El Concepto De Lo Absurdo En La Teología

ABSURDO

El concepto de lo absurdo fue introducido en la teología, por Soren Kierkegaard. Kierkegaard no creía que hubiese absurdo en Dios. Pero la verdad de Dios viene al existente, es decir al hombre en el espacio, en el tiempo, en la historia y en las condiciones de la existencia; y la verdad de Dios, que es verdad existencial, puede aparecer sólo como absurda al hombre, el existente. Los temas de hecho y de ciencia no son verdades existenciales y por lo tanto la categoría de lo absurdo no se les aplica. La categoría de lo absurdo está reservada para la verdad existencia. Otra palabra para lo absurdo es la paradoja. Cuando la mente confronta una paradoja, la rechaza por parecer absurda a la mente. Pero precisamente así es la característica absurda de la verdad existencial.

El cristianismo tiene un absurdo específico que es la encarnación de Dios en Cristo. Escribe Kierkegaard: “¿Qué es lo absurdo ahora? Lo absurdo es… que la verdad eterna ha venido a ser en el tiempo; que Dios ha venido a ser, ha nacido, ha crecido y demás, precisamente como cualquier otro ser humano individual bastante indistinguible de los otros individuos” (GUP, p. 188). La fe cristiana es, por lo tanto, no una filosofía racional que el hombre percibe en términos de estructuras racionales. Por el contrario, la fe cristiana en su punto central rechaza a la mente porque su tesis central es absurda. Es paradójica. Es aceptada por el salto (q. v.). Reinhold Niebuhr sigue a Kierkegaard en la noción de lo absurdo. Lo absurdo es que en’ Cristo el reino de Dios ha venido, y la soberanía de Dios es inesperadamente revelada en la historia (NDM, 11, 35). Escribe además que “la verdad final acerca de la vida es siempre un absurdo, pero no puede ser un absurdo absoluto. Es un absurdo en tanto que debe trascender el ‘sistema’ de significado que la mente humana construye siempre prematuramente consigo misma como centro. Pero no puede ser un absurdo completo o no alcanzaría ningún crédito” (ibíd., 38n). Aquí debe ser notado que es el sistema fabricado por el hombre, auto-centralizado, que repele la verdad cristiana y lo considera como absurdo. Brunner dice que la afirmación de que el evento decisivo de toda la historia tomó lugar en el Gólgota es “ininteligible, absurdo” al ser racional. ??Porque la cruz y significado… es algo único, nunca repetible, y por lo tanto más allá de todas las analogías humanas; no puede ser jamás entendida a lo largo del argumento intelectual? (RR., p. 166). Tillich y Barth vacilan. Tillich rechaza la noción de lo absurdo y prefiere la de lo paradójico (ST, 11, 90-91). Barth escribe que “la encarnación es inconcebible, pero no es absurda y nunca debe ser explicada como un absurdo” (CD, 112, 160).

Libros Ebooks Cristianos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte