Marcos 3 - La Biblia del Oso  RV1569

El hombre de la mano seca

1. YOtra vez entró en la Synoga: y auia alli vn hõbre q̃ tenia vna mano ſeca:

2. Y aßechauanlo, ſi en Sabbado lo ſanaria. para accuſarlo.

3. Entonces dixo àl hombre que tenia la mano ſeca, leuantate en medio.

4. Y dizeles, Es licito hazer bien en Sabbados, o hazer mal? ſaluar la perſona, o matarla? Mas ellos callauan.

5. Y mirandolos enderredor con enojo, condoleciendoſe de la ceguedad de ſu coraçon, dize àl hombre, Eſtiende tu mano. Y eſtendió la : y ſu mano fue reſtituyda ſana como la otra.

6. Entonces ſaliendo los Phariſeos, tomaron conſejo con los Herodianos contra el, para matarlo.

La multitud a la orilla del mar

7. Mas Ieſus ſe apartó á la mar con ſus Diſcipulos: y ſiguióle gran multitud de Galilea, y de Iudea.

8. Y de Ieruſalem, y de Idumea, y de la otra parte del Iordan, y delos que moran arredor de Tyro y de Sidon, grande multitud, oyendo quan grandes coſas hazia, vinieron à el.

9. Y dixo à ſus Diſcipulos que la nauezilla le eſtuuieße ſiẽpre apercebida por cauſa de la cõpaña, porq̃ no lo opprimießen.

10. Porque auia ſanado à muchos, de tal manera que cayan ſobreel quantos teniã plagas.

11. Y los eſpiritus immundos, en viendolo, ſe proſtrauan delante deel, y dauan bozes diziendo, Tu eres el Hijo de Dios.

12. Mas el les reñia mucho que no lo manifeſtaßen.

Elección de los doce apóstoles

13. Y ſubió àl monte, y llamó à ſi los que el quiſo, y vinieron à el.

14. Y hizo à los Doze para q̃ eſtuuieſen con el: y para embiarlos à predicar.

15. Y que tuuießen poteſtad de ſanar enfermedades, y de echar fuera demonios.

16. [Primeramente à Simon,] y puſo à Simon nombre Pedro.

17. Y à Iacobo hijo de Zebedeo, y à Ioan hermano de Iacobo. y puſoles nõbre Boanerges, que es, hijos del trueno.

18. Y à Andres, y à Philippe, y a Bartholome, y à Mattheo, y à Thomas, y à Iacobo hijo de Alpheo, y à Thaddeo, y à Simon el Cananeo.

19. Y à Iudas Iſcariota, el que lo entregó: y vinieron à caſa.

La blasfemia contra el Espíritu Santo

20. Y otra vez ſe juntó la compaña de tal manera q̃ ellos ni aun podian comer pã.

21. Y como lo oyeron los ſuyos, vinieron para prenderlo: porque dezian, Eſtá fuera de ſi.

22. Y los Eſcribas que auian venido de Ieruſalem, dezian, que tenia à Beelzebul: y que por el principe de los demonios echaua fuera los demonios.

23. Y llamãdolos, dixoles por parabolas, Como puede Satanas echar fuera à Satanas?

24. Y ſi algun reyno contra ſi miſmo fuere diuiſo, no puede permanecer el tal reyno.

25. Y ſi alguna caſa fuere diuiſa cõtra ſimiſma, no puede permanecer la tal caſa.

26. Y ſi Satanas ſe leuantâre contra ſimiſmo, y fuere diuiſo, no puede permanecer: mas tiene fin.

27. Nadie puede ſaquear las alhajas del valiente entrando en ſu caſa, ſi antes no prẽdiere àl valiẽte: y entõces ſaqueará ſu caſa.

28. De cierto os digo que todos los peccados ſerán perdonados à los hijos de los hombres, y las blaſphemias quales quiera conque blaſphemâren:

29. Mas qualquiera q̃ blaſphemâre cõtra el Eſpiritu Sano, no tiene perdon para ſiẽpre: mas eſtá obligado à eterno juyzio.

30. Porq̃ deziã, Tiene eſpiritu immũdo.

La madre y los hermanos de Jesús

31. Vienẽ pues los hermanos y ſu madre, y eſtando de fuera, embiaron à el llamãdolo.

32. Y la compaña eſtaua aßentada arredor deel, y dixeron le: Heaqui, tu madre y tus hermanos [y tus hermanas] te buſcã fuera.

33. Y el les reſpõdió diziendo, Quien es mi madre y mis hermanos?

34. Y mirando al derredor à ſus Diſcipulos que eſtauan ſentados arredor deel, dixo, Heaqui mi madre y mis hermanos.

35. Porque qualquiera q̃ hiziere la voluntad de Dios, eſte es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.