La obra de Dios a la Manera de Dios
¿Cómo Hacer La obra de Dios a la Manera de Dios?

¿Cómo Hacer La Obra de Dios a La Manera de Dios?

«BUENAS OBRAS DIOS PREPARÓ DE ANTEMANO PARA QUE ANDUVIÉRAMOS EN ELLAS» (Efesios 2:10)

Cada vez que te preguntes: ¿Para qué estoy en la tierra?, la respuesta bíblica es «para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas» (Efesios 2:10). Dios te creó para una misión preparada de antemano. Eres un recluta, no un voluntario. Tú no decides tu llamamiento. Y es un error tratar de imitar un llamado que no es el tuyo. ¿Recuerdas el caso de Moisés? Dios lo llamó a libertar a Israel de la esclavitud de Egipto pero intentó hacerlo a su manera. Su acción de matar a un enemigo para salvar la vida de un aliado, le acarreó cuarenta años de fugitivo. Después de esos años en el desierto y de aprender la lección, regresó para hacer la voluntad de Dios a la manera de Dios. Todos nosotros, no sólo los ministros del evangelio, hemos sido llamados a hacer las obras de Dios a la manera de Dios. ¿Pero cómo sé cuál es mi misión? te preguntas:

1) Opera en el ámbito de tus dones espirituales.

Todos hemos recibido dones de Dios, «quien reparte a cada uno según Él lo determina» (1 Corintios 12:11 NVI). Deja que Dios te revele, mediante tus anhelos más profundos y tus destrezas naturales, dónde eres idóneo para servir.

[lightbox full=»https://www.devocionalescristianos.org/wp-content/uploads/2016/03/Como-Hacer-La-Obra-de-Dios-a-La-Manera-de-Dios-3.jpg» title=»¿Cómo Hacer La Obra de Dios a La Manera de Dios?»][/lightbox] ¿Cómo Hacer La Obra de Dios a La Manera de Dios? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

2) Sométete a buenos líderes.

Tu pastor puede guiarte y ayudarte en tu capacitación. Dios «constituyó» «a otros pastores a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio» (ver Efesios 4:11-12 NVI). Todos necesitamos ayuda. Ninguno de nosotros puede llegar por sí mismo donde Dios quiere.

3) Usa tus destrezas y recursos para edificar a tu congregación.

Dios nos impartió los dones y el llamado para «la edificación del cuerpo de Cristo» (Efesios 4:12).

4) Desarrolla el espíritu de servicio.

«Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros» (1 Pedro 4:10). ¿No sabes cuáles son tus dones? Empieza a servir y Dios te los revelará.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí