¿Cómo Estar Debidamente Aprobado Para La Obra De Dios?

¿Cómo Estar Debidamente Calificado Para La Obra De Dios?

“.ESTÁIS MUY EQUIVOCADOS PORQUE NI CONOCÉIS LAS ESCRITURAS.” (Mateo 22:19 BLP)

¿Sabías que la mayoría de los accidentes de aviones pequeños no se deben a fallos mecánicos sino a errores del piloto? En la mayor parte de los casos el piloto no estaba cualificado para volar por instrumentos, así que dependía de dos cosas que pueden fallar:

1) La vista.

Mientras los pilotos pueden ver carreteras, puentes y puntos de referencia, vuelan con seguridad, pero cuando viene una tormenta o les envuelve la niebla, tienen problemas.

2) Los sentidos.

En términos aeronáuticos, el problema se denomina “vértigo”. Si le vendas los ojos a alguien, lo sientas en una silla giratoria y le das unas cuantas vueltas y luego paras la silla y le preguntas en qué dirección está girando, no te lo podría decir con seguridad.

Tenemos un aparato muy sensible en nuestro cerebro que funciona como un nivel de carpintero. La fuerza centrífuga envía la burbuja a un extremo del nivel. Cuando ya no puede ir más allá, empieza a volver, aunque la persona siga dando vueltas en el mismo sentido. Por eso la persona tiene la sensación de parar y comenzar a girar en el sentido contrario; aunque no es más que una sensación. Si no tuviera los ojos vendados y pudiera ver, no haría caso a esas sensaciones ni tendría ninguna dificultad en saber en qué dirección va. Se necesitan muchas horas de entrenamiento en simulacros de tormentas para desarrollar la habilidad de volar con certeza en la dirección que te indica el panel de control del avión sin hacer caso al vértigo que sientas.

Recuerda lo siguiente: Como hijo de Dios no debes dejarte llevar por la vista ni por los sentidos, sino únicamente por las Escrituras.

“LOS PRECEPTOS DEL SEÑOR SON RECTOS. DAN LUZ A LOS OJOS” (Salmos 19:8 NVI)

Al intentar esquivar una tormenta, muchos pilotos acaban en otra todavía peor. Sin embargo, un piloto cualificado para volar por instrumentos sabe meterse de lleno en ella. Puede estar totalmente inmerso en niebla y aun así mirar al panel de control y volar sin miedo. Pero para poder hacerlo se requieren muchas horas de entrenamiento en simulacros de tormenta. Para él, las complicaciones ya son normales; las ha pasado muchas veces y sabe qué hacer en caso de emergencia. Sabe cómo utilizar la radio y recibir ayuda de las torres de control. Sabe cómo permanecer en las señales de radio que entrecruzan el cielo para su seguridad. La montaña que se vislumbra a lo lejos aparece primero en la pantalla del radar del controlador, de modo que éste puede dirigir el avión y esquivarla. De hecho, si un piloto no está cualificado en vuelos instrumentales, es ilegal que vuele en una tormenta. ¿Por qué? Porque no se ha tomado el tiempo necesario o no se ha preocupado por hacer los deberes y prepararse; los miles de millones que cuesta el equipamiento no le sirven de nada en ese momento.

¿Cómo te preparas para las tormentas de la vida? Invirtiendo tiempo en la Palabra de Dios. Es necesario conocer las Escrituras en profundidad para “cualificarse” en navegar por ellas. Si esperas hasta que aparezcan los problemas para encontrar un pasaje bíblico que te ayude, será demasiado tarde. Un maestro de la Biblia afirma: “Si tu boca alimentare la fe de tu corazón cuando no lo necesites, tu corazón alimentará la fe de tu boca cuando sí lo necesites”.

“LA EXPOSICIÓN DE TUS PALABRAS ALUMBRA; HACE ENTENDER A LOS SENCILLOS” (Salmos 119:130)

Para cualificarte en volar por instrumentos, te acompañará un instructor durante las misiones de entrenamiento. El instructor te pondrá una gorra de visera larga para que lo único que veas sea el panel de control delante de ti, porque cuando haya tormenta eso será lo único que veas. Debes aprender a trabajar dependiendo solo de tu panel de control y de la radio, dar muchas vueltas y ser capaz de hacer descender el avión a pocos metros de la pista de aterrizaje. Y tienes que hacerlo todo sin ni si quiera saber dónde estás, sin que te lo confirmen los sentidos. Esta ceguera simulada, que causaría gran confusión a alguien profano en la materia, se supera pronto con un entrenamiento riguroso. Los vuelos “bajo la visera” se vuelven mera rutina.

¿Qué ocurre cuando los cristianos no preparados se sumergen en la oscuridad debido a las pruebas de la vida? Empiezan a preguntarse qué pasa. Todo iba bien y todo lo que podían ver delante de ellos era el buen tiempo, pero ahora han perdido su sentido de la orientación porque no invirtieron tiempo en la Palabra de Dios. No se les ha enseñado a confiar en Dios sin importar lo que vean o sientan y por eso se desaniman; a veces vuelven a caer en lo mismo y a veces incluso culpan a Dios y son presas de la amargura. Pablo escribe a Timoteo diciéndole que estudie y que se esfuerce por presentarse aprobado ante Dios (aprobado en la prueba), “.como un trabajador que no tiene nada de qué avergonzarse y que enseña correctamente a poner en práctica el mensaje de la verdad” (2 Timoteo 2:15 PDT). Ojo: Son 4 páginas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. Recibir todos Los commentarios – devotional es y cursors cristianos
    Gracias edifican mucho

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

203 Compartir
Comparte195
WhatsApp
Tweet
+17
Pin1
Email