La Gracia de Dios: Lo Que Es Y Lo Que No Es

la gracia de DiosLa Gracia: Lo Que Es Y Lo Que No Es

Introducción:

A.    La gracia es el tema central de la Biblia. Muchos himnos hablan de la gracia (“iOh excelsa gracia del amor, que Dios perdona al pecador!”)

B.     El Sr. H. Thayer (lexicógrafo) la de-fine así: “Los escritores del Nuevo Testamento usan la palabra ‘charis‘ preeminen­temente de aquella bondad por la cual Dios otorga favores aun sobre los no merecedores, y concede a los pecadores el perdón de sus ofensas, y les invita a acep­tar la salvación eterna por medio de Cristo”.

C.    Todos la necesitamos, Rom. 3:23; 6:23.

D.    Todos tenemos acceso o entrada a la gracia de Dios a través de Jesucristo, Rom. 5:2; Efes. 2:18.

I. Lo Que No Es. Este tema ha sido pervertido y tergiversado en forma increíble.

A.   La enseñanza de la Iglesia Católica Romana es que la gracia de Dios se recibe a través de los siete sacramentos, admi­nistrados por los sacerdotes católicos.

B.   La enseñanza de las iglesias evangélicas y otras se basa principalmente en el calvinismo. Muy pocos aceptan todas las doctrinas calvinistas, pero el calvinismo es el común denominador de todas las iglesias humanas; es la fuente, la raíz de todas en alguna forma u otra. Los cinco puntos cardinales del calvinismo son los siguientes:

1.  El pecado original; es decir, que el hombre nace en pecado, totalmente de­pravado e incapacitado espiritualmente para creer en Dios o para amarle (que ni tiene el deseo de creer o amar a Dios), y que está completamente inclinado hacia el mal.

2.  La elección especial; es decir, que Dios ha elegido (predestinado) a algunos

para la salvación y a los demás para la perdición.

3.    La expiación limitada; es decir, que Cristo murió solamente por los elegi­dos.

4.    La gracia irresistible. Que el Es­píritu Santo mueve a los elegidos a bus­carle.

5.    La perseverancia de los santos; es decir, que Dios no deja caer a ningún elegido.

C. La salvación por la gracia sola, sal­vación incondicional. Según esto, todo de-pende de Dios: dicen que Dios hace todo; que el es omnipotente y el hombre es im­potente; que es salvo el hombre por la operación directa del Espíritu Santo sobre el corazón; que el hombre sigue con su “naturaleza corrupta”, pero que Dios le atribuye al creyente la justicia personal de Cristo (tuercen Rom. 4:3-5; 5:18, 19, etc.). Dicen que para ser salvo el hombre debe guardar perfectamente “la ley” (no dicen cuál), y ya que ningún hombre lo hace, Dios ha dado al mundo un perfecto Subs­tituto, a saber, a Cristo quien guardó “la ley” por nosotros; y que la justicia personal de El es contada a los creyentes por justi­cia. Dicen muchos que aun la fe es don de Dios (usan mal Efes. 2:8).

II. Lo Que Es: La Gracia De Dios Es Otorgada Al Hombre A Través Del Evan­gelio.

A.   Somos salvos por el evangelio. Según Efes. 2:8, por gracia sois salvos”; según 1 Cor. 15:1, 2 “por el cual (evangelio) … sois salvos”. Somos salvos pues por la gracia por medio del evangelio.

B.   Estamos firmes en el evangelio. Rom. 5:2 habla de la “gracia en la cual estamos firmes”; 1 Cor. 15:1 habla del “evangelio … en el cual perseveráis” (“estáis firmes”, LBLA; la misma palabra griega (HISTEMI) se emplea en los dos textos). Por lo tanto, si estamos firmes en el evangelio, entonces estamos firmes en la gracia de Dios.

C.   La predicación del evangelio es la administración de la gracia. Según Efes.

3:2 “la administración de la gracia de Dios que me fue dada”; 1 Cor. 9:17 “la comisión me ha sido encomendada”. En los dos textos dice OIKONOMIA, mayordomía, dispensación, comisión, la de predicar el evange­lio.

D.   La gracia enseña. Según Tito 2:11, 12, “la gracia … se ha manifestado para salvación a todos los hombres … enseñán­donos”; según Col. 1:23, “el evangelio … se predica en toda la creación”. La gracia en-seña;enseña el evangelio.

E.   El evangelio de la Gracia. Hech. 20:24; La palabra de su gracia, 20:32.

F.   Por lo tanto, cuando se predica el evangelio, se predica la gracia de Dios. Los que no predican el evangelio puro no predican la gracia de Dios.

Conclusión:

A.   Es tema importantísimo. La “gracia” se refiere todo lo que se ha hecho y se hace de parte de Dios para nosotros: so­bre todo, se refiere a la expiación de nues­tros pecados por el sacrificio de Cristo, Rom. 3:23-26.

B.      La gracia es condicional. El hombre puede y debe aceptar la gracia, obede­ciendo al evangelio de Cristo. La gracia no es incondicional. La salvación no depende enteramente de Dios. Dios provee la sal­vación; el hombre la acepta.

C.   Rom. 11:33, “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría … de Dios!”

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

216 Compartir
Comparte214
WhatsApp
Tweet
+12
Pin
Comparte