Jesús nos obliga a ser directivos más que predicadores. Moisés cometió un error, tenía 12, Josué y Caleb querían entrar sin importar los gigantes, pero los otros querían regresar al desierto.

El primer error en el liderazgo es darle a la gente lo que quiere. Como pastor o directivo debes darle a la gente lo que necesita. Puede que tengas al mejor hombre de empresas oyéndote, pero el pastor eres tú. Si eres padre, tengo una pregunta para ti ¿Les preguntas a tus hijos si quieren ir al colegio? No los educas de acuerdo a lo que ellos piensan, sino a lo que necesitan para salir adelante. La gente de Moisés quería la nube y la columna de fuego pero no era lo que necesitaban. Yo no le pregunto a la gente que quiere oír, le pregunto a Dios lo que quiere decirles. Moisés no supo oír a Dios, oyó al pueblo. El buen predicador no es el que sabe hablar, es el que sabe oír a Dios.

La gente que sabe escuchar a Dios lleva una visión, y sabe lo que la gente necesita. Cuando implementamos el Modelo de Jesús, recibí una visión y un modelo, surgió un avivamiento. Ahora tengo gente echando fuera demonios y sanando a los enfermos. Tenemos miles de personas estudiando en la academia de lideres y predicando. Ahora la pregunta es: ¿Quién sabía que necesitaban, ellos o su Pastor? Por eso es que un Pastor es padre de la iglesia, porque un padre reconoce lo que sus hijos necesitan.

Muchos creen saber lo que quieren y necesitan, pero la mayoría de personas no saben qué es lo que necesitan. Quien debe saber que necesitas es quien preside. ¿Cuántas veces tus hijos te han dicho que te sientes ha hacer las tareas con ellos? Después sacan buenas notas y el 60% es de ellos y el otro 30% es tuyo. La gente necesita que los empujemos para hacer las cosas.

Muchos dicen que tengo un ministerio de sanidad divina, pero esos ministerios surgen por la falta de obediencia del resto. Si todos obedecieran habríamos más haciendo lo mismo. Orar por los enfermos es una obligación, no tienes que esperar una inspiración.

Moisés tenía unción y palabra. El Señor tenía comunión con él. Dios mismo dijo que era su siervo y que hablaba cara a cara con él y le dio toda la ley. Dios les dijo que entraran a la tierra prometida pero no lo hicieron porque empezaron a negociar con Él. En tu iglesia hay dos tipos de gente, los obedientes y los que debes convencer. Pero eso no es lo que Dios quiere. La clave es la obediencia a la visión de Dios.

Cash Luna – La oración (primera parte)

LA COMUNICACIÓN:

Según los diccionarios “comunicación” es la acción de comunicar, es el trato entre dos personas o más.

Hace muchos años, mi esposo, el Pastor Cash, me dijo: Sonia, no hables en taquigrafía. Omites palabras, das la idea incompleta y después crees que te entiendo. Y en realidad es así, en ciertos momentos no termino de decir las cosas y creo que me entienden.

Creo que aprender a comunicarnos es muy importante como los seres humanos que somos. Necesitamos tener una buena comunicación y relación con nuestra pareja y nuestros hijos. También necesitamos aprender a tener comunicación con Dios. Él siempre ha anhelado poder comunicarse con nosotros, y nosotros según nuestro estado de ánimo deseamos hacerlo o no. Pero el Señor quiere que esa comunicación sea con libertad en los dos lados

Cuando estábamos en las masivas el Señor me hizo ver que los años de gloria no empezaron con Casa de Dios, sino que habían empezado antes. La primera vez que Dios me habló tenía nueve años. En esa ocasión el Señor me dijo: Sonia, quiero que pidas por un novio. Y yo le dije: ¿Cómo puedo pedir un novio si ni siquiera sé que es? Y me respondió: Pide un novio que este interesado 100% en mí, y que te vea linda y te quiera. Eso fue tremendo porque me puse a platicar con Él y me contestó. De hecho, así fue, El Señor me concedió un esposo que esta muy interesado en Él. El Señor se volvió a comunicar conmigo cuando fui a un retiro en Estados Unidos y le abrí mi corazón, y le dije: Si Señor, aquí estoy. Soy tu sierva y estoy para servirte. Perdóname. Lo impresionante del amor de Dios, es que también me habló cuando Ana Gabriela, mi hija se estaba muriendo. Ella sufrió una convulsión y Dios me dijo: No que es mía, ¿Si yo te la di, no te la puedo quitar? Y cuando oí Su voz cambió el ambiente, no pude seguir llorando y le dije: Si Señor, es cierto. Es tuya. En ese momento ella reaccionó como si no hubiera pasado nada. Después los doctores me dijeron que le hiciera exámenes, pero gracias a Dios ella esta muy Sana. Entonces, el Señor me empezó a inquietar acerca de la comunicación y me dijo: Tienes que aprender a comunicarte conmigo.

Muchos podemos decir que Dios nos ha hablado, pero sería mejor que fuera en doble vía, del lado nuestro hacia Dios. Necesitamos comunicarnos mejor.

La comunicación es uno de los problemas más agudizados en los matrimonios, porque uno debe aprender a conocer a su esposo y comunicarse con él. De hecho, uno de los factores de divorcio más común, es la falta de comprensión.

Para poder compartir este tema con ustedes me documente con cinco libros, uno de ellos se titula: “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”

Cuando comienzas a practicar otro idioma, lo conoces y aprendes más, cuando lo practicas más. Lo mismo es con el esposo o la esposa, hablan otro idioma y nosotros tenemos que aprenderlo para poder comunicarnos con ellos. Debes aprender a conocer como habla tu pareja. En uno de los libros que leí dice que el hombre habla como un waffle y la mujer como un fideo. El waffle está lleno de cuadritos con divisiones, y cuando le hechas miel a esos cuadritos hasta que no
se llena uno, no puedes pasar al siguiente. Así son los hombres cuando hablan, primero deben terminar un tema para pasar a otro. No que las mujeres, empezamos un tema, nos pasamos al siguiente, volvemos al primero. Hablamos de diferente forma. Es muy importante saber como nos comunicamos.

En una ocasión, Ana Gabriela le estaba entregando un regalito a una amiga de nosotros. Cuando ella lo abrió se dio cuenta que estaba roto y con mucha pena se acercó a decirme. No sé que cara hice, pero ella me dijo: Mamá yo no lo rompí, venía roto. Seguramente el gesto que le hice fue de incredulidad. Hay muchas formas en que nos podemos comunicar, y necesitamos aprender a hacerlo de la manera correcta por bienestar nuestro.

En la Biblia el Señor también nos enseña que debemos aprender a comunicarnos con nuestros hijos. En Malaquías 4:6 dice: Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres… Hay buenos libros para poder aprender a hacerlo correctamente, uno de ellos se llama: “Ayúdame, Soy padre”. Para tener una buena comunicación con nuestros hijos debemos ponernos en el lugar de ellos y en la edad que ellos están. Eso también es parte del evangelio, somos los primeros en compartir lo que es Dios.

Una cosa en la que el Señor me mostró que debía esforzarme en la comunicación es el modelo de Jesús. Dios empezó a mostrarle al Pastor Cash que debía formar líderes, y cuando empezó a enseñar el modelo de Jesús nos dijo que debíamos hacer lo que Jesucristo hacía. Y Él intervenía en las familias, sanaba sus corazones y sus heridas, los ministraba y liberaba. El modelo de Jesús implantó un desafía nuevo en mi vida porque uno no puede decir que va ser cristiano en su sala y en su casa. Tampoco puede decir que va a ser cristiano sólo con dos ovejitas, sino ¿A quién le vamos a compartir esa Palabra? ¿De qué me sirve tener guardadas tantas bendiciones de Dios sino se las voy a decir a nadie? Si nosotros tenemos temor u orgullo no podemos enseñarle a alguien más.

Al mismo tiempo que empezó el Modelo de Jesús, empezaron los programas de televisión. En ellos debía hablar delante de las cámaras y me costaba mucho. Nuestro director de televisión me refirió con una locutora, ella decía que uno debe aprender a ser expresivo, y agarrar aire para hablar. Me dio un montón de consejos y me enseño ejercicios para que estuviera relajada. Con eso también me di cuenta que era muy importante la forma en que uno transmite las cosas.

LA ORACIÓN:

Ya hablé de la importancia de la comunicación, cómo hablar entre esposos y cómo se debe hablar con los hijos, ya puse mi ejemplo de cómo Dios se comunicó conmigo; pero ahora les quiero hacerte una pregunta: ¿De qué forma nos podemos comunicar con Dios? La respuesta es orando.

Si no nos podemos comunicar adecuadamente con quien tenemos al lado y podemos ver, ¿Cómo sabemos si nos estamos comunicando bien con Dios?

Cash Luna – La oración (segunda parte)

En Mateo 26:36-41 dice: Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro. Y tomando a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. Entonces les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo. Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y6 orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Quiere decir que si en este momento de crisis no pudieron tomar el tiempo para velar y orar, ¿será que lo hacían antes? Puedes cerrar la puerta, pero a los cinco minutos te quedas dormido o no sabes que hablar con Dios. Necesitamos velar y orar constantemente delante del Señor porque es ahí donde tenemos las bendiciones.

Hace poco me recordé de un estudio que hicieron acerca del Padre Nuestro en la iglesia que servía hace algunos años Dan Thompson. Habemos muchos que sabemos de memoria la oración del Padre Nuestro, pero también hay algunos no lo saben. El Padre Nuestro dice: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tú voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. (Mateo 6:9-13)

El Padre nuestro es muy lindo y puede desglosarse en muchas formas, pero hoy voy a desarrollar una de la siguiente manera:

Padre Nuestro: Esto nos da su paternidad y quiere decir que Dios es nuestro Padre y podemos acercarnos y tener confianza con Él.

Santificado sea tu nombre: Nuestro Señor tiene muchos nombres en la Biblia y debemos entrar Su presencia de esa forma.

Vénganos tu reino: el reino de Dios es servirle, es estar dispuesto a hacer algo por las personas.

Hágase tú voluntad: ¿Cuál es la voluntad de Dios para nuestra vida? Si no conoces cuál es la voluntad de Dios para ti va ser muy difícil que la hagas. La Biblia nos habla claramente de la voluntad de Dios para nosotros.

El pan de cada día: La Biblia nos dice que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. El pan de cada día es la porción de Palabra que necesitas, ahí puedes pedir lo que necesitas; por ejemplo, si te va mal en el negocio puedes decirle a Dios que quieres la bendición material. En los momentos que estás a solas con Él, Dios sabe que palabra necesitas y te va a ministrar y hacer cariño como su hijo que eres.

Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores: Tenemos que saber perdonar. En esta parte está el perdón y el carácter de Jesucristo. Si deseas imitar a Jesús debes perdonar porque Él nos ha perdonado por todos nuestros pecados. Debemos aprender a perdonar, Jesucristo que nos dio ese gran ejemplo.

Líbranos de tentación: Esto es algo que constantemente tenemos que estar peleando y luchando delante de Dios. Ahí puedes decirla a Dios que te libre de la tentación, que te aparte del hombre malo y la mujer mala, que te ayúdame a no hacer negocios malos.

El reino, el poder y la gloria: Ahí hay tantas cosas que podemos hablar con Dios en un cuarto y cuando uno se da cuenta ya pasó como media hora.

En Lucas 4:1-3 dice: Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan. Jesús respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios. Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mi Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él solo servirás.

¡Mira lo tremendo que es el contexto entre Jesucristo y Satanás! Él estaba lleno de poder y de unción, y en esos momentos el diablo lo quiso tentar con la Palabra. Jesucristo siendo el hijo de Dios y estando en ayuno y oración no se quedó meditando nada más en lo que Satanás le había dicho, y sabiendo el poder y la unción que tenia sobre Él no lo ignoró, tampoco se quedó callado; actuó inmediatamente.

Posiblemente el Señor te ha avisado en las noches de un ataque del diablo y no te has levando a orar. Jesús sabia que tenía el poder y la autoridad, con mayor razón lo podía ignorar pero lo que hizo la diferencia fue que actuó, tuvo valor, lo reprendió, y uso la Palabra. Hay que tener valor para comunicarse. Es importante que usemos la boca porque en ella esta el poder de la vida y la muerte. Usémosla para hablar con nuestro creador, para expresarle nuestras necesidades, para obtener victoria y bendecir a la gente.

Dios quiere hacer grandes cosas contigo, y tu no puedes seguir con esa conformidad, estando con las manos estiradas, esperando siempre que alguien haga algo por ti. Debemos actuar. Si no nos esforzamos en tener buena comunicación con los que vemos ¿qué nos va asegurará que vamos a tener una buena comunicación con Dios? Jesucristo actuó y eso es lo que debemos hacer nosotros también hoy.

Es muy importante que le dediques tiempo a la oración, métete a solas con el Señor porque cuando vengan los momentos de prueba, Él no va a permitir que te quedes indiferente. No te vas a quedar esperando que alguien haga algo por ti, sino que tú te vas a levantar a hacerlo. Pide al Señor que te ayude y guíe para poder comunicarte con Él.

Cash Luna – El que quiera ser el mayor (primera parte)

Lo interesante de cambiar una vida es que cambian los resultados. Lo interesante de renovar la mente es que uno se transforma, y lo interesante de ser transformado es que uno puede experimentar la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

Hay quienes dicen: “Que sea la voluntad de Dios”, y la voluntad del Señor se hace buena agradable y perfecta en los que son transformados. Si no te transformas sólo estás viendo que bien le va a alguien más y te pasarás el resto de la vida viendo como Dios bendice a otros. No puedes ser transformado si no renuevas tu forma de pensar. Experimenta y desea tener la experiencia de la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios para tu vida.

En el verso 25 de Mateo 20 dice: Entonces, Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos.

La primera cosa que quiero enseñarte es que por años se ha escuchado decir que quien quiera ser el mayor, que sirva. Y con esa enseñanza alrededor del mundo la gente ha empezado a servir con el objetivo de llegar a ser grande. Entonces, cuando se servía por dentro quedaba el anhelo de la recompensa de ser el primero o el grande. Pero, la Biblia no dice así, dice que quien quiera ser el mayor será sirviente.

Muchas veces la gente sirve para ser grande y cuando llega el momento de ser promovidos y no son elegidos se amargan y dicen: He servido toda mi vida, ¿por qué no me eligieron a mí? Eso pasa porque la enseñanza está mala porque para empezar no leímos bien. La Palabra dice que el que quiera ser el mayor será el sirviente, y entonces nunca fuiste el mayor, sólo el sirviente. Si sirves con el afán de ser el mayor, de sirviente no pasas. Dios no promueve a aquellas personas que llevan por dentro el anhelo de ser grandes, lo que los promueve es carne aunque este disfrazada de servicio.

En una compañía había un hombre que era el gerente de mercadeo, había estado en ese puesto por varios años, y el subgerente había estado en ese cargo por 19 años. Cuando el gerente murió, ¿quién crees que pensó que iba ser promovido a la gerencia? El subgerente, porque era quien le seguía y tenía 19 años de estar ahí. Este hombre estaba triste porque había perdido un amigo, pero alegre porque sería el gerente. Cuando el gerente de la compañía informó que habría una reunión para anunciar al nuevo gerente, él llegó muy bien vestido pensando que lo ascenderían a él. Su sorpresa fue que nombraron a un joven que tenía cuatro años de estar en la empresa. Desconcertado, llegó a preguntar que pasó porque creía que le correspondía ascender después de ser 19 años el subgerente. Y el gerente de la compañía le respondió: Usted ha repetido su primer año 19 veces, todos los años ha hecho lo mismo. Este joven en cuatro años ha innovado la compañía.

No es por antigüedad que te promueven, ni por servir. Dios no promueve por servir, el sólo te manda a hacerlo, no te ofrece nada a cambio; por eso Él concluye diciendo en su Palabra: Yo vine a servir no ha ser servido, y ha poner mi vida en rescate por muchos. Él no dijo: Mi padre me va dar un lugar a su diestra y todo el mundo me va adorar. Por eso es que di mi vida, para que todos me adoren. La Biblia dice que ante el gozo propuesto, Jesucristo sufrió la contradicción de pecadores. Jesús dio su vida porque la quiso dar.

Él que lleva los anhelos de ser el primero termina de sirviente, no llega a donde quiere porque las intenciones son malas. La intención que uno debe tener al servir no debe ser de autopromoción ni grandeza, debe ser simple y sencillamente: Servir.

Cash Luna – El que quiera ser el mayor (segunda parte)

La Palabra del Señor en Mateo 20:20 dice: Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y postrándose ante Él y pidiéndole algo. Él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús respondiendo, le dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. Él les dijo: a la verdad, de mi caso beberéis, y con el bautismo con que soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre. En otras palabras, sentarse a la derecha y a la izquierda aunque paguen el precio del sacrificio, ni siquiera se los puedo dar yo a cambio de nada, sólo mi papá sabe lo que va hacer.

En el verso 24 dice: Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos. Eso fue porque todos querían la derecha y la izquierda. El Señor les ofreció doce tronos, pero todos querían esos dos porque no habían entendido aún. Entonces Jesús les explica y dice: Quien quiere hacerse grande, de sirviente termina. No sirvas para ser grande, sólo sirve. No sirvas para ser promovido, aunque puedes serlo, pero solo sirve.

¿Qué tal en las empresas? Dios conoce tu corazón y sabe que talvez quieres trabajar tan bien porque lo que quieres es lo propio. Puede que estés desvelándote y dando lo mejor de ti porque te interesa un cargo, y así poder presidir todo un día. Pero, en el camino todo se puede estropear porque si Dios conoce la razón que llevas dentro de tu corazón para hacerlo, quizá termines de sirviente delas demás personas. Si te dan un cargo trabaja y sirve bien, el asunto de la promoción déjaselo a Dios. Él sabe que puesto puedes aguantar y cuál te puede perder. Si el Señor sabe que todo o que estas haciendo es por tu autopromoción, lo más probable es que no pases de sirviente nunca. Dios esta atrás de tu promoción y si sirves a las demás personas por amor y obediencia a Dios, espera ver a dónde te llevará el Señor. Debes de sacar de ti ese interés mezquino que se mete muchas veces. Hacer la voluntad de Dios y servir lo que interesa.

Medita un poco…puedes ser un excelente vendedor pero si tu intención es llegar a la gerencia de ventas y no servir al cliente ni atenderlo bien, tampoco producir más dinero para la empresa que trabajas, sino tu autopromoción, puede que llegue el día de ascender y no te den la gerencia. ¿cómo te pones? Obviamente te pones mal. Pero, si estabas sirviendo tan bien, ¿por qué te pones así? Porque Jesús te dice: bebiste de la copa que debías de beber, fuiste bautizado en el bautismo de trabajo que debía ser bautizado, pero haberte bendecido con esa promoción estaba en las manos de mi padre. Trabajaste bien, pero tu corazón estaba en el lugar equivocado. Dios más que bendecirte con cosas, quiere bendecirte con una formación, Dios te forma y educa.

Cash Luna – El que quiera ser el mayor (Tercera parte)

Lo interesante de cambiar una vida es que cambian los resultados. Lo interesante de renovar la mente es que uno se transforma, y lo interesante de ser transformado es que uno puede experimentar la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

Hay quienes dicen: “Que sea la voluntad de Dios”, y la voluntad del Señor se hace buena agradable y perfecta en los que son transformados. Si no te transformas sólo estás viendo que bien le va a alguien más y te pasarás el resto de la vida viendo como Dios bendice a otros. No puedes ser transformado si no renuevas tu forma de pensar. Experimenta y desea tener la experiencia de la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios para tu vida.

En el verso 25 de Mateo 20 dice: Entonces, Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos.

La primera cosa que quiero enseñarte es que por años se ha escuchado decir que quien quiera ser el mayor, que sirva. Y con esa enseñanza alrededor del mundo la gente ha empezado a servir con el objetivo de llegar a ser grande. Entonces, cuando se servía por dentro quedaba el anhelo de la recompensa de ser el primero o el grande. Pero, la Biblia no dice así, dice que quien quiera ser el mayor será sirviente.

Muchas veces la gente sirve para ser grande y cuando llega el momento de ser promovidos y no son elegidos se amargan y dicen: He servido toda mi vida, ¿por qué no me eligieron a mí? Eso pasa porque la enseñanza está mala porque para empezar no leímos bien. La Palabra dice que el que quiera ser el mayor será el sirviente, y entonces nunca fuiste el mayor, sólo el sirviente. Si sirves con el afán de ser el mayor, de sirviente no pasas. Dios no promueve a aquellas personas que llevan por dentro el anhelo de ser grandes, lo que los promueve es carne aunque este disfrazada de servicio.

En una compañía había un hombre que era el gerente de mercadeo, había estado en ese puesto por varios años, y el subgerente había estado en ese cargo por 19 años. Cuando el gerente murió, ¿quién crees que pensó que iba ser promovido a la gerencia? El subgerente, porque era quien le seguía y tenía 19 años de estar ahí. Este hombre estaba triste porque había perdido un amigo, pero alegre porque sería el gerente. Cuando el gerente de la compañía informó que habría una reunión para anunciar al nuevo gerente, él llegó muy bien vestido pensando que lo ascenderían a él. Su sorpresa fue que nombraron a un joven que tenía cuatro años de estar en la empresa. Desconcertado, llegó a preguntar que pasó porque creía que le correspondía ascender después de ser 19 años el subgerente. Y el gerente de la compañía le respondió: Usted ha repetido su primer año 19 veces, todos los años ha hecho lo mismo. Este joven en cuatro años ha innovado la compañía.

No es por antigüedad que te promueven, ni por servir. Dios no promueve por servir, el sólo te manda a hacerlo, no te ofrece nada a cambio; por eso Él concluye diciendo en su Palabra: Yo vine a servir no ha ser servido, y ha poner mi vida en rescate por muchos. Él no dijo: Mi padre me va dar un lugar a su diestra y todo el mundo me va adorar. Por eso es que di mi vida, para que todos me adoren. La Biblia dice que ante el gozo propuesto, Jesucristo sufrió la contradicción de pecadores. Jesús dio su vida porque la quiso dar.

Él que lleva los anhelos de ser el primero termina de sirviente, no llega a donde quiere porque las intenciones son malas. La intención que uno debe tener al servir no debe ser de autopromoción ni grandeza, debe ser simple y sencillamente: Servir.

Cash Luna – El sacrificio del cuerpo (primera parte)

La Palabra del Señor en Proverbios 3:5-8 dice: Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo y refrigerio para tus huesos.

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Respecto a esto, le decía al Señor: ¿Qué relación tiene ser sabio en tu opinión y no en la mía, reconocerte en todos los caminos y enderezarás mis veredas, con que al final digas será medicina a tu cuerpo y refrigerio a tus huesos?, ¿No lo entiendo? Parece que nada, pero todo eso está hablando de ser sabios y prudentes en la opinión de Dios en el cuidado de nuestro cuerpo.

Hace poco estuve en una cruzada, y mientras que oraba en mi habitación para ministrar la presencia de Dios, el Señor me dio una Palabra que me impactó. Dijo que la gente iría a un evento buscando el milagro de su sanidad y que Él podía dársela, pero que se volverían a enfermar porque buscaban un momento de sanidad y comían tres veces al día para enfermarse. No puedes desear la sanidad sin cuidar la salud. El cuidado de tu cuerpo es importante.

Con relación a esto, el Señor me dio una promesa, dijo que incrementará la unción sobre aquellas personas que respeten su cuerpo. Eso es así porque el cuerpo es importante. Dios unge cuerpos no espíritus; esto podemos verlo en la Biblia donde dice: Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras; como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí envía Jehová bendición y vida eterna. (Salmo 133-2-3).

¿Dónde viaja la unción, en el espíritu, en el alma o en el cuerpo? En el cuerpo. Cuando Jesús que había sentido como el poder salía de Él, ¿de dónde sintió que salía el poder? Del cuerpo. Y la mujer que fue sana, ¿dónde sintió la sanidad? En el cuerpo. El cuerpo es tan importante que la unción viaja en él, pro eso Dios nos da la orden de imponer manos sobre los enfermos para que sanen.

¿Qué es más importante tu cuerpo o tu espíritu? Obviamente los dos son importantes pero si tu cuerpo muere hoy, ¿qué hace tu espíritu? Hace algún tiempo cuando teníamos la iglesia en otro lugar, teníamos 5 o 6 servicios y predicaba en todos, pero terminaba enfermo con fiebre y temblando. Mi espíritu aguantaba predicar más, pero mi cuerpo no. El cuerpo se desgasta, de manera que si quieres servir más a Dios ¡cuídalo! Puedes servir a Dios tanto como tu cuerpo aguante.

En 1 Tesalonicenses 5:22-23 dice: Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
La Palabra del Señor también dice que en el infierno será el crujir de dientes, y los dientes son del cuerpo. ¿Qué es lo que quiero decir con esto? Que en la resurrección de los muertos se te dará un cuerpo nuevo para que puedas ir al cielo o al infierno y puedas aguantar la eternidad.

Actualmente menospreciamos mucho el cuerpo. Creemos que no tiene nada que ver con la santidad o con Dios y pensamos que sólo debemos guardar la mente y el espíritu. Eso no debe ser así, el cuerpo es importante.

Cash Luna – El sacrificio del cuerpo (segunda parte)
¿CÓMO TRATO JESÚS CON SU CUERPO?

La Biblia en 1 Colosenses 1:21 dice: Y vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentarnos santos y sin mancha, irreprensibles delante de él.

En 1 Pedro 2:24 dice: Quien llevo él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

Jesús llevó en su cuerpo nuestros pecados, por su herida fuimos sanos y nos reconcilió en su carne por medio de la muerte para presentarnos santos.

Imagina por un monto el cuerpo de Jesús. Él tenía zanjas es su espalda, cuando le pegaban la arrancaban su carne, y por medio de esa herida se va el cáncer, la migraña, el tumor, la diabetes, por medio de su herida las enfermedades desaparecen. Él nos sano por medio de su cuerpo. Para bendecir el tuyo sometió el suyo a maldición.

Imagina la agonía que sintió cuando dijo: Padre, ¿por qué me has desamparado? Imagina como salían las enfermedades de los cuerpos de todos y caían en su cuerpo mientras que estaba en la cruz del calvario. Ahí llevó todas tus fornicaciones y pecados. Él tomo todo el pecado y lo puso en su cuerpo y cuando estaba lleno lo llevo a la cruz.

¿Recuerdas que Juan el Bautista decía: He ahí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo? Más adelante, la Palabra en Hebreos 10:5 dice: Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí. Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocausto y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley) y diciendo luego: He aquí, vengo oh Dios, para hacer tu voluntad, quita lo primero para establecer esto último. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez y para siempre.

Los corderos que se sacrificaban para el perdón de los pecados debían ser perfectos en su cuerpo. Pero Dios ya no los quería por la forma en que los presentaban. Ahora bien, ¿Si el lo pidió, por qué ya no lo quería? Porque la gente presentaba el holocausto y después se iba a pecar. Dios estaba cansando de esos sacrificios. Entonces Jesús dijo: Eso no te agrada y vengo a hacer tu voluntad. La ofrenda de Jesús fue su cuerpo. Dios le preparó un cuerpo a Jesús para ser sacrificado en la cruz, y por sus heridas fuimos todos sanos.

Cash Luna – El sacrificio del cuerpo (tercera parte)

Jesús sabía que debía sacrificar su cuerpo un día. El cordero tenía que ser perfecto para el sacrificio. El cordero tenía que ser perfecto en su cuerpo no en espíritu, por eso a Jesús le molestaba que presentaran como sacrificio a Dios animales con defecto. Con razón Jesús se enojo cuando vio que los cambistas habían vuelto el templo un mercado. En aquel tiempo los cambias cambiaban dinero por animales y habían animales con defecto. La gente iba a presentar una mala ofrenda, por eso se enojo Jesús y dijo: Han hecho de mi casa una cueva de ladrones y mi casa es casa de oración.

¿Te imaginas el cuerpo de Jesús? ¿Cuido su salud? Nuestro Señor cuidó su cuerpo el tenía nítida su salud y su sangre porque era eso lo que iba a derramar y presentar para el perdón de nuestros pecados, y cuando lo perfecto estaba lleno de pecado fue clavado en la cruz. Jesús dejo el cuerpo y entregó su espíritu. Jesús nos dio entrada a la gracia a través de su cuerpo.

En el verso 22 del mismo capítulo del libro de Hebreos dice: Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia… Y en los versos 18 y 19 dice: Pues donde hay remisión de estos, no hay más ofrenda por el pecado. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo.

Jesús debía presentar su sangre en el Lugar Santísimo, por eso la cuido. El velo era su carne y nos dio la entrada cuando se rasgo. Tienes entrada al Lugar Santísimo a través del cuerpo de Cristo.

Dios puede ver si te acercas con un corazón sincero, puede ver si tienes certidumbre de fe, y si llevas el cuerpo lavado con agua pura. Yo no puedo ver si vienes con la conciencia buena pero si puedo ver si vienes con el cuero limpio o sucio. ¿El cuerpo limpio es de ley o de la gracia? Es gracia. En otras palabras, hasta para entrar en la gracia hay que bañarse. Debemos estar limpios delante de Dios.

Para presentar mi mente y espíritu delante de Dios debo hacerlo a través de mi cuerpo. Si Jesús cuidó su cuerpo, ¿De qué cuenta vas a presentar el tuyo sucio delante de Dios? Cuando digo que vayas a la iglesia bañado y rasurado no es cosa mía, no es cuestión de aseo personal, es porque vas a presentar tu cuerpo a Dios.

¿Cómo puedes venir a la iglesia con el pantalón apretado, enseñando el ombligo y el busto? No se trata de una moda, se trata de presentar un sacrificio delante de Dios.

Tú no presentas tu cuerpo para el perdón de pecados, eso ya lo hizo Jesús. Cree y entiende que tu cuerpo es una ofrenda a Dios y debes cuidarlo en cada cosa que haces.

La Palabra de Dios en Romanos 12:2 dice: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Jesús vivía cuidando su cuerpo. Recuerdas cuando estuvo con sus discípulos, lavó sus pies. Él cuidaba lo que comía, donde dormía, cuidaba su cuerpo porque sabía que lo iba a presentar delante de Dios un día.

¿Qué vas a hacer de ahora en adelante? ¿Vas a consagrar tu cuerpo o vas a usarlo para el adulterio? Tu cuerpo no es tuyo, es de Dios. La gente quiere renovar su entendimiento sin presentar su cuerpo. Hay otros que lo tienen bueno pero no lo presenta nunca. Tu cuerpo no tiene que estar bien para lucirlo con un buen bronceado, el cuerpo se tiene que tener bien para presentárselo a Dios.

El Señor sana al que este enfermo. El pone la gloria, tu pones el vaso. Él pone la unción tu pones el cuerpo, pon el mejor cuerpo que puedas y el te dará la mejor unción que tenga. Conserva tu cuerpo para Dios.

Cash Luna – Mi especial tesoro (primera parte)

La Palabra del Señor en 1Timoteo 3:3 dice: No dado al vino, no pendenciero, no codicioso, de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, y no avaro.

La Biblia habla de no codiciar lo que no es nuestro. Jesús dijo que cualquiera que ve a una mujer y la codicia en su corazón ya adulteró con ella. Al decirlo se refería a no codiciar a la mujer de alguien más, la tuya si es válido. De la misma manera es con lo ganas. Debes tener cuidado de no desear lo de alguien más.

Todo lo que hacemos con nuestros ingresos son decisiones. Todos tenemos un patrón de conducta distinto, puede que una mujer gaste en comida y otra en una joya; pero el problema no es lo que se compra sino como lo ganas, lo importante es que tu ganancia sea honesta.

En Ezequiel 28:15-17 dice: Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad y pecaste; por lo que yo te eche del monte de Dios, y te arroje de entre las piedras del fuego, oh querubín protector. Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arroje por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.

En los versos 4 al 6 del mismo capítulo, la Palabra dice: Con tu sabiduría y con tu prudencia has acumulado riquezas, y has adquirido oro y plata en tus tesoros, con la grandeza de tu sabiduría en tus contrataciones has multiplicado tus riquezas; y a causa de tus riquezas se ha enaltecido tu corazón. Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Pro cuanto pusiste tu corazón como corazón de Dios.

El pecado de Luzbel fue haber tomado y atesorado lo que no era de él en otros. Empresarios: Tengan cuidado con las contrataciones porque por eso cayó Luzbel, él contrató de forma ilícita.

Cuando Satanás tomó lo que no era de él fue echado fuera. De la misma manera hizo que Adán tomara del árbol que no le era permitido, con eso robó y fue echado fuera.

En Malaquías 3:13 dice: Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti? Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos? Decimos, pues, ahora: bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon.

Cuando el pueblo de Israel habló palabras violentas en contra de Dios dijo: En vano servir a Dios, ¿Quieres que traigamos los diezmos y las ofrendas si estamos mal, mientras que esos impíos están bien? De la misma manera, cuando dices: ¡¿Señor, por qué a mí?!, ¿Para qué servir?, Tanto orar, y cómo me va… Esas son palabras violentas en contra del Señor.

La Palabra violenta no es necesariamente un regaño, es una palabra en contra de alguien. La violencia no está en el grito, está en las palabras que dices.

Cash Luna – Mi especial tesoro (segunda parte)

En Malaquías 1:6-9 dice: El hijo honra al padre y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿Dónde está mi honra? Y si soy Señor, ¿Dónde está mi temor? Dice Jehová de los ejércitos a vosotros, o sacerdotes, que menosprecias mi nombre. Y Decís: ¿En que hemos menospreciado tu nombre? En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En que te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable. Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿Acaso se agradará de ti, o le serás acepto? Dice Jehová de los ejércitos. Ahora, pues, orad pro el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradable, si hacéis estas cosas? Y en el versículo 11 dice: Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.

¿Cómo es posible que el profeta está viendo a los gentiles diezmar y ofrendar, si nosotros no teníamos derecho para hacerlo pro no ser judíos? Eso se ha dado porque nosotros estamos teniendo un concepto mayor de Dios, estamos siendo fieles y leales con el Señor. Estamos agradecidos con la sangre de Jesucristo.

En Malaquías 2:1-5 dice: Ahora, pues, oh sacerdotes, para vosotros es este mandamiento. Si no oyereis, y si no decidís de corazón dar gloria a mi nombre, ha dicho Jehová de los ejércitos, enviare maldición sobre vosotros, y maldeciré vuestras bendiciones; y aun las he maldecido, porque no os habéis decidido de corazón. He aquí, yo os dañare la sementera, y os echare al rostro el estiércol, el estiércol de vuestros animales sacrificados y seréis arrojados juntamente con él. Y sabréis que yo os envié este mandamiento, para que fuese mi pacto con Leví, a dicho Jehová de los ejércitos. Mi pacto con él fue de vida y de paz, las cuales cosas yo le di para que me temiera; y tuvo temor de mí, y delante de mi nombre estuvo humillado.

Un pacto es donde hay dos personas que tienen que hacer cosas diferentes para que se cumpla entre los dos. El pacto de Dios te da un mandato. Es decir, nosotros estamos bajo mandatos pero Dios está bajo promesa. Las promesas que el Señor te hace son mandatos que Él se puso a sí mismo. Dios se da el mandato de bendecirte si tú cumples tu parte. Los mandatos son órdenes pero el diezmo es un pacto en el que Dios te dice: Yo te someto bajo un mandato, y yo me someto a una promesas. Nosotros estamos bajo mandatos y Dios esta bajo promesas. Ahora bien, los mandamientos son ordenes como tal, pero el diezmo es pacto.

Dios nos entrega los enemigos en nuestras manos cuando nosotros entregamos el diezmo de todo. El diezmo proviene de la fe, existió antes que la ley.

Cash Luna – Mi especial tesoro (tercera parte)

En Génesis 28:20-22 dice: He hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer, y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres el diezmo apartaré para ti.

El pacto que Dios hizo con Leví fue para vida y paz, con Abraham para victoria y con Leví para alimento, paz y seguridad en su casa. Hacer pactos es lo mejor que puedes hacer en tu vida. Cuando haces un pacto y traes el diezmo que es de Dios, te llevas vestido, comida, y la seguridad de tu familia.

En Malaquías 2:8 dice: Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley, habéis corrompido el pacto de Leví dice Jehová de los ejércitos.

Eso quiere decir que Dios te puede bendecir hasta cierto grado con tus diezmos, porque hasta que los demás no lo hagan, el Señor no te va ha bendecir más. Todos tenemos el mismo Padre celestial y fuimos creados por el mismo Dios. Al no diezmar estás siendo desleal con quien lo hace. No seas desleal con tu hermano.

En el Malaquías 3:15-18 dice: Decimos, pues, ahora: bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no solo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon. Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo actúe, y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces, os volveréis y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que le sirve a Dios y no le sirve.

Cada vez que nosotros diezmamos, Dios dice: Están pensando en mi nombre. Escriban el nombre de esa persona en el libro de quienes me recuerdan. Dios nos recuerda por nuestras ofrendas y nuestros diezmos. Tu nombre puede estar en dos libros, en el de la vida y en el de la memoria. Si eres diezmador, tu nombre va aparecer en el libro de la memoria de Dios. El diezmador es especial tesoro para Dios. Si tú diezmas eres especial tesoro; piensa, habla, trabaja, compórtate y prospera como el especial tesoro que eres.

En oración, le pregunté al Señor: ¿Por qué nombras a la gente que diezma cono tu especial tesoro y escribes su nombre en el libro de la memoria? Y él me contestó: Porque con hacerlo no están haciendo lo que hizo Luzbel. Por eso es que cuando el Señor empieza a hablar acerca de diezmar en la Biblia, lo hace diciendo: Volveos a mí y yo me volveré a ustedes.

Dios ama al dador alegre porque siempre esta volviendo y trayéndole lo que le corresponde. La persona que no diezma no es igual a la que sí lo hace, porque los diezmadores son especiales.

En Malaquías 3:17-18 dice: Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo actúe; y los perdonaré como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que le sirve a Dios y no le sirve.

No podía enseñarte este mensaje son decirte lo que eres para Dios por diezmar. Si tú eres un diezmador, eres un especial tesoro para Él. Agradece al Señor por su Palabra. Que seas su tesoro especial, es suficiente razón para que no dejes de diezmar jamás.

Cash Luna – La raíz de todos los males (primera parte)

La Palabra del Señor en 1 Timoteo 6:9 dice: Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

La codicia hunde al hombre en destrucción y perdición, no solo puede perderte eternamente sino destruirte aquí en la tierra. La raíz de todos los males que existen es el amor al dinero.

Más adelante en el verso 17 dice: A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

En el verso 9 dice que los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en el 17 dice que no pongamos nuestra esperanza en las riquezas que son inciertas, sino en Dios. Entonces, ¿en qué quedamos?, ¿Deben o no ser ricos? Cuando lees el 9 y 10 dices que es malo tener riquezas, pero en el 17 no dice que los ricos se hagan pobres. En otras palabras dice: Que bueno que tienes, pero no pongas su esperanza en lo que posees sino en que Dios que da abundantemente

¿Disfrutas de las cosas que tienes o las cosas te poseen a ti? ¿Disfrutas tu automóvil o tu automóvil no puede tener una mancha? No hay nada de malo que tengas cosas y que las puedas disfrutar, lo malo es el amor al dinero.

La Palabra dice que codiciando muchos se apartaron de la fe. Cuando por codiciar el dinero te apartas de Dios, es obvio que amas al dinero.

Cuando la Biblia habla de codicia en el contexto de pecado, lo hace refiriéndose en codiciar lo que no es de uno sino de alguien más.

En Éxodo 20:14-17 dice: No cometerás adulterio. No hurtarás. No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni cosa alguna de tu prójimo.

En el verso 14 dice que no cometas adulterio, y en el verso 17 que no codicies a la mujer de tu prójimo. Adulterio es acostarse con una mujer o un hombre que no es el de uno, es tener relaciones con una persona que no es tu cónyuge. Si eres soltero y te estas acostando con una mujer soltera, estas fornicando porque nadie dice que ya es la tuya. Entonces, ¿Cuál es la raíz del adulterio, la pasión la lujuria o la codicia? La codicia porque para estar con esa mujer tuviste que codiciarla. En mateo 5 dice que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla ya adultero a en su corazón con ella. La Biblia dice que no puedes codiciar a la mujer ajena, pero no dice que no debas codiciar a tu mujer.

La codicia, el amor al dinero y tener dinero son cosas distintas. Por lo tanto, en Timoteo dice que se desviaron de la fe por codiciar el dinero que no era de ellos. La Biblia dice que no debes codiciar nada de tu prójimo.

En Habacuc 2:6 la Palabra dice: ¿No han de levantar todos éstos refrán sobre él, y sarcasmos contra él’ Dirán: ¡Ay del que multiplicó lo que no era suyo! Y en el verso 9 continúa diciendo: ¡Ay del que codicia injusta ganancia..!

¿Qué ganancia no se debe codiciar? La injusta. Si volvemos al contexto el Señor dijo: No codicies lo que no es tuyo, para eso me tienes a mí en el cielo.

La Biblia dice que el hombre que tiene codicia se llena de envidia, la envidia y la codicia van de la mano.

En 1 Timoteo 3: 1 dice: Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Y hablando de las cualidades que debe tener un siervo de Dios, en el verso 3 dice: no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro. No dice que no debe desear ganancias, dice que no debe desear ganancias deshonestas.

¿Qué pasa con la ganancia honesta o deshonesta en nuestra vida? ¿Cómo las juzgamos? Si entras en la casa de alguien y resulta que tiene tres pisos y todo es de lujo. Y usted dice que la tiene porque saber en que negocio está, y al rato ha vendido tostadas toda su vida. Regularmente juzgas por el bien. Casi siempre si alguien tiene algo fino se preguntan de dónde lo saco, y si tiene algo más barato dicen que pobrecito. Si llegas a una casa pequeña con sala comedor y tres dormitorios en el mismo cuarto dice que pobrecito, pero resulta que él tiene 5 de esas casitas que compro con la ganancia del bar donde vende cerveza y licor. Las cosas no son pecado, la fuente de los ingresos con que se compran las cosas es la honesta o deshonesta.

Muchos admiran las cosas que la gente ha comprado con fuente de dinero deshonesto. El hecho que los bares y burdeles estén autorizados no hace la ganancia de ese lugar es honesta. Entonces, todo lo que se compra con ese dinero es ganancia deshonesta. Que un negocio esta aprobado por el gobierno y el dueño pague sus impuestos no lo hace honesto del todo, sólo es honesto delante del gobierno pero no delante de Dios. Digamos que una maestra que gana bien y cuando se retira compra una buena casa y un carro. ¿Por qué es fino lo que se compró es deshonesto? Claro que no, todo eso viene de una fuente honesta. No es cuestión de que tengas o no, es cuestión de con qué lo compras.

Cash Luna – La raíz de todos los males (segunda parte)

En 1 Timoteo 6:10 dice: Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos se extraviaron de la fe, y fueron traspasados muchos dolores.

La raíz de todos los males es el amor al dinero. Cuando las personas le tienen amor al dinero y están pecando en asuntos financieros no se dan cuenta de los males que les van a venir porque lo disfrutan, pero cuando los dolores les vienen es cuando se arrepienten.

Ahora bien, si creemos que la raíz de todos los males es el amor al dinero, ¿Por qué hay gente que no tiene amor al dinero pero el cáncer si está en el lecho de su alcoba, y su familia se destruye? Si ellos no aman el dinero ¿por qué tienen males?

Ahora, si creemos que la raíz de todos los males es el amor al dinero cuidemos. Yo conozco gente que no ama el dinero pero tiene males, el cáncer esta en el lecho de la alcoba y su familia se destruye. Y si ellos no aman el dinero ¿por qué tienen males? Dios me reveló esto, y está en Ezequiel 28, pero primero quiero que veas, que en Isaías 14, el Señor habla de Luzbel o Satanás y le dice: Tú quisiste poner tu trono al lado del mío, pero no dice que por eso lo botaron, sólo que eso quiso hacer. Pero en Ezequiel sí dice porque lo sacaron.

En Ezequiel 28:12 dice: Hijo de hombre, levante endechas sobre el reino de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de corneria, topacio, jaspe, crisólito, berilo, y ónice, de zafiro, de carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado, has5ta que se halló en ti maldad.

El profeta le esta hablando a la potestad espiritual que esta sobre Tiro. Tener no es malo, la riqueza no es mala. El amor al dinero es el malo, no el dinero. Las vestiduras de Luzbel eran de piedras preciosas. Entonces, ¿Por qué no era pecado en el cielo y aquí sí? Es porque juzgan las cosas y no la fuente.

¿Por qué cayó luzbel entonces?

En el verso 18 dice: Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran.

La palabra maldad en el hebreo se refiere a las palabras habladas violentamente. Hasta que luzbel habló fue sacado del cielo. Por eso Jesús dijo un día que por tus palabras serás justificado o juzgado. La Biblia dice de la abundancia del corazón habla la boca.

En 28:16 dice: A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de inequidad, y pecaste; por lo que yo te eche del monte de Dios, y te arroje entre las piedras del fuego, o querubín protector. Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arroje pro la tierra, delante de los reyes te pondré para que miren en ti. Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saque fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en cenizas sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran.

Eso le paso a Luzbel a causa de las contrataciones. Y en el verso 4 dice: Con tu sabiduría y tu prudencia has acumulado riquezas. Por algo el libro de Proverbios dice que no seas sabio en tu propia prudencia. No puedes dejar de vivir sin la Palabra de Dios. No dejes el contacto con la Santa Palabra de Dios, porque si no tenemos esa sabiduría, ¿cuál tenemos?

Ahora bien, ¿Luzbel tenia derecha a eso en el cielo? No, él era el protector de los tesoros de Dios. ¿De donde sacó sus tesoros luzbel? De los de Dios. Y ¿de dónde se ganó a la tercera parte del cielo para que se fueran con él?¿, ¿Con qué los compró? ¿Qué podía darle a la tercera parte de ángeles… un tesoro? ¿Qué le sucedió a ese ángel protector y hermoso que Dios vistió de la cabeza a los pies de pierdas preciosas? El día que tomó lo que no era de él empezó a haber maldad, y es porque la raíz de todos los males es el amor al dinero que tuvo luzbel. Todos los males existen porque luzbel dejó de existir y empezó a existir un ser llamado Satanás. A Luzbel lo sacaron del cielo cuando hablo. Por eso es que la Biblia dice que no seas codicioso de ganancias deshonestas.

Cash Luna – La raíz de todos los males (tercera parte)

¿Qué paso en el edén cuando Satanás estuvo con Adán? Dios le dijo que no podían comer del fruto de un árbol ¿Qué pecado cometió? El robo. Luzbel lo tentó con la misma tentación que él mismo tuvo. Él sabía porque lo echaron del cielo, y seguramente, si Adán hacía lo mismo lo echarían del huerto. Y el día en que Adán y Eva comieron de lo que no era de ellos fueron echados fuera. ¿Por qué crees que la Biblia en Apocalipsis dice que los ladrones están fuera? ¿Que tuvo Adán, cuál fue la raíz del pecado de Adán? Codicia.

En Deuteronomio 7:5 dice que no tomarás del oro de los dioses ajenos porque eso será abominación a Jehová. Y en Josué 7:13 dice: Levántate, santifica al pueblo, y di: santificaos para mañana; porque Jehová el Dios de Israel dice así: Anatema hay en medio de ti, Israel; no podrás hacer frente ante tus enemigos hasta que hayáis quitado el anatema de en medio de vosotros Y en el verso 20 dice: Y Acán respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y así y así he hecho. Pues vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda y el dinero debajo de ella. Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda; y he aquí estaba escondido en su tienda; y el dinero debajo de ella. Y tomándolo en medio dela tienda, lo trajeron a Josué y a todos los hijos de Israel, y lo pusieron delante de Jehová. Entonces Josué y todo Israel con él, tomaron a Acán Hijo de Zera, el dinero, el manto, el lingote de oro, sus hijos, sus hijas, sus bueyes, sus asnos, sus ovejas, su tienda y todo cuanto tenía y lo llevaron todo al valle de Acor. Y le dijo Josué: ¿Por qué nos has turbado? Túrbete Jehová en este día. Y todos los israelitas los apedrearon y los quemaron después de apedrearlos.

Eso fue lo mismo que le paso a Luzbel, a Adán y lo mismo que le paso a Judas. Cuando Luzbel tomó lo que no era de él fue echado fuera, el día que Adán comió lo que no era de él, fue echado fuera. Cuando Judas tomó lo que no le pertenecía se fue y ahorcó fuera de la ciudad.

Ananás y Zafira vendieron una propiedad y le prometieron al Apóstol Pedro traer una cantidad. En el camino extrajeron parte de la cantidad y no lo entregaron completa, la Biblia dice que cuando Pedro le dijo a Ananías ¿por qué has robado al Espíritu Santo?, Este cayó muerto. Lo mismo sucedió con Zafira. Estando ya muertos, ellos fueron sacados fuera. Lo que Luzbel fue al padre, fue Judas al hijo y Ananías y Zafira al Espíritu Santo.

¿Crees que vas a salir de tus penas sin diezmar y ofrendar? ¿Crees que sin diezmar y ofrendar Dios te prospera? Al hacerlo no estas robando a Dios, lo estás tentando.

Cuando Hebreos habla que cuando traemos o presentamos los diezmos delante de Jesús, Jesús los da al padre, dice que cuando Abraham pagó sus diezmos, pagó los de Leví también; porque él estaba en sus lomos.

Biológicamente hablando, nosotros venimos en un esperma que está en un testículo. Los hombres no nacemos con los testículos en el escroto, nacen arriba, vienen en los lomos; después bajan al escroto o bolsa dónde debe estar. Cuando Dios dice en los lomos de Abraham, él todavía gateaba. En otras palabras, el Señor vio hasta la cuarta generación de él, por eso Abraham pagó los diezmos de Leví, y dijo: Hasta los bisnietos de este hombre van a ser bendecidos. Abraham fue el primer diezmador de Dios, el diezmo no proviene de la ley, es de la fe. Los diezmos traen bendición. Si estás soltero y estás diezmando, ya Dios está viendo a tus bisnietos y diciendo los bendeciré por causa tuya.

Ahora bien, Dios no puede bendecir a alguien que le roba. Si no se escapó Luzbel, Adán, Arcán, Ananías y Zafira, ¿quién dice que nosotros nos vamos a escarpar de quedar fuera sin diezmar? La primera tentación que existió en el mundo fue robar. No robes ni un centavo a ningún hombre, ni a Dios. Si diezmas, cree que la bendición de Dios alcanzará hasta tu cuarta generación.

El origen de todos los males es Satanás. Y hay algo peor que Satanás y es codiciar lo que no es de uno. Nada justifica tomar lo que no es tuyo.

Cash Luna – Cree, luego piensa (primera parte)

Ana era una mujer que no podía tener hijos, y a causa de ello vivía muy triste, la Palabra dice que ya no comía a causa de la aflicción que sentía. Un día fue a orar delante del Señor. Mientras oraba, Elí, el sumo sacerdote la observaba. Al principio la juzgo mal, creyendo que estaba ebria, pero Ana le explico que estaba atribulada de corazón. Entonces él le respondió: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho. Después no estuvo más triste, se gozo y se alegro porque tuvo fe. (1 Samuel 1: 1-17)

Tu gozo no puede estar en función de lo que tiene o no. Sino que debe estar en función de lo que crees o no. Lo que estás creyendo que llegarás a tener debe traer el gozo a tu vida. Nuestra fe nunca puede estar en función de nuestros sentimientos y emociones.

No puedes determinar tu futuro por el estado de animo que tengas. No te conviertas en la clase de persona de la cuál la Biblia dice que no puede ser bendecido a causa de su doble ánimo porque viene y va. (Santiago 1: 7) ¿Como entonces podemos llegar a alcanzar las bendiciones para nuestra vida, si lo que las alcanza es nuestra fe, y esa se esta viendo afectada por tu estado de animo? Dios te dio la fe y debes saberla usar.

Existen personas que todo lo quieren arreglar con oración, y aunque no lo creas no todo se arregla orando. Hay cosas que se arreglan actuando. La otra vez me trajeron un bebe de meses para que orara por él para que no despertara en las noches. Eso no debe ser así, hay que educarlo. También hay personas que piden oración para sacar buenas notas, y eso no se consigue de esa manera, se consigue estudiando.

La Biblia en Mateo 5:38 dice: …a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. La Palabra no dice que ores para que no te duela, te manda a poner voluntariamente la segunda mejía. Eso es porque al hacerlo voluntariamente se sana la herida que llevamos en el corazón. La Palabra también dice que si te ponen a pleito quitándote la túnica, les des también la capa. (Mateo 5:40) En otras palabras quiere decir que lo que llevas por dentro a causa de la injusticia de lo que te quitaron, se arregla dando un poco más. La Biblia no manda a que busques quien ore por ti, porque esas son cosas que no se arreglan orando sino actuando.

No entiendo porque la mayor parte de la gente quiere solucionar las cosas de una forma que Dios no estableció. La Biblia dice: … cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. (Mateo 5:41-42) Dios nos manda claramente a dar más. No dice que sólo perdones a quién te hizo caminar más, tampoco dice que ores por ellos y que pidas una cita en la iglesia para que oren por ti. No hagas lo que no dice Dios, sino lo que te manda a hacer. Mientras que no hagas lo que la Palabra dice tu corazón seguirá doliéndose y amargándose. Y si sigues así te convertirás en un monstruo, porque hasta el rostro se somatiza de lo que llevas dentro. No vas a cambiar si no haces lo que Dios dice. Jesús hizo eso todo el tiempo lo que el Padre le mandaba a hacer, por eso llego a la cruz del calvario con un corazón sano. Tu corazón vale más que cualquier cosa.

No puedes dejar que tu fe sea influencia por tu estado de animo porque deja de ser fe. La fe es la que se mantiene creyendo una cosa pase lo que pase. Debes creer te encuentres de buenas o malas y hasta cuando menos lo sientes obtienes lo que has estado esperando.

Cash Luna – Cree, luego piensa (segunda parte)

Regularmente advertimos a las personas de lo malo que les va a pasar, y cuando eso sucede les decimos: te lo dije, porque creemos que lo estamos corrigiendo. Pero si le pasa algo bueno alguien y otro le dice te lo dije, pensamos que es orgullo. ¿Cuántas veces has usado esa frase para lo malo? Piensa por 30 segundos la última vez que se la dijiste a alguien, ¿fue de algo positivo o negativo?, ¿por qué ayudas a que pase lo malo? Ayuda a que pase lo bueno. Usa las palabras, la boca y la lengua para advertir el bien. No sólo digas te lo dije cuando pase algo malo. Di a la gente lo bueno que le va a suceder.

Siempre que un misterio empieza a crecer constantemente se acercan a uno para decirle que se cuide porque puede caer. Si alguien empieza a ganar más le dicen que tenga cuidado de ser orgulloso. Parece ser que para nuestra mente nadie puede alcanzar o conseguir lo bueno. ¿Por qué siempre tienen que ver lo malo? Ese montón de creencias determinan nuestra forma de actuar en la vida y debemos eliminarlas de nuestra mente. Debemos renovar nuestra mente a la manera que Dios quiere.

Existen algunas personas que siempre están siguiendo a otros para ver a qué hora hacen algo malo, pero en lugar de hacer eso deberían estar atentos para ver en que momento logran alcanzar los demás el éxito para gozarse con ellos. Debemos mantener un espíritu correcto para con los demás.

La Palabra del Señor en 1 de Josué 1: 3 dice: Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.

Según el libro de Josué, lo que determinaba la cantidad de bendición de Dios eran los pies de Josué. Es decir, todo lugar que pise la planta de tus pies será tuyo. Dios te va a entregar todo lo que tus pies posen. Debes aprender a decirle a tu familia, a tus hijos y a tus trabajadores lo bueno que va a ocurrir. Quítate la mala costumbre de anuncia lo malo que va a pasar. En el mundo necesitamos gente que nos advierta lo bueno que va a ocurrir. La cantidad de bendiciones que tengas de Dios serán determinadas por tu manera de caminar.

¿Quieres saber hasta dónde vas a llegar en la vida? Llegarás hasta dónde te lo permitas. Eres tú quien debe llegar, nadie lo hará por ti. Si el Señor te está diciendo que todo lo que pises es tuyo empieza a caminar con pasos grandes y seguros, y si te cansas sigue adelante porque son tus pasos los que determinan hasta donde vas a llegar. Son tus pies lo que van a determinar la cantidad de territorio que estás pisando. Eres tu quien determina lo que quieres alcanzar.

Yo nunca me detengo porque se que siempre hay más territorio por conquistar. ¿Existe alguna razón por la cuál debas detenerte? Dame una razón para no caminar. La mayor parte de veces la gente quiere que otros se detengan por las cosas que tienen en su corazón.

En el verso 9 del capítulo 1 de Josué dice: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Ahora bien, acaso esto no es lo mismo que expresó Jesús al decirnos: …he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. (Mateo 28:20).

Dios llegará hasta donde llegues. Ten la certeza de lo harás. Si crees que puedes hacerlo y lograrlo, ¡Que estas esperando! Hazlo porque Dios dice que irá donde vallas y todo lo que tus pies piensen será tuyo.

Cash Luna – Cree, luego piensa (tercera parte)

Anteriormente dije que la fe no puede estar determinada por las emociones ni por el entendimiento. Si piensas que primero debes entender cómo hacer las cosas para creer que puedes hacerlas, estas de cabeza en la fe. Primero se cree que se puede, y entonces se encuentra cómo se hace.

Pienso que nuestra mente está llena de células que tienen un interruptor de encendido y apagado. Cuando te encuentras pensando en el cómo hacer las cosas y no encuentras la manera de hacerlas están apagadas, pero cuando crees se encienden y encuentras cómo hacerlas. Es decir, tu fe empuja en tu mente la forma de lograrlo. Pero si piensas que debes encontrar el cómo antes de creer que puedes, estas mal. Debes mantenerte creyendo de día y de noche y encontrarás lo forma de hacerlo. Si crees que lo puedes lograr, encontraras el cómo.

La Palabra dice que fe es la certeza de lo que espero y la convicción de lo que no veo. (Hebreos 11:1) Es decir, que sí estoy convencido que puedo, por fe se cómo. Por eso la Biblia dice que por fe entendemos el haber sido constituido el universo por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. (Hebreos 11:2). Todo empieza creyendo, primero debes creer y después encuentras cómo.

¿Sabes por qué no tienes tu primer millón? Porque no has creído aún. Esto puede parecerte mucho, pero es relativo. Para algunas personas lo que tienes ahora es mucho. La definición entre mucho y poco sólo la determina tu fe.

La Palabra en Mateo 7:7 dice: Pedid y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide recibe; y el que busca halla; y al que llama, se le abrirá.

Este versículo habla más de lo que vas a recibir. Dios hizo el énfasis en lo que había de darnos. La fe nunca está en lo que damos, sino en lo que vamos a recibir.

Muchas veces no pides más porque no crees que se te dará. Tienes prejuicios en contra de que Dios te puede dar. Oí a una persona que decía que no hablaba de recibir, porque de recibir se vuelven codiciosos. Si te vuelves codicioso el Señor no te lo va a dar.

¿Por qué no buscas más? Porque no crees que vas a hallar. Si crees que vas encontrar, buscas. No tocas más, porque no crees que te van a abrir. Pero los que creemos vivimos pidiendo, tocando y buscando.

Tu mente tiene que seguir a tu fe. Desde pequeños nos enseñan a entender y cuando no entendemos dicen que no se puede, porque no se puede demostrar, pero hay muchas cosas que se creyeron y se fueron mostrando conforme el tiempo paso. Para respirar no esperas a entender como funcionan el aparto respiratorio. Nadie aguanta la respiración diciendo que hasta que no entienda como funciona no va a respirar. Muchas personas no entienden porque funciona el microondas pero lo usa porque sirve. Entonces, que importa si entiendes o no a la hora de creer, lo que importa es que funcione. Si ya probaste todo lo que puedes ver y no funciona, prueba con lo que no ves, a Dios no lo puedes ver pero funciona.

Gracias a que hubo hombres que creyeron que se podía volar y no descansaron hasta que encontraron cómo, hoy en día muchos hemos disfrutado ese beneficio, igual con el carro y la luz eléctrica. Cree primero y después encontrarás la forma de hacer lo que quieres. Tu fe es la que activa tu manera de pensar, no al revés. Si sabes que puedes, encontraras cómo hacerlo.

Piensa cuántas cosas tienes detenidas porque no has encontrado cómo hacerlas, y cuántas dejaste de creer porque no encontraste la forma de realizarlas. Contéstate a ti mismo si vale la pena seguir creyendo. Olvídate del como, no bloquees tu mente en eso, solamente cree. Te garantizo que si te pueden mantener creyendo todos los días, todas las horas que sí se puedes, encontrarás el cómo. No eches tus sueños a la basura si el problema que tienes es que no sabes cómo conseguirlos. Cree y lo vas a lograr. El cómo es lo de menos si se puede creer. El Señor dijo: Al que cree todo le es posible.

Cash Luna – Deja Salir lo bueno de ti (primera parte)

La Palabra de Dios en el libro de Deuteronomio 8:1-3 dice: Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.

Hay bendiciones que Dios jura darnos, y no cumple el juramento a no ser que guardes sus mandatos. El mandato no se debe ver como una carga, sino como el vehículo para obtener una bendición.

Y en Deuteronomio 8:16 dice: …te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien

Mucha de la gente que estuvo en el desierto no pasó la prueba bien, murmuraron, se quejaron, murieron y no entraron en la tierra que Dios les había prometido. Pero la generación siguiente sacó lo bueno que tenía dentro, y en ellos Dios cumplió su juramento.

Cuando Dios saca lo que hay en mi corazón, me hace un bien. Las pruebas pueden sacar lo mejor o lo peor de ti. No mires la prueba sino la ganancia de pasarla. Los que pasan las pruebas son los que tienen su mirada en el galardón de haberla pasado.

Cuando te encuentras en medio de una prueba, debes aprender que Dios quiere saber que hay en tu corazón y desea que tú lo sepas también para que puedas cambiarlo y ser mejor. No vas a ser mejor si no tienes ganas de hacerlo. Debemos aprender a disfrutar nuestras propias mejorías.

Comentaba con mis hijos que el buen testimonio sirve para todo. Pero un mal testimonio no te sirve para nada. A la hora de testificar, delante de un mal testimonio o delante de una mala vida o se te cauteriza la conciencia o te sientes mal todo el tiempo de no dar lo bueno. Da lo bueno de ti siempre. Si en medio de la prueba sale lo mejor de ti, obtienes lo mejor de Dios.

¿Qué estás sacando lo bueno o lo malo de tu corazón? ¿Has comparado la prueba con el desierto? Esa es la forma tradicional de ver las pruebas, pero acaso la tierra prometida es la prueba.

Cash Luna – Deja Salir lo bueno de ti (segunda parte)

En Deuteronomio 8:11 en adelante dice: Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro Dios.

Hay pruebas que se sientes y otras que no. ¿Cuál crees que es la más peligrosa?

Las pruebas que se sienten son la enfermedad, la pobreza, el desequilibrio familiar. Pero las que no se sienten son la salud, la riqueza la estabilidad matrimonial, el éxito ministerial, porque al parecer no estas siendo probado, pero si estás siendo probado. En medio de la tierra prometida las pruebas solo cambiaron de lugar. Pablo dice que Dios lo tuvo por bien. Pero para que uno este en el ministerio tiene que ser probado y sigues siendo probado.

Muchas veces cuando estas en medio de una prueba haces de todo para agradar a Dios y pasarla. Pero después cuando entras en la abundancia o en la estabilidad ya no vas al servicio a alabar a Dios. Es valido que busques a Dios cuando en medio de la tribulación, pero si estas bien, búscalo más porque tuvo misericordia de ti.

Si reaccionas bien en las bendiciones de Dios te dará más. Hay que saber guardar el corazón en todo tiempo y sacar lo mejor que llevas dentro entre la abundancia y la pobreza.

Hace algunos años cuando iba para un desayuno de la empresa para la que trabajaba y quise entrar al parqueo, deje la parte de atrás del carro fuera, porque no había lugar. De pronto paso un señor en bicicleta y me golpeo el carro. Después di la vuelta a la calle de nuevo para buscar donde estacionarme y me lo encontré de nuevo. Entonces le dije: ¿por qué golpeaste mi carro si no te hice nada? Cómo respuesta me maltrato. Entonces me encolericé y lo amenacé con atropellarlo; por su puesto que no lo hice. Después el Señor me dijo que lo había matado. Le pregunte porque y me respondió que la Palabra dice que quien se enoja alocadamente contra alguien es culpable de homicidio. En ese momento pude haber sacado lo mejor de mí, peor decidí sacar lo peor.

En la vida hay circunstancias y personas que pueden sacar lo peor de ti. Pero, ¿por qué no sacar lo mejor de nosotros en lo bueno y en lo malo? Todos tenemos algo bueno y algo malo. Puedes escoger entre sacar lo mejor o lo pero de ti. Eso es una decisión.

¿Cuántas veces has decidido sacar lo peor en lugar de lo mejor? No saques lo peor de ti, saca lo mejor. Sé que puedes hacer deja fluir lo mejor de ti. Demuestra el perdón y el amor que llevas dentro.

Hay pruebas que se sienten y otras que no. Todos estamos a prueba siempre, la única diferencia es que una se siente bonito y la otra no. Cuando estas en medio de la escasez estás siendo probado, pero cuando estás en la abundancia también. La prueba de lo bueno es peor porque la Biblia dice que si en medio de ella te olvidas de Dios serás destruido. Dios te prueba siempre.

La Biblia dice que muchos son llamados pero pocos escogidos, si fuiste llamado también fuiste probado para ser escogido, y después de ser escogido también eres probado para saber si no eres botado.

Cash Luna – Deja Salir lo bueno de ti (tercera parte)

En Filipenses 4:10-13 dice: En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Hay algunos que por todo viven molestos pero debes vivir contento sin importar cual sea la situación. En todo y por todo eres enseñado. Hay que aprender a vivir tanto en la escasees como en la abundancia. Si Dios esta conmigo en el desierto, lo estará en medio de la tierra prometida, si estuvo con pobreza, riqueza, enfermedad y salud. No hay prueba que no se pueda pasar, pero debes aprender a pasarlas, todo lo puedes en Cristo que te fortalece.

Para todas las pruebas se requiere fuerza de Dios. Muchas personas creen que se necesita fuerza para estar en medio del hambre o en la enfermedad, pero también se necesita fuerza para no despilfarrar lo que Dios te da. Todos estamos en pruebas siempre. Por eso la Biblia dice que el que cree estar firme cuide que no caiga. Todos estamos bajo prueba pero con todos esta Dios. Tú tienes la oportunidad de dejar salir lo bueno o lo malo de ti.

Aunque escupieron y golpearon a Jesús no pudieron sacar nada malo de él. Y la circunstancia era agonizante. Pilatos y Caifás no lograron sacar algo malo. Nadie logro sacar nada malo de nuestro Señor Jesucristo, Él sabe como es y por eso nos enseña a no sacar lo malo para nadie y para nada. Por eso la Biblia dice que debemos vencer con el bien el mal que hay en nosotros.

En Mateo 5:38-48 dice: Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publícanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

Lo malo es lo que hasta hoy has oído. Y bajo esa enseñanza hemos vivido. Hay que cambiar nuestra manera de pensar para cambiar nuestra manera de actuar. Eres tú quien decide si haces lo que has escuchado de otros o lo que Dios dice. Has lo que Jesús dice y te irá como Él lo dice. Se imitador de Dios para que se note que eres hijo de Dios, y que eres educado por Él. Ante todo y ante todos deja salir lo bueno que hay en ti.

¿Que tiene de bueno poner una segunda mejía si vas a recibir un segundo golpe? El primer golpe te lo dan contra tu voluntad, y todo lo que te hacen en contra de lo que quieres te lastima, te hiere y te amarga. Pero la mejía que pones voluntariamente no sana el golpe que te dieron, sana tu corazón. Si tu corazón esta herido por que te dieron una vez, cuando la pones voluntariamente ese golpe saca el anterior. Es en tu corazón donde esta tu vida. Todo el dolor y el rencor que llevas dentro no se cura orando y ayunando, se quita llevándole a quien te quito algo lo que te queda. Si te quieren quitar la túnica entrega la capa porque cuando quitas esa capa tu corazón, sana. La carga está en lo que te obligaron a hacer, pero desaparece con lo que das voluntariamente.

Nadie enfermo del alma ha hecho lo correcto, si estas así es porque hiciste lo indebido. Una persona así no llega a ser agradable para Dios nunca. Se un cristiano de verdad y saca siempre lo mejor de ti. Sacar lo mejor de ti es lo que te va a mantener feliz siempre.

Algunos pueden pensar que es una injusticia, pero no es eso lo que se esta discutiendo, es la actitud que tienes y lo que eres delante de la situación. Jesús siempre tiene algo bueno que dar a pesar de lo que le han hecho. No te gustaría ser así.

Cualquier cosa o persona no deberá sacarlo malo de ti, sino que ante todo y ante todos saca lo bueno de ti. Eres tú quien decide si das lo bueno o lo malo de ti. Decide dar lo bueno.
Da gracias a Dios por su bondad y misericordia. Agradece a Dios por las pruebas y pídele que te ayude a ser su hijo y a imitarle.

Cash Luna – Amplificación de la fe (primera parte)

En Mateo 25 del verso 14 en adelante, la parábola de los talentos nos narra la historia de un señor que se fue lejos repartiendo sus bienes a sus siervos conforme a sus capacidades. A uno de ellos le dio cinco talentos, a otro dos y al tercero de ellos le dio uno. Al regresar pidió cuentas de los bienes que les había dejado. El siervo que recibió cinco talentos, produjo cinco más. El que tenía dos talentos hizo dos más sobre ellos. Y el que había recibido un talento dijo a su señor: conocía que eres hombre duro, que siembras lo que no segaste y recoges donde no esparciste. Respondiendo su señor le dijo que era un siervo malo y negligente.

Aunque esta parábola nos habla de dinero, el problema no es el dinero, sino la productividad. Creo que la vida no se mide en años, sino en logros. A veces no es el dinero que ganamos lo que nos da satisfacción, sino lo que hemos producido. Ten la conciencia y la conducta de una persona productiva.

Para producir debemos tener algo, y para lograrlo debemos ver lo que tenemos en lugar de fijarnos en lo que no poseemos. Todos tenemos la obligación de producir. Algún día Dios nos va a pedir cuentas de lo que hacemos con lo que nos ha dado.

En una ocasión el apóstol Pablo dijo que el día de su muerte estaba cercano. Un tiempo atrás había sido llevado al tercer cielo. Y más adelante la Biblia dice que el no sabía que hacer, si escoger quedarse aquí en la tierra a causa de la obra o irse con Dios. Él escogió quedarse porque era productivo. En 2 Timoteo 4 dice que Pablo acabó la carrera antes de morir. ¿Cómo es posible que haya acabado su misión y le hayan sobrado días de vida? Él le ganó al tiempo. Regularmente decimos que estaremos en la carrera hasta la muerte, pero Pablo nos enseña que hay que terminar la carrera antes de morir.

Siempre debemos saber qué hacer, para qué lo hacemos, cómo lo hacemos y cuándo lo hacemos. Jesús dijo en la cruz del calvario que todo había terminado, porque era lo que Dios le había enviado a hacer. En la Biblia se habla de un hombre que conoció a Jesús antes de morir. Él tenía por objetivo conocer al Mesías. Logró hacer lo que debía antes de morir. Pida a Dios años de vida para terminar lo que debes hacer. Debes ser productivo.

A todas los personas nos da miedo algo. A mí me dan miedo las alturas. En Dallas con mi antiguo socio, nos subimos a una torre que tenía una esfera de vidrios, atrás de ellos había un balcón de hierro. Él se metió a ver esa esfera. Yo no quería porque sentía que me iba a caer. En otra ocasión, cuando estuvimos en Toronto con mi esposa, fuimos a una delas torres más altas del mundo. Al final hay un restaurante con pisos de cristal. Y ella subió y caminaba por el cristal muy tranquila. En cambio, yo estaba hasta abajo sentado esperándola en el parque.

A la mayoría de las mujeres le dan miedo los ratones, y a Walt Disney se hizo millonario con uno. ¿Cómo es posible que de un animal que para mucha gente es repugnante y les da miedo, a él le haya generado una empresa multimillonaria? Existen muchos temores, pero debes vencerlos.

Analicemos el miedo del hombre de quién se habla en la parábola. Algunos dicen que no invirtió el talento porque temía perderlo. Pero no fue así. Este siervo declara que sentía temor de su jefe porque le consideraba duro y que segaba donde no sembraba y recogía donde no esparcía. Tuvo miedo del dueño que le confió el talento.

¿Que has dejado de hacer por el miedo? Si no puedes con el miedo, cámbialo de lugar y adminístralo. ¿Tienes miedo de invertir por no perder? Pues cambia el miedo de lugar e invierte por el temor de quedarte siempre como estás. Si tienes miedo de seguir estudiando y sacar un post grado, cambia el miedo de lugar y estudia; porque lo que debería darte miedo es quedarte sin oportunidades de trabajo.

Se ve muy fácil hacer las cruzadas pero en el proceso da miedo. Cuando realizamos la primera cruzada sentí temor, mi mente empezó a decirme que no tenía una iglesia famosa y tampoco era conocido. Sin embargo con todo y le miedo la hicimos. En esos momentos el problema no es el miedo como tal, sino la decisión que se tomas ante él, porque si por el temor tomas una decisión correcta te irá bien. Las decisiones que tomas son las que te traen el bien o el mal.

Observemos de nuevo al hombre de la parábola, estaba culpando al patrón de los bienes que no hizo. La primera cosa que debemos ver es que lo que decía era una mentira, ya que su jefe le dio a cada uno conforme a su capacidad, y a su regreso pidió cuentas a las personas que les había dejado algo. En ningún momento llama a alguien a quién no dio nada para pedirle cuentas al volver. De la misma manera, Dios no te va a pedir cuentas de lo que no te ha dado, sólo de lo que te entregó. De hecho, cuida tu cuerpo lo más que puedas porque te dio el Señor y un día te va a pedir cuentas de él.

La segunda cosa es que dijo que era un hombre duro. Pero alguien que es duro no se toma la molestia de conocer la capacidad que tiene cada uno de sus siervos. Ese no era un hombre duro, era un gran líder, repartió sus bienes entre sus siervos. Si alguien te entrega bienes que no son tuyos, nunca lo deshonres. Dios está buscando gente de confianza a quien darle dinero. Él te ha dado según tu capacidad y debes producir.

Al final de la parábola dice que el señor mandó a quitarle el talento al hombre que no produjo nada más y que le fuera entregado al que tenía 10. Pregúntate si eres la clase de hombre que Dios puede confiar miles y millones, o por tu falta de deshonestidad Dios te puede dejar de confiar. Examina dentro de tu corazón si le has fallado al Señor en lo económico.

Regularmente quien pierde señala a la competencia, y la amargura saca lo que llevan por dentro. Si hay competencia y lo admites, tu empresa debe ser la mejor para agarrar todo lo que puedas y lo que otros pierdan. Prosperas por lo bien que haces las cosas y por lo mal que lo hacen otros. A tu empresa llega la gente que has ganado y la que otros han perdido.

Cash Luna – Amplificación de la fe (segunda parte)

¿Qué clase de persona eres? Eres de los que pierde o delos que gana, de los que producen o de los que Dios le quita de las manos lo que no pudiste tomar. Hay gente a la que Dios le quita lo que no hace producir más. El Señor es bueno con todos, pero muestra su bondad a los que más creen en ella.

Hay gente que siempre está pensado algo malo le va a pasar, tiene un síndrome de persecución espantosa y piensan que es la maldición del bisabuelo que caerá hasta su bisnieto. Pero no hay maldición que pueda hacerte algo. Puedes escoger entre ver las maldiciones de tus ancestros o ver a la cruz del calvario que te hizo libre de toda maldición. Muchas personas no salen de sus maldiciones porque no han logrado creer que están libres de ellas.

El miedo que el siervo tenía estaba basada en una mentira, y esa mentira fue producida por su mente. El se inventó que el hombre duro, se creyó la opinión del jefe que el se inventó. Y eso es cierto. Muchos de ustedes se han formado una imagen diferente de lo que otro es. Pintan una obra maestra en su mente y aquel hombre hizo de su jefe un hombre injusto y malvado y le fue igual de mal que como se lo imagino.

No creo que la crisis haya afectado de forma directa a la gente. Fue su boca, su mente que los hizo darse por vencidos antes de pelear. Medita por 15 segundos las decisiones que has tomado en tu vida. ¿Cuál de ella dejaste de tomar o la tomaste de forma equivocada por miedo? ¿Miedo a qué tuviste? ¿Le tuviste miedo a una verdad o a una mentira? Te quedaste con las ganas de tomar una decisión de echar a andar una idea y otro si la hizo. ¿Por qué no te animaste tu mismo?

La amplificación del miedo

La mayor parte de la gente tiene una conducta de pensar que hace crecer el miedo. Por ejemplo, si te dicen que van a recortar personal en la empresa para que trabajas, ¿Empiezas a buscar otro trabajo o amplificas el miedo al extremo de pensar miles de cosas negativas? Solo porque te quedaste sin trabajo empiezas a redactar de forma amarillista tu propia noticia, y empiezas a decir muchas cosas que están sólo en tu mente.

Por otro lado, la gente no suele amplificar el lado positivo y precisamente por pensar que no es bueno estar bien es que estás como estás. Tu vida es reflejo de tus creencias, y estas deben ser tan fuertes que te muevan a activar algo en la vida. Eres fruto de tu creencia incluyendo tu familia, trabajo y ministerio. Todo es producto de la creencia que llegamos a tener en la vida.

He visto mucha gente que son sanos, y siguen fracasados. Ya caminan o escuchan, peor siguen igual porque no se sanan en su manera de pensar. Empieza a amplificar tu fe.

A un multimillonario le llamaban paranoico invertido porque él confesaba que creía que todo el mundo había hecho un complot para hacerlo triunfar. Creía que todos habían sido hechos para colaborar para su bien. Decía que tenia que salir a la calle porque presentía que algo bueno le iba a pasar.

El Rey David tenia el síndrome de persecución positiva, él decía en paz me acostare y asimismo dormiré porque tu me haces vivir confiado. Él dijo esto en medio de una guerra y lo hizo por su fe.

La Biblia dice que ciertamente el bien y la misericordia te seguirán todos los días de tu vida. El bien y la misericordia están tras de ti todos los días. Confiesa todos los días que crees y presientes que algo bueno te va pasar hoy. Debes creer que las bendiciones de Dios te persiguen.

Cash Luna – Amplificación de la fe (tercera parte)

Actitud

Hay gente que todo lo que uno le da lo pierde. Pero hay otros que vuelven oro todo lo que tocan. Hay gente que tiene fracaso tras fracaso y se vuelve a levantar. Esa clase de gente es la que no sabe perder y no porque no lo reconozca sino que lo recuperan. Eso es porque tienen el síndrome de persecución positiva sienten que todo les va a salir bien siempre.

Levántate y mírate al espejo y di que el bien y la misericordia te seguirán todos los días de tu vida. Mientras no lo creas no lo lograrás. La confesión de lo que crees es la amplificación de la fe. Las promesas de Dios que dice que todos te saldrán bien.

La gente de éxito siempre esta hablando de lo que va a lograr y lo que van a hacer y su mirada y sus rostros reflejan un magnetismo que nos lleva hacia ellos. Pero la gente que no quiere creer que Dios la puede enriquecer y volver prosperar tienen una mirada apática y distante. No hay modo que salgan adelante. Estan sanos, no padecen ni un dolor pero padecen del síndrome de persecución negativa.

Puedo darte Palabra y orar por ti, pero no soy un amuleto de buena suerte. Debes aprender a salir adelante no esperar a que te saquen adelante.

Has oído hablar de Jezabel. Todos creen que era malvada, diabólica y que tenía un espíritu manipulador. El profeta Elías había matado a los 850 profetas, había hecho que el cielo se detuviera la lluvia por siete años y que su palabra volviera a llover.

Elías acaba de mostrar que no habían tales dioses. Sin embargo ella si creía en sus dioses y arriesga su vida delante de ellos diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos.

Hoy quiero hablarte de lo positivo de Jezabel. Ella era una mujer y tenía algo positivo. Pretendes subirte al ring y esperar que su contrincante se espere que le pegue. Jezabel tenía que oponerse aun sabiendo que Elías había matado 850 profetas falsos. No ganas batallas espirituales por tus creencias. Jezabel tenía él deber de levantarse en su contra. Elías se equivoco en ese momento. Jezabel no puede hacer nada donde no piense alguien como lo hizo Elías. La única autoridad que tienen un espíritu sobre ti eres tu. Por eso es que dicen que si las cosas no le salen fácil dicen que no es de Dios. Ese no es el espíritu de los hombres de Dios. Elías tuvo miedo a una mujer. En ese momento Jezabel hizo lo que debía hacer.

La mente de Elías en ese momento no pudo recordar los 850 profetas que mató y el simple mensaje que le envió Jezabel, empezó a amplificar el miedo que sentía, hablando cosas que no eran verdad. No había necesidad que deseara morirse, lo querían matar. Y le dice a Dios: ¡Señor mátame!. Vaya que Dios no le contesto esa oración como la del fuego. Elías no se murió ni lo mataron fue arrebatado. En otras palabras, muchas de las cosas que temes nunca van a pasar.

Cuando Job dijo me vino lo que me temía. Peor no todo lo que uno teme viene. Elías temía morir y no vio muerte no le paso lo que temía. El temor de Job estaba infundido por una verdad. Le llego lo que le temía por no tener en orden su casa. Pero si tú estas bien con Dios puedes caminar confiado y ver que el bien y la misericordia te van siguiendo.

El miedo de Elías no surgió de Jezabel, él fue quien pensó mal. No hay espíritu del diablo que pueda moverse en la mente de alguien que piensa bien, únicamente se mueven en gente que piensa mal y le da lugar al a diablo. En lugar de pensar que Satanás es tu enemigo hazlo pensar a él que su enemigo eres tú. No pienses en el miedo que tienes del diablo, piensa en el miedo que él tiene de ti.

No debes ver lo que no hay que ver. Declara que sientes y crees que algo bueno te va a pasar hoy. Pídele a Dios que te ayude a tomar decisiones productivas.

Cash Luna – De lo pequeño a lo grande (Primera parte)

He estado hablando de usar lo que tenemos. Mucha gente no sale adelante por no usar lo que tiene. La mayoría de personas siempre se queja de las cosas que no posee, en lugar de usar lo que si tiene. Cuando logramos ver que las cosas pequeñas que Dios nos ha dado somos capaces de ver lo que podemos lograr. La Biblia dice que sin Dios no podemos hacer nada, pero también nos dice que haremos grandes proezas en Él.

Todos nosotros venimos de lo pequeño, somos el producto de un diminuto esperma que lucho contra millones para encontrar un óvulo que fecundar; y no nos damos cuenta que a partir de ese momento mantenemos una constante lucha por vivir. Las cosas pequeñas no se deben menospreciar porque en ellas se encuentran grandes cosas.

Las cosas pequeñas pueden llegar a ser grandes. Tú decides si ves el tamaño o el potencial que tienes. Decides si ves una semilla pequeña o el potencial que ella posee. ¿Qué ves en una semilla, un fruto o un árbol? Un árbol, pero también puedes ver un bosque, porque de la misma semilla va a salir todo. Las cosas son tan pequeñas o poderosas como decidas verlas. El éxito esta en convertir las cosas pequeñas en grandes.

La Biblia dice que en los lomos de Abraham había una gran generación. Puede que solamente hayas visto en Abraham un hombre estéril y en su esposa una mujer igualmente estéril, pero Dios vio el potencial que había en ellos. Dios suele ver el potencial que las cosas tienen y no el tamaño, es decir, Él sabía que en los lomos de Abraham ya había una gran generación, por eso le dijo que su descendencia sería como las estrellas.

¿Que ves?, el tamaño o el potencial de las cosas. Puedes tener un billete de 100 en las manos y ver solo eso, puedes ver una blusa, o un pantalón, o ver la capacidad que tienes de producir 20 más sobre el. La gente que un día se hizo rica fue porque sabía que de ese billete podían salir millones. ¿Que ves de ti mismo? miras tu tamaño, la ciudad o el barrio donde naciste, las circunstancias, o ves el potencial que tienes. Debes ser una persona que en lugar de ver el tamaño de las cosas mire el potencial.

La Palabra dice en la parábola de los talentos que el señor le dio talentos a cada uno conforme a su capacidad. Cuando hablamos de talentos aquí lo hacemos como moneda, al que tenía cinco le dieron sólo cinco porque tenía capacidad de producir cinco sobre ellos. También dice que a un hombre le dieron sólo uno y lo enterró, entonces, cuando el amo volvió a pedir cuentas le quito su talento y lo entrego al que tenía 10.

Dios no te ha bendecido más porque estas sentado esperando los recursos que ya te dio. La bendición que recibes del Señor depende de cuando puedas manejarla o administrarla. ¡Usa la capacidad que Dios te dio!

Cash Luna – De lo pequeño a lo grande (tercera parte)

La Palabra del Señor en Marcos 8:15-21 dice: Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes. Y discutían entre sí, diciendo: Es porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Qué discutís, porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón? ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no recordáis? Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Doce. Y cuando los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Siete. Y les dijo: ¿Cómo aún no entendéis?

En este pasaje Dios esta hablando de corazón y de no entender, pero el corazón no entiende, es la mente. Cuando a Maria le dijeron que iba a quedar esperando a Jesús, ella creyó. Sólo preguntó como podría ser pues no conocía varón. Y el ángel le dijo que a través del Espíritu de Dios. Cuando por fin crees una cosa, Dios empieza a hablarte de la otra.

Nosotros primero tratamos de entender y luego creemos. Cuando la gente empieza a pensar que puede llegara hacer cosas aunque no sepa como, puede llegar al éxito. Si buscas primero como saber hacer las cosas y no crees que lo puedes hacer, estas limitando tu potencial.

Mi esposa les puede dar testimonio de que yo siempre creí que íbamos a llevar el evangelio a miles. Yo fui el primer chofer de canal 21 de Guatemala, y creía que íbamos a tener un programa en la televisión, porque las cosas pequeñas se pueden convertir en grandes con fe. Debes creerle a Dios que las cosas que te ha dado pueden llegar a ser grandes. No debes decir no puedo, debes preguntar como se hace.

En los ministerios se habla de oír la voz de Dios en forma audible. He visto tres veces al Señor y nunca he oído en el concepto que tiene la voz de Dios audible. ¿Cómo es la voz de Dios grave o aguda?, ¿cuál es idioma de Dios?, ¿Cómo vas a saber como es la voz audible de Dios?. No la has sabido reconocer que es distinto. Mucha gente no se mueve porque dice que no ha escuchado la voz de Dios, pero si crees que Dios te esta hablando puedes oír Su voz y las promesas que quiere darte a través de alguien más. El problema es que estás más interesado en la voz que en las promesas que quiere decirte. No importa cómo, lo importante es que hable. Si tienes Palabra de Dios y un versículo que declarar, tu misma voz puede ser la voz de Dios. Si quieres oír más la voz de Dios párate delante un espejo y empieza a repetir todas las promesas que el Señor tiene para tu vida, y estarás escuchando la voz de Dios. No importa como es la voz, lo que importa es lo que diga a tu vida.

Todos son la voz Dios. Cuando hablas la Palabra ¿no es esa la voz de Dios?, la Biblia dice que Dios habló a través de hombres. Has escuchado la voz de Dios muchas veces pero tú corazón ha sido duro. Cada vez que una persona se acerca y me bendice estoy oyendo la voz de Dios, puede que el tono cambie, pero el mensaje es el mismo.

Jesús alimentó con siete panes a 4 mil personas y con cinco alimentó 5 mil, la cantidad es lo de menos, lo que cuenta es el principio. De eso no se trata. Se trata de respetar el principio de multiplicación. La Palabra dice de cierto te bendeciré y te multiplicaré. ¿Pero como sé yo que algo se puede multiplicar?, ¿por lo que es o por la persona que lo tiene? Lo que tienes se puede multiplicar tantas veces como quieras.

Nuestro Señor es un Dios bueno y su creación también lo es. No se por qué el mundo desprecia tanto la creación de Dios, si nosotros mismos somos imagen y semejanza de Dios. No creo que Dios haya dicho al verte: Este no me salió bueno. No creo que Dios haya hecho algo malo. No te desprecies. Dios te dio capacidad y talento para que lo uses.

Cuando Dios hizo ese ser humano le puso cualidades y virtudes para salir adelante. La Biblia nos dice que sin Dios no podemos hacer nada, pero también dice que en Cristo podemos salir adelante. Cuando tienes una actitud de que no puedes, no te justificas diciendo: es que no sabe de donde vengo. El problema que tienes es que no olvidas, nunca es tarde para volver a comenzar.

Me da pena viajar al mundo y encontrar gente que esta mal por dentro y quieren que una oración los cambie. Están esperando algo externo, que alguien los saque adelante. Ruego a Dios que me use para cambiar la mentalidad de la gente de mi país, de la gente de Latinoamérica porque hay miles de personas que dicen que no pueden, pero Dios no nos creo así, así los formaron. Y tiene solución, dejémonos formar por los pensamientos y las promesas de Dios. Déjate formar, no importa la cultura que tengas o la posición socioeconómica, solo deja que la Palabra de Dios te renueve y podrás ver que en Cristo Jesús se puede lograr.

Cash Luna – Usa lo que tienes (primera parte)

La Palabra de Dios en el libro de Jueces 6:12 dice: Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. Y Gedeón le respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas, ¿No te envío yo? Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manases, y yo el menor de la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

La Biblia dice que Gedeón estaba en medio de una crisis, y el ángel del Señor se le apareció y le dijo: varón esforzado, Dios esta contigo. Y él respondió diciendo: sí Dios esta conmigo ¿por qué me esta pasando todo esto y dónde están las maravillas que nuestros antepasados nos contaban? En ese momento imagino que Dios quitó al ángel y viendo a los ojos a Gedeón le preguntó por qué no usaba su fuerza en contra de los madianitas, en lugar de usarla en contra de Él, y creo que prosiguió diciéndole que fuera con toda su fuerza y conquistara a los madianitas. Pero Gedeón le respondió: ¿Yo?, Pero si mi familia es pobre y yo soy el menor de mis hermanos.

¿Quién dice que para llegar a ser rico se tiene que nacer así? La mayor parte de gente rica a sido pobre alguna vez. El problema que tienes para llegar a ser rico es que crees que no lo puedes alcanzar, y si piensas así, tu actitud necesita mejorar. Dios le dijo a Gedeón ve y usa tu fuerza, ataca y lucha con tu fuerza. Dios está a tu favor, no en contra tuya.

¿Cuánta gente hay en nuestros países que siendo inteligentes arriesgan sus vidas para estar en los negocios ilícitos? Si tú eres una de ellas, no te has dado cuenta de lo que llevas dentro. Usa la fuerza, la astucia e inteligencia que tienes para lo puro y lo correcto. Si lo que te interesa es el dinero, hazlo de la manera apropiada y Dios estará contigo y te prosperará.

Algunas personas, en su tiempo de colegio, hacían uno papelitos diminutos, en los que escribían con letra casi microscópica el contenido de una materia, y los usaban para sacarlos en los exámenes cuando no estudiaban. Cuándo escribí uno de esos papelitos me di cuenta de lo inteligente que era, porque cuando terminé de hacerlo ya me sabía todo. ¿Porque teniendo inteligencia para hacer todo eso? Usa tu inteligencia para estudiar bien.

¿Cuántas virtudes estamos usando en mala manera? La peor manera de hacer negocios en las personas es cuando llegan y se presentan diciendo que son cristianos. No te van a dar un trabajo por ser cristiano, sino por tu capacidad. Además, sí quedas mal, blasfemias el nombre de Dios. No hagas eso, preséntate diciendo lo que eres capaz de hacer. Si te presentas como cristiano es para orar, no para pedir trabajo. No uses el nombre de Dios para hacer esas cosas. Has negocios para Dios, pero no manosees Su nombre para presentarte. Has un buen trabajo y cuando te feliciten di: Le cuento que soy un hijo de Dios y por eso trabajo así.

Cash Luna – Usa lo que tienes (segunda parte)

La mayoría de humanos tenemos un problema, todo el tiempo estamos viendo que no tenemos en lugar de ver lo que sí poseemos. ¿Cómo va a salir adelante una persona que esta sentado viendo que va a hacer Dios? Dios es quién esta sentado esperando ver que harás. La Palabra de Dios dice que en Dios haremos proezas, pero somos nosotros quienes debemos hacerlas. Si quieres salir adelante en la vida, deja de ver lo que no tienes y pon a producir lo que sí tienes.

Mucha gente de Latinoamérica se va ilegalmente a Estados Unidos, Canadá y Europa. Cada una de ellas deben pagar 5 mil dólares o más a una persona llamada coyote para que les pase la frontera. Esta gente, consigue el dinero, los tiene en la mano y dice que debe irse porque en su país no hay trabajo. Se arriesgan a morir en un contenedor, pero se van; en lugar de invertir en un negocio propio, trabajar y producir en su país. Tienen en sus manos el recurso para salir adelante pero no lo ven.

Siempre que te mantengas viendo lo que no tienes, no usaras lo que sí posees. La gente está tan pendiente de lo que no tiene, que su cerebro piensa en lo que les falta, sus ideas ni siquiera fluyen para usar lo que sí tienen. Cuando hacen sus primeros 100 quetzales dicen, ya tengo aunque sea para una camisita. No seas así, ¡ahórralo y llegue a ser millonario!

Proponte como hacer que lo que tienes produzca esta semana. Te aseguro que podrás ver que Dios si dejo en ti el poder de hacer riquezas. No te gastes esos 100 que ya tienes, has que produzcan 20 sobre ellos.

Muchas personas cuentan con un problema, tienen el recurso pero no la mentalidad. Hace algunos días, en mi iglesia un grupo de jóvenes sordomudos anunciaron su encuentro y lo llevaron a cabo. Existe un joven que ciego escaló y llegó a la cima del Monte Everest. Las limitaciones no están en lo físico, están en la mente. La diferencia es que miras las limitaciones en lugar de ver las posibilidades.

Cash Luna – Usa lo que tienes (tercera parte)

Un día Jesús dijo a sus discípulos que dieran de comer a la multitud que estaba con Él. Ellos empezaron a ver lo que no poseían, le respondieron que no tenían dinero y le preguntaron si conseguían 200 denarios para darles de comer. Entonces, el Señor les preguntó que tenían. Uno de ellos dijo que un niño tenía cinco panes y dos peces. Entonces Jesús les envió llevárselos para bendecidlos y éstos se multiplicaron. Alcanzó para darle de comer a toda la gente y también sobro. (Marcos 6:34-44)

Los discípulos de Jesús estaban enfocados en lo que debían hacer. Su mente estaba en otro lado. Y el Señor los desafió preguntándoles que tenían. ¿Por qué no miras lo que tienes y empiezas a bendecidlo para que produzcas algo más? El secreto no esta en hacer cosas grandes, esta convertir algo pequeño en grande. Pídele al Señor que te ayude en convertir lo pequeño que posees en algo grande.

Esta semana me preguntaron que haría si te llegara a quedarme sin nada y lo único que tuviera fuera una pluma. Pensé que me volvería escritor. No veas lo que no tienes, mira lo que puedes hacer con lo que sí tienes.

En marcos 8:17 dice: …¿Qué discutís, porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón?¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no recordáis? Cuándo partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Doce. Y cuando los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Siete. Y les dijo: ¿Cómo aún no entendéis?

El Señor se les acercó y les dijo: ¿Acaso no se recuerdan cuando solo tenia 5 panes y 2 peces, no nos sobro después de haber lo multiplicado? No entienden que con algo pequeño se puede lograr algo grande un día. Duros de corazón no lo hacen porque no lo creen. Con algo pequeño se puede hacer algo muy grande.

Date una oportunidad. Toma un billete de 100 y has que produzcan 20 sobre ellos. Cuando Dios le habló a Moisés lo hizo preguntándole: ¿que tienes en la mano? Con esa vara abre el mar. David tenía una onda en sus manos y derribo gigantes. Eliseo golpeó el río con un manto. Y una viuda endeudada llegó con Eliseo a pedir ayuda por que le quieran quitar a sus hijos como pago, y el profeta le pregunto: ¿Qué tienes? Ella respondió que aceite. Él le dijo: Ve y presta vasijas y llénalas y véndelas.

¿Que tienes?. Lo que posees actualmente puede mejorar tu empresa, tu profesión y él puesto que tienes pero debes cambiar tu actitud. Moisés tenia un palo, David una honda, y Eliseo un trapo, pero creían que Dios estaba con ellos. Estas personas tenían menos que nosotros y lo lograron.

Mírame, mido 1.69, mi voz no es de un predicador, no sabía hablar en público. Vengo de un hogar separado. Soy hijo único y estudié becado. Si yo he podido, tú también puedes. Tienes más de lo que yo un día tuve. La diferencia es que hay gente sentada esperando que Dios haga algo, y otros están haciendo algo para Dios. Si habemos personas que hemos podido, tú también puedes. Usa lo poco que tienes en lugar de quejarte de lo que no tienes y lo vas a lograr.

Piensa en lo mucho o poco que tienes y pregúntate si es justo no ponerlo a producir. ¿Crees que lo que tienes es de Dios? Si es así ¿por qué no crees que Dios lo va a multiplicar? Si de verdad piensas que es del Señor, toma la responsabilidad y hazlo producir para Él.

El éxito consiste en tomar aquello que aún no tienes y se te esta ofreciendo.

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. esto es una bencion aporvechalo `pues son tesoros queDios a dispuesto para ti

Deja un comentario queremos saber tu opinión