¿Cómo Mantener La Fe?
¿Cómo Guardar La Fe?

¿Cómo Guardar La Fe Según La Biblia?

“QUE CONTENDÁIS ARDIENTEMENTE POR LA FE” (Judas 3)

Después de dejar a los líderes de la iglesia de Éfeso por última vez, les dijo Pablo: “Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces que no perdonarán al rebaño. Y de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas para arrastrar tras sí discípulos. Por tanto, velad, acordándoos de que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados” (Hechos 20:29-32). ¿Era Pablo alarmista? No, más bien precavido. Años después, dirigiéndose a la misma iglesia de Éfeso, Dios dijo: “Has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, arrepiéntete y haz las primeras obras, pues si no te arrepientes, pronto vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar? El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (ver Apocalipsis 2:1-7).

Fíjate en las palabras “haz las primeras obras”. Debemos constantemente reforzar nuestros fundamentos bíblicos y esforzarnos por pasárselos a nuestros hijos. ¿Cuáles son esas verdades fundamentales sobre las que está fundada la iglesia? La infalibilidad de las Escrituras, el nacimiento virginal, la vida sin pecado, la resurrección en cuerpo y la obra mediadora de Nuestro Señor Jesucristo; nuestra necesidad de ser salvados, bautizados y llenos del Espíritu Santo y de llevar el Evangelio por todo el mundo, anunciando el retorno cercano de Jesucristo, quien vendrá por segunda vez para reinar y gobernar. Ésos son los pilares inamovibles que [han] sido una vez [dados] a los santos (Judas 3). Sabiendo eso, ¡guardemos la fe!

[lightbox full=”https://www.devocionalescristianos.org/wp-content/uploads/2016/03/Como-Guardar-La-Fe-Segun-La-Biblia-3.jpg” title=”¿Cómo Guardar La Fe Según La Biblia?”][/lightbox] ¿Cómo Guardar La Fe Según La Biblia? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

“…QUE CONTENDÁIS ARDIENTEMENTE POR LA FE…” (Judas 3)

La Biblia dice: “Por eso es necesario que prestemos más atención a lo que hemos oído, no sea que perdamos el rumbo” (Hebreos 2:1 NVI). La expresión “perder el rumbo” debería ser una señal de advertencia. Jesús dijo que mientras los segadores dormían, un enemigo sembró cizaña entre el trigo. Cuando se despertaron dijeron: “Un enemigo ha hecho esto” (Mateo 13:28). El cáncer empieza con una célula no detectada e incontrolada, y si no se toman medidas a tiempo, ésta puede llegar a destruir el cuerpo entero. Por eso escribe Judas: “…Que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez [por todas] dada a los santos, porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Dios, el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 3-4). Fíjate en las palabras “la fe que ha sido una vez [por todas] dada a los santos”. Nuestros métodos podrán cambiar pero no nuestro mensaje. Escribe Pablo: “Pues vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina…” (2 Timoteo 4.3). Notemos la progresión descendente en las vidas de Abraham, Isaac y Jacob. Las bendiciones de Abraham le vinieron por una relación personal con Dios. Isaac heredó la bendición de su padre. Pero hasta que no le atacaron los filisteos, no volvió y excavó los pozos que había hecho su padre y edificó un altar al Señor. Por último llegó Jacob, la tercera generación, quien intentó conseguir la bendición de Dios a base de trampas y atajos. Su vida sólo cambió después del encuentro decisivo que tuvo con Dios en Peniel. Allí volvió a asentarse sobre los cimientos establecidos por Abraham e Isaac. Mantengamos la fe y pasemos a nuestros hijos “la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.”