Job 2 - Biblia de nuestro Pueblo

1. Cuarta escena: En el cielo Un día fueron los ángeles y se presentaron al Señor; entre ellos llegó también Satán.

2. El Señor le preguntó: -¿De dónde vienes? Él respondió: -De dar vueltas por la tierra.

3. El Señor le dijo: -¿Te has fijado en mi siervo Job? En la tierra no hay otro como él: es un hombre justo y honrado, religioso y apartado del mal, y tú me has incitado contra él, para que lo aniquilara sin motivo; pero todavía persiste en su honradez.

4. Satán respondió: -Una piel por otra piel; uno da todo lo que tiene por la vida.

5. Ponle la mano encima, hiérelo en la carne y en los huesos, y te apuesto a que te maldice en tu cara.

6. El Señor le dijo: -Haz lo que quieras con él, pero respétale la vida.

7. Quinta escena: En la tierra Y Satán se marchó. E hirió a Job con llagas malignas, desde la planta del pie a la coronilla.

8. Job agarró un pedazo de teja para rascarse con ella, y permaneció sentado en medio de la ceniza.

9. Su mujer le dijo: -¿Todavía persistes en tu honradez? Maldice a Dios y muérete.

10. Él le contestó: -Hablas como una necia. Si aceptamos de Dios los bienes, ¿no vamos a aceptar los males? A pesar de todo, Job no pecó con sus labios.

11. Tres amigos suyos -Elifaz de Temán, Bildad de Suj y Sofar de Naamat-, al enterarse de la desgracia que había sufrido, salieron de su tierra y se reunieron para ir a compartir su pena y consolarlo.

12. Cuando lo vieron a distancia, no lo reconocían y rompieron a llorar; se rasgaron el manto, se echaron polvo sobre la cabeza y hacia el cielo

13. y se quedaron con él, sentados en el suelo, siete días con sus noches, sin decirle una palabra, viendo lo atroz de su sufrimiento.