Home / Articulos Cristianos / Escuela para Padres – Consejos para la Crianza de los Hijos

Escuela para Padres – Consejos para la Crianza de los Hijos

Consejos para la Crianza de los Hijos

Criar a los Hijos es Exigente.

Si yo fuera a darle consejos sobre la crianza de los hijos a alguien que quiera ser mamá o papá, haría todo lo posible para ayudarles a entender lo exigente y consumidor de tiempo que es el cuidar de los niños. La crianza de los hijos suena a cielo para los que pronto se convertirán en mamás o papás, pero no mucho tiempo después de que el pedacito de alegría llega, la mayoría comienza a buscar consejos acerca de la crianza. ¿Por qué? Aunque todos sabemos que la crianza de los hijos es exigente, a la mayoría todavía nos toma por sorpresa.

Cuando yo tuve mi primer bebé, no tenía la menor idea de cuánto tiempo le iba a dedicar a cuidar de mi hijo. Debido a que yo era tan ignorante, realmente pensaba que ser mamá no iba a cambiar mucho mi estilo de vida. Todavía tendría tiempo de hacer lo que quisiera hacer, cuando y donde quisiera. Estaba completamente equivocada, y por lo tanto, totalmente desprevenida. Me deprimí debido a la atención constante que él necesitaba. Fue una adaptación tan dura para mí, porque no tenía ninguna idea del hecho de que la crianza de los hijos pudiera ser tan exigente.

Si usted está esperando un bebé o ya tiene uno, el mejor consejo que alguien le puede dar es este:

Esté preparada mentalmente para satisfacer las demandas, y luego propóngase en su corazón a darle a su niño la tan necesitada atención y tiempo, una y otra vez.

Amor Genuino.
El siguiente consejo que podría darle sería que los niños no pueden crecer y ser adultos sanos, felices y bien ajustados, a menos que sean amados – amados genuinamente por sus padres.

Los niños necesitan saber que son especiales, importantes, e irremplazables. De otra manera, no serán capaces de superar esta afirmación tan necesitada. Tratarán de buscarla en las drogas, en las malas relaciones, y en la rebelión. No estarán equipados emocionalmente para soportar de frente la presión de grupo.

Los niños se esfuerzan para obtener la aprobación de sus padres. Pero, nosotros como padres no seremos capaces de dar esta aprobación a un nivel constante si no llegamos primero a entender el consejo número uno, que los niños necesitan nuestro tiempo y atención. Esto es normal para cualquier niño, y si nosotros no entendemos lo imperativo que es esto, en lo profundo de nuestros corazones y mentes, entonces el mensaje que les daremos a nuestros niños es que son una carga. Piense en esto, será imposible para un niño el sentirse como una carga si nosotros nos proponemos primero en nuestros corazones al darnos a nosotros mismos por sus necesidades. Esto es amor genuino y conocemos esto por el ejemplo de Jesús: Él se dio a Sí mismo por nosotros, lo hizo debido a su amor genuino.

En Juan 15:12, Jesús dice: “Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.”

La Importancia del Respeto y la Guía.

Esto nos trae a nuestro siguiente consejo, el cual es la guía. Los niños aprenderán lo que ellos vivan. Si nosotros los irrespetamos, ellos nos irrespetarán a nosotros y a otros. Una forma común en que nosotros como padres irrespetamos a nuestros hijos es al no disciplinarlos cuando nos irrespetan.
Por ejemplo: Yo le digo a mi hijo de cuatro años, Johnny: “Es hora de irse a la cama, date prisa.” Su respuesta es: “NO” y yo me río y digo: “Que lindo.” Yo lo he irrespetado. En otras palabras, yo no me preocupé por su necesidad de una guía. Si nosotros entramos en la casa de alguien y fumamos, después de que han expresado su deseo de que no fumemos en su casa, yo estaría irrespetando las necesidades del dueño de la casa. Si nos reímos cuando nuestros niños nos faltan el respeto (lo que harán a veces) o no los corregimos, irrespetamos las necesidades de ellos. Los niños necesitan guía. Pero, a menos que nuestra guía provenga del amor, terminará como nada más que ordenes: “Yo soy el padre y tú no eres nada, ¡haz lo que te digo!”

Como padres, les debemos a nuestros hijos el guiarlos para llegar a ser niños respetuosos. De otra forma, crecerán sin respeto por todas las autoridades.

El guiarlos toma tiempo y amor – mucho tiempo y mucho amor. Nunca, nunca se rinda.

Si los niños saben sin lugar a dudas que son amados, especiales, e importantes para sus padres, y están aprendiendo a respetar a los demás, están en el camino hacia un futuro sano y feliz. Pero la clave es el ser persistente y darse cuenta que ese pedacito de alegría vino a este mundo con un número de necesidades grandes, que podemos satisfacer si nos damos cuenta de las exigencias de la crianza de los hijos y los amamos en todas las etapas del crecimiento.

El Salmo 127:3 dice: “He aquí herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.”

Elegir
Los padres cristianos enfrentan la difícil tarea de criar a los hijos en un mundo “políticamente correcto.” En el pasado, los niños crecían en una sociedad que definía claramente lo que era correcto y lo que era incorrecto. Los padres eran reconocidos como la figura principal de autoridad en la vida de sus niños. Ahora, a medida que el mundo se ajusta, nuestros niños reaccionan a una inmoralidad sin precedentes, a conceptos en contra de la familia, y en contra de los padres, en las escuelas y en los medios de comunicación.

Los padres muestran una creciente preocupación a medida que sus niños son animados a rechazar reglas estrictas y verdades bíblicas. Siempre que se menciona la aplicación de las leyes de Dios, una lluvia de organizaciones les advierten a los padres que no impongan sus propios valores a sus niños. Pero los padres cristianos entienden la maldad de cambiar la verdad de Dios por una mentira.

La Biblia habla de los “injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males; desobedientes de los padres. . .” (Romanos 1:30). La rebelión y la desobediencia son tan omnipresentes hoy a medida que la autoridad de los padres se desintegra. Hoy, los padres deben decidir quién y qué moldea la vida de sus hijos. Sin duda alguna, Dios todavía considera a los padres responsables por sus hijos – para instruirlos y para disciplinarlos.

Instruir
En el Antiguo Testamento, Moisés le recuerda a los israelitas su responsabilidad para con sus hijos y nietos. “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida. Antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos” (Deuteronomio 4:9-10). A todos nos gustaría creer que nuestros hijos tomarán las decisiones correctas basadas en las lecciones que se les enseñaron. Si nuestro hijo encuentra un billete de un dólar en el patio de juegos, ¿qué haría con él? ¿Qué clase de “vara de medir” aplicará cada niño como punto de referencia para la honestidad? Tal vez ese niño se acordará de cómo su padre regresó el sobre cambio a un cajero.

Cuando instruimos a nuestros hijos, no estamos simplemente presentando una lista de reglas a seguir. Estamos dejando que nuestras “acciones hablen” al entrenarlos de acuerdo a los estándares de Dios. Al vivir una vida recta, los padres les proporcionan a sus hijos el entendimiento de cómo las reglas de Dios gobiernan todas nuestras vidas. Luego, a medida que nuestros hijos maduran, desarrollan el hábito de hacer lo correcto, sirviendo a Dios tomando sus propias decisiones.
Es la meta de cada padre el mirar que sus hijos acepten la responsabilidad por sus decisiones. Si nuestros hijos aprenden de sus errores y aceptan la corrección que Dios manda, entonces estamos en el camino correcto.

Un padre trató de tomar un atajo al explicar la responsabilidad, diciendo: “No es lo que haces, sino el si te atrapan o no. Y si te atrapan. . .¡acepta pagar las consecuencias!” Obviamente, no existe una vía rápida para instruir a nuestros hijos. La instrucción de los padres es un arduo camino que comienza al nacer y continúa por muchos años. Y puede haber incontables veces cuando nuestros hijos tomen decisiones despreocupadas y hasta elijan rechazar la instrucción. Esos son los momentos cuando la disciplina es más necesaria.

Disciplinar
Las teorías acerca de la disciplina “correcta” cambian al cabo de unos pocos años – la Biblia nunca cambia. Si los hijos no obedecen, tienen que recibir corrección. La Biblia enseña que esto debe hacerse utilizando una vara de corrección. La vara de la corrección da sabiduría, más el muchacho consentido avergonzará a su madre.” (Proverbios 29:15).

A menudo los padres se cansan de disciplinar a sus hijos pequeños. A veces, un día típico parece estar compuesto de quejas y regaños. Los padres se preguntarán si han arruinado todas las oportunidades de tener una relación amorosa con sus hijos. Hasta estarán tentados a darse por vencidos de un todo. “Sólo Dios sabe qué hacer con este niño,” se quejan. ¡¡SÍ, DIOS LO SABE!!

Dios elige a cada padre con mucho cuidado. Porque yo lo escogí, para qué mandara a sus hijos y a su casa después de él, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio. . .” (Génesis 18:19). Dios le encomienda a sus hijos para su cuidado específico. Él quiere que conozca esa corrección firme, bondadosa, que enseñará a sus hijos a obedecerle a Él. “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor” (Colosenses 3:20).

La corrección amorosa y consistente ayuda a los hijos a aprender verdades bíblicas como la auto-disciplina. Dios sabía que Abraham criaría hijos temerosos de Dios y lo bendijo. Al aplicar los estándares de Dios, nosotros también podemos recibir las bendiciones de Dios como padres.

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

6 comentarios

  1. comunicacion familiar

    Muy buen articulo, yo tengo 4 niños y siempre me interso mucho aprender a ser madre, ya que como tu dices es una tarea ardua. Hace poco inicie un blog para poder aconsejar a padres con problemas.

    Hay que dedicarles tiempo y mucho amor. En unos de mis articulos analice este punto:

    La tarea que se transforma en agotadora con nuestros hijos, es cuando estamos presentes. Muchas veces los padres y madres prefieren perderse por 8 y 10 horas trabajando fuera, para huir de la responsabilidad y el trabajo agotador que provoca estar en casa. Los niños de padres así son los niño y jóvenes problema de la sociedad, porque se dan cuenta de la actitud de sus padres y se crian sin la guia correcta.
    http://comunicacionfamiliar.wordpress.com/2010/10/14/ser-padres-de-varios-ninos-puede-ser-muy-agotador/

    Debemos de estar, escuchar, guiar, disciplinar y amar
    Bendiciones

  2. DTB HNOS QUERIA PEDIRLE PERMISO PARA PUBLICAR ESTE ARTICULO EN UNA REVISTA ON LINE Y COLOCARE LA FUENTE, ES GRATIS, GRACIAS ESPERARE SU CORREO LA PUBLICACION SALDRA EN DICIEMBRE 2010 SI ES VOLUNTAD DEL SEÑOR,GRACIAS

    • Katiuska, puedes utilizar este articulo en tu revista con 3 condiciones : 1) Publicar la fuente , 2) Enviarnos el Link de la publicación Y 3) Enviarnos un correo por cada articulo solicitando el permiso para su publicación . Bendiciones Miles.

  3. guillermohernandezmarroquin

    gracias al Dios de la Biblia que existen estos devocionales para la edificacion que tanto nececitamos, Jesus le dijo a la samaritana dame de beber.Juan 4,7 , aqui Jesus nos ensena que el evangelio es para todos, sin importar raza,posicion social ni pecados cometidos, Debemos estar preparados para extender su reino entodo tiempo y en cualquier lugar. Jesus cruzaba cualquier barrera para predicar las buenas nuevas y quienes los seguimos, no podemos hacer menos. Gracias y paz a vosotros, de Dios vuestro Padre y del Senor Jesucristo.

  4. Gracias le doy a Dios por cada enseñanza recibida, han sido de mucha bendición para mi familia, sobre todo para la crianza de mis hijas. Dios les bendiga.

  5. exelentes articulos .DIOS los siga bendiciendo

Deja un comentario queremos saber tu opinión