Marcos 2 - La Biblia del Oso  RV1569

Jesús sana a un paralítico

1. YEntró otra vez en Capernaũ deſpues de algunos dias: y oyóſe que eſtaua en cafa.

2. Y luego ſe juntaron à el muchos, q̃ ya no cabian ni aun à la puerta: y hablauales la Palabra.

3. Entonces vinieron àel vnos trayendo vn paralytico que era traydo de quatro.

4. Y como no podian llegar a el à cauſa de la compaña, deſcubrieron la techumbre donde eſtaua, y horadando abaxan el lecho enque el paralytico eſtaua echado.

5. Y viẽdo leſus la fe de ellos: dize àl paralytico, Hijo, tus peccados te sõ perdonados.

6. Y eſtauan alli ſentados algunos dé los Eſcribas, los quales penſando en ſus coraçones.

7. D ezian , Porque habla eſte blaſphemias? Quien puede perdonar peccados, ſino ſolo Dios?

8. Y conociẽdo luego Ieſus en ſu Eſpiritu que penſauan eſto dentro de ſi, dixoles: Porque pẽſays eſtas coſas en vueſtros coraçones.

9. Qual es mas facil, Dezir àl paralytico, tus peccados te ſon perdonados, o dezirle Leuantate, y toma tu lecho y anda?

10. Pues porque ſepays que el Hijo del hombre tiene poteſtad en la tierra de perdonar los peccados, dize àl paralytico.

11. Ati digo, Leuantate, y toma tu lecho, y vete à tu caſa.

12. Entonces el ſe leuantó luego: y tomãdo ſu lecho ſalióſe delante de todos, demanera q̃ todos ſe eſpantarõ, y glorificarõ à Dios diziendo, Nunca tal auemos viſto.

Llamamiento de Leví

13. Y boluió à ſalir à la mar: y toda la compaña venia à el, y enſeñaualos.

14. Y paßando vido à Leui hijo de Alpheo ſentado àl vanco de los publicos tributos , y dizele, Sigueme. Y leuantãdoſe, ſiguiolo.

15. Y aconteció que eſtando Ieſus à la meſa en caſa deel, muchos publicanos y peccadores eſtauan tambien à la meſa juntamente con Ieſus y con ſus diſcipulos: porque auia muchos, y auian lo ſeguido.

16. Y los Eſcribas y los Phariſeos, viendolo comer con los publicanos, y con los peccadores, dixerõ à ſus diſcipulos , Que es que vueſtro M aeſtro come y beue con los publicanos y con los peccadores?

17. Y oyendolo Ieſus, dizeles, Los ſanos no tienen neceßidad de medico, mas los que tienen mal. No he venido à llamar los juſtos, mas los peccadores à penitẽcia.

La pregunta sobre el ayuno

18. Y los Diſcipulos de Ioan, y los de los Phariſeos ayunauan, y vienen, y dizenle, Porq̃ los diſcipulos de Ioã, y los de los Phariſeos ayunan: y tus Diſcipulos no ayunã?

19. Y Ieſus les dize, Pueden ayunar los que ſon de bodas, quando el Eſpoſo eſtá con ellos? Entretanto que tienen conſigo àl Eſpoſo no pueden ayunar.

20. Mas vendrán dias, quando el Eſpoſo ſerá quitado de ellos: y entõces, en aquellos dias ayunarán.

21. Nadie echa remiendo de paño rezio en veſtido viejo: de otra manera el miſmo remiendo nueuo tira del viejo, y hazeſe peor rotura.

22. Ni nadie echa vino nueuo en odres vie jos: de otra manera el vino nueuo rõpe los odres, y derrámaſe el vino, y los odres ſe pierden: mas el vino nueuo en odres nueuos ſehá de echar.

Los discípulos recogen espigas en el día de reposo

23. Y acõteció q̃ paßando el otra vez por los ſembrados en Sabbado: ſus Diſcipulos andando començaron à arrancar eſpigas.

24. Entõces los Phariſeos le dixeron, Heaqui, porque hazen tus D iſcipulos en Sabbado lo que no es licito?

25. Y el les dixo, Nunca leyeſtes que hizo Dauid quando tuuo neceßidad, y vuo hambre, el y los que eſtauan con el?

26. Como entró en la Caſa de Dios, ſiendo Abiathar Põtifice, y comió los panes de la Propoſicion de los quales no es licito comer ſino à los Sacerdotes, y aun dió à los que eſtauan conſigo?

27. Dixoles tambien, El Sabbado por cauſa del hombre es hecho; no el hombre por cauſa del Sabbado.

28. Anſique el Hijo del hombre Señor es aun del Sabbado.